Menú
Los mejores lugares para ligar y encontrar pareja
Los mejores lugares para ligar y encontrar pareja

¿DÓNDE ENCONTRAR EL AMOR?

Los mejores lugares para ligar y encontrar pareja

Hay lugares recónditos, pero algunos son más idóneos que otros para encontrar pareja y de qué hablar cuando te encuentres ante el posible amor de tu vida.

Si sales solo no contarás con el apoyo de tus amigosSi sales solo no contarás con el apoyo de tus amigos

Ligar no es fácil y encontrar alguien con el que tener una relación duradera mucho menos. Especialmente cuando ya alcanzamos una edad en que todos nuestros amigos están emparejados y nos quedamos sin compañeros para ir de juerga a una discoteca. En este artículo de Bekia vamos a ver una serie de consejos y lugares en que ligar.

La primera de las opciones ya os la mencionamos y es la más socorrida por casi todo el mundo para encontrar el amor: una discoteca o un bar. Son sitios en los que no resulta especialmente difícil ligar, sobre todo si no se va en grupo. La idea de que sean tus amigos los que se acerquen a quien te gusta y te la presentan. Ni tu ni la otra persona se siente intimidada por estar en grupo por lo que puede funcionar, y sin apenas trabajo.

Ligar en un bar estando solo

¿Es siquiera probable ligar en un bar yendo solo? También es posible pero resulta más complicado y requiere un mayor trabajo por tu parte. Probablemente no ocurra de modo tan espontáneo como cuando vas con tus amigos y tampoco puedes usar a uno de ellos como refuerzo para que entretenga a las amigas de ella, o viceversa. Hay que ir con una estrategia planteada.

Céntrate en la persona que te haya gustado para ir a por ella Céntrate en la persona que te haya gustado para ir a por ella

Lo primero que hay que hacer en cuanto se entra en el bar o en la discoteca es decidir con que persona queremos ligar. Puede que nos rechace y vayamos a otra, pero lo que no es nada recomendable es ir rebotando de una a otra. La gente se acaba dando cuenta y acabarás siendo rechazado por todos y acabarás solo en la calle.

Una vez decidido a quien vas a abordar tómate unos minutos para estudiar la situación y pensar qué le vas a decir. Primero comprueba que no está con otra pareja y fíjate en su actitud. Con unos minutos de observación podemos saber cosas que nos ayudarán en la conversación. Y ten en cuenta que esto es lo más importante cuando intentas ligar con alguien, decirle algo lo suficientemente interesante como para que quiera seguir hablando contigo.

Conversaciones posibles

Muéstrate seguro, no vayas pensando en que te van a dar calabazas, porque entonces probablemente lo hagan. Una actitud derrotista no ayuda a encontrar el amor. Tampoco es buena idea improvisar, así que quizás te conviene haber pensado antes qué decirle. Un chiste o una broma es un buen inicio, pero hay que pensar cómo continuar.

La frase de qué hace una chica (o chico) como tú en un lugar como esté está demasiado vista y no va a funcionar -salvo que te encuentres con un fanático de Burning. El resto de comentarios típicos de discoteca o un piropo demasiado directo probablemente tampoco os hagan llegar lejos, como mucho a la calle y sólo.

Pregunta sobre cuál es su cocktail preferido Pregunta sobre cuál es su cocktail preferido

Si le has visto mirar su móvil continuamente pregúntale que por qué está tan pendiente del teléfono e incluso puedes hacer un alegato gracioso en contra de lo conectados que estamos hoy en día. Puede surgir una interesante discusión que tú muy gustosamente, y después de varios minutos, sugerirás continuar en la calle o en otro lugar. porque con la música no hay quien escuche. ¿La persona en que te has fijado está mirando a todas partes y fijándose en todo lo que ocurre a su alrededor?

Haz lo mismo y busca alguien que te dé juego para comentar su indumentaria, su forma de vestir o alguna peculiaridad que dé lugar a gracias sin llegar a ser hiriente. Cuando una persona está sola en la barra de una discoteca es el momento perfecto para intentar ligar con ella. Puede que haya decidido salir sin amigos o que en ese momento todas sus amigas hayan ido al baño. Es tu mejor momento para acercarte con una conversación banal, que puede comenzar preguntándole que te recomiende un cóctel.

El principal reto a la hora de ligar es conseguir salir del bar a la calle con la persona con la que has hablado y continuar la conversación en otro lugar. Si no es así al menos tener su número de teléfono -hoy en día son aún más codiciados los usuarios de las redes sociales- para quedar otro día. A partir de ahí es cosa vuestra decidir si la cosa queda en el ligue de una noche o podéis llegar a tener una relación.

Los amigos de mis amigos

Es la fórmula más clásica de encontrar pareja: pedirles a tus amigos que actúen de casamenteros con otros de sus amigos para que surja el amor. Hay ocasiones en que no hace falta siquiera hacerlo, porque ya se muestran dispuestos a alabarte las bondades de tal o cual persona que creen encajaría contigo a la perfección. Puede que sí, pero puede que no. El hecho de que tengáis amigos en común no significa siquiera que lo vayáis a ser vosotros, mucho menos tener una relación.

Algunos conocen a sus parejas mediante los amigos Algunos conocen a sus parejas mediante los amigos

Aún así es cierto que numerosas personas conocen a su pareja a través de sus amigos o amigas. El índice de aciertos es alto pero aún mayor el de fallos. Lo bueno de que tus amigos te organicen citas es que, habitualmente, no son sólo para dos, sino que se trata de un encuentro en un bar o una cena en su casa donde hay más gente a la que conoces y con la que te sientes cómodo.

Así se consigue eliminar la tensión que genera el tener una cita, aunque ambos sepáis que todos los ojos están puestos en vosotros. También contaréis con una ventaja que os ahorrará trabajo: podéis preguntar a sus amigos sobre sus aficiones, gustos y relaciones pasadas; lo que os permitirá enfocar mejor el primer encuentro. Pero ten en cuenta que esto es recíproco y la otra parte puede haber hecho lo mismo contigo.

Sitios poco habituales en los que ligar

Encontrar pareja es algo que puede hacerse prácticamente en cualquier sitio, aunque los dos mencionados anteriormente son los más habituales. El tercero de los clásicos puede ser el trabajo, un espacio en el que es habitual que se dé alguna relación, que puede quedarse en un simple affaire o ser verdadero amor. Hay otros lugares en que conocer a gente que puede convertirse en tu pareja.

Lo mejor de estos sitios es que, al contrario de lo que puede ocurrir cuando vas a una discoteca, nadie se espera ligar allí, por lo que son más receptivos a una buena conversación. ¿Cuáles son estos sitios? Una tienda de discos, una librería, una tienda de cómics, una biblioteca, una tienda de antigüedades,... Todos estos sitios tienen en común el factor aficionado, incluso fanático, así que por el simple hecho de encontraros allí la otra persona pensará que compartís hobbies. Eso siempre es un punto a vuestro favor. Cuanto más friki sea la afición en cuestión, más fácil lo tendréis.

La actitud marcará la diferencia La actitud marcará la diferencia

Muestra tu mejor actitud

Anteriormente hablamos de lo importante que es no ir con el ánimo bajo a la hora de hablar con alguien que te gusta. Esto forma parte de la actitud con la que te enfrentas a la acción de ligar. No sólo has de pensar en que es posible que te ligues a un pivón a pesar de la mirada de recelo de sus amigas. Sonríe. Una bonita sonrisa es la mejor carta de presentación que podéis hacer y os allanará el trabajo. El contacto visual es importante, pero también tocar a tu interlocutor.

Has de saber cuando hacerlo, el momento adecuado. De ser demasiado precoz puedes ser rechazado sin miramientos. Una buena conversación os abrirá todas las puertas ante una futura relación, pero una conversación es cosa de dos. Habla, pero deja hablar a la otra parte. Escucha lo que te dice y contéstale en el mismo sentido, ha de sentirse escuchado.

Te puede interesar