Menú
Guía para hacer la tijera: trucos y consejos para disfrutar
Guía para hacer la tijera: trucos y consejos para disfrutar

SEXO LÉSBICO

Guía para hacer la tijera: trucos y consejos para disfrutar

Hacer la tijera es el nombre coloquial con el que se conoce al tribadismo, no te pierdas estos 10 consejos para aprender a practicar bien la tijera.

La tijera es, quizás, la práctica sexual lesbiana más conocida, especialmente entre los hombres. Pero no es la única: ni todas las parejas sexuales lesbianas practican la tijera, ni las que lo hacen tienen por qué realizar esta postura siempre. El sexo oral, la masturbación, el uso de juguetes, etc., son muchas de las prácticas que dos o más mujeres pueden llevar a cabo durante el sexo, pero hoy nos centraremos en la tijera y cómo hacerla bien para disfrutar al máximo las dos mujeres implicadas.

En realidad, el nombre original de la tijera es tribadismo, y resulta mucho más atractivo que la metáfora de la tijera. Tribade es la manera clásica de definir a una mujer lesbiana, y el término tribadismo viene del griego, cuyo significado era "frotar". Así, se conoce como tribadismo a la práctica sexual de frotar o mantener contacto directo entre los genitales de dos mujeres. El hecho de que se conozca como hacer la tijera es una clara referencia a que en este tipo de postura sexual implica el cruce de las piernas de las mujeres, emulando así las hojas de dos tijeras.

1 Olvídate de lo que has visto

Generalmente, la tijera es una práctica que se nos presenta generalmente desde la pornografía heterosexual, y no se adapta muy bien a lo que podemos esperar de ella. Es por ello que, de cara a ver en vídeo cómo se realiza el sexo lésbico, tanto la tijera como otras posturas, es buscar productoras de pornografía especializadas para mujeres lesbianas, que no son tan mainstream y fáciles de encontrar, pero que cualquier portal web de lesbianismo os pueden dar la referencia.

El sexo entre lesbianas poco tiene que ver con lo que se muetra en la pornografíaEl sexo entre lesbianas poco tiene que ver con lo que se muetra en la pornografía

2 No sólo consiste en frotar vulva con vulva

Dos mujeres que practican sexo y quieran hacer la tijera pueden frotar su clítoris con el muslo de su pareja, de manera mutua. Es una postura que, por ejemplo, facilita mucho el colocarse echadas frente a frente y besarse, acariciarse o simplemente mirarse. Puede ser el muslo u otra parte del cuerpo.

3 La tijera no es solo una

En el sexo no hay una sola forma de hacer la tijera o tribadismo. Las posturas son infinitas, y no siempre son cómodas. Es por ello que se deben ir probando diferentes posturas, y con diferentes puntos de contacto. Por ejemplo, la clásica postura asociada a la tijera por parte de las personas que no lo conocen, es estar una sentada o echada frente a la otra, con las piernas abiertas y moviéndose mientras sus vulvas están en contacto directo. Pero hay muchas más:

- Las dos sentadas y abrazadas, una encima de la otra.

- Una echada y su pareja sentada encima.

- Las dos echadas mirándose cara a cara

- Una echada de espaldas a su pareja, sentada encima

- Una echada de lado con las piernas abiertas y su pareja sentada entre sus piernas.

La tijera consiste en el roce del clítoris con alguna parte del cuerpoLa tijera consiste en el roce del clítoris con alguna parte del cuerpo

Generalmente, estas posturas se van improvisando a medida que aumenta la excitación, y también al ir encontrando poco a poco posiciones de mayor comodidad y/o placer.

4 La masturbación previa

En el sexo lésbico, como en cualquier otro tipo de relación sexual, no se puede ir directamente a estimular el clítoris, y mucho menos con la tijera. Nos encontraríamos sin lubricación y sin obtener ningún tipo de placer, o incluso la incomodidad típica de estimular el clítoris demasiado pronto. Para realizar el tribadismo, es importante haber alcanzado un estado de excitación importante, para lo cual ya sabemos cuál es el camino: ir poco a poco, cuidando los preliminares, continuando con la masturbación propia o a la pareja, y si ya estamos excitadas, podemos practicar sexo oral previamente (que tampoco se debe realizar al inicio de la relación sexual). Una vez nuestra vagina se encuentre lubricada, el clítoris esté estimulado y tengamos el deseo, podemos disfrutar al máximo de la tijera.

5 ¿Qué es lo que se tiene que tocar, concretamente?

La pregunta es: ¿es solo cuestión de frotar y ya está? ¿Son los labios los que se tocan? ¿Acaso el clítoris? Como sabemos, cada vulva es diferente, y cada persona y lo que más le gusta, también. Id encontrando el punto que más os guste a las dos. Quizá el simple contacto de sus labios te excite, también podéis buscar vuestros clítoris directamente, no hay una sola regla. Recuerda que no es solo cuestión de contacto, sino que la tensión y movimiento de nuestras piernas y pelvis es crucial para alcanzar nuevos niveles de placer. Sólo con la práctica irás descubriendo cómo mejorar tu tijera.

Esta postura también se conoce como tribadismoEsta postura también se conoce como tribadismo

6 La masturbación al mismo tiempo

Ligado a lo anterior, no tengas miedo de masturbarte mientras practicais la tijera. Cada persona sabe cuándo y cómo necesita masturbarse para alcanzar mayor placer, y para muchas mujeres la suma del contacto y la estimulación directa manual es en verdad una multiplicación para llegar al orgasmo.

7 No tengas miedo de preguntar

Preguntar a tu compañera sexual si le gusta cómo lo estás haciendo, qué le gusta a ella, si quiere cambiar de postura, si lo seguís haciendo así, cómo podrías mejorar, etc., no es una señal de inexperiencia: es que cada pareja se complementa de manera diferente. Es, además, una manera de mostrarte amable y abierta hacia ella, preocupándote por el placer de ambas. Hay quien no quiere le pregunten, pero eso es algo que sólo tu pareja sexual te puede decir.

8 Se pueden usar juguetes sexuales

Siempre se dice lo mismo: la penetración no define el sexo, en el lesbianismo no se necesita usar juguetes, no es sexo incompleto, ni ninguna otra idea preconcebida sobre la necesidad de la penetración es cierta. Aun así, hay quienes disfrutan usando un dildo, incluso realizando la tijera ¿por qué no? Para ello existen unos dildos dobles que se pueden introducir en las vaginas de las dos mujeres a la vez que tienen una postura de tijera.

Puede resultar incómodo para algunas mujeresPuede resultar incómodo para algunas mujeres

9 El movimiento

No hay una manera de moverse correctamente practicando la tijera. Generalmente son movimientos para notar el contacto y roce con la vulva, muslo, etc., de tu compañera, pero la amplitud, velocidad y fuerza depende del momento, el nivel de excitación, tus gustos o capacidad física. Es cuestión de ir probando según el momento, tanto en la misma relación sexual, como de una vez para otra, seguro que cambiáis muchas veces la manera de moveros.

10 Como todo en el sexo, la tijera se mejora con la práctica

A medida que vayas practicando la tijera o tribadismo, con la misma pareja o distintas, irás conociendo mejor tu cuerpo y cómo sacarle partido a este tipo de postura lésbica. Quizá no te guste y prefieras practicar otras, pues no pasa nada, como decíamos, no todas las mujeres lesbianas realizan la tijera. Quizá haya posturas que te resulten tediosas, te canses o no tengas la suficiente flexibilidad, pero sí que te gustaría aprender a practicar. Para ello, siempre puedes entrenar tu cuerpo para alcanzar ciertas capacidades físicas, como la citada flexibilidad, mayor fuerza o aguante. ¡Es tu decisión!

Te puede interesar