Menú
Sexo lésbico por primera vez
Sexo lésbico por primera vez
SEXO ENTRE MUJERES

Sexo lésbico por primera vez

Te contamos las claves para que tu primera vez practicando sexo lésbico sea agradable, estés relajada y las dos disfrutéis.

Hacer el amor por primera vez con otra mujer puede ser tu primera experiencia sexual, o puedes haber estado con hombres en el pasado, pero con el tiempo haber descubierto que te gustan las mujeres. Sea una situación u otra, no hay duda de que se trata de algo nuevo, una situación en la que nos sentiremos nerviosas, con dudas, pero que, como siempre decimos en Bekia Pareja sobre las primeras veces que se tienen relaciones sexuales de cualquier tipo, hay que disfrutar por encima de todo. Disfrutar no en el sentido de que hay que hacer el amor como en los libros, una experiencia de 10, y llegando al orgasmo. El sexo es mucho más que eso, y la diversión consiste en pasar un rato agradable y relajado con una persona que te gusta. Poco a poco se irán aprendiendo nuevas fuentes de placer y ganando más confianza.

Beso lésbicoTu primera vez con una mujer tiene que ser una experiencia 10

Aunque las relaciones sexuales entre mujeres lesbianas parezcan "limitadas" porque no hay un pene, es todo lo contrario. Las posibilidades de dar y obtener placer son infinitas, incluso puede haber penetración tanto con ayuda de los dedos, como de juguetes sexuales, aunque eso es algo que gusta a unas mujeres sí y a otras no. Pero tampoco se necesita de ningún "accesorio" para que dos chicas o mujeres lesbianas puedan hacer el amor, así que en esta primera vez puedes prescindir de ellas.

Tu primera vez como lesbiana: relajarse e ir paso a paso

Cuando tenemos relaciones sexuales por primera vez, o si es nuestra primera experiencia homosexual, no debemos dejarnos dominar por los nervios. Por eso, es muy importante dedicar tiempo a los preliminares. Antes de ir directamente a la vagina, debemos poner nuestra atención en el resto del cuerpo y en el lugar donde nace todo el placer: nuestra mente. Los besos, abrazos, caricias, olerse, lamerse, explorarse, etc., son una parte esencial de hacer el amor, para relajarnos y tener más confianza en nosotras mismas. Y, claro está, es básico de cara a la excitación. En el sexo pasamos por varias fases: deseo, excitación, meseta, orgasmo y resolución. El deseo no es suficiente si no alcanzamos la excitación, y por ello necesitamos buscarla mediante estas prácticas previas si queremos disfrutar al máximo.

Ir paso a pasoEs importante hacerlo con confianza e ir paso a paso

Una vez que estemos relajadas y tengamos un nivel de excitación alto, podemos empezar a estimular el clítoris de nuestra compañera. Quizá, previamente necesites masturbarte a ti misma, no tengas vergüenza por ello, porque es algo que se hace en todas las relaciones sexuales. Después, podrá seguir tu compañera, o masajear el clítoris tú a ella, pero la duda es, ¿cómo sé si lo hago bien?

Aprender a estimular sexualmente a otra mujer

Entre mujeres resulta más sencillo aprender a hacer cosas que le gusten a tu compañera, porque tú también las has experimentado. Pero por ello es muy importante conocerte bien a ti misma: tu anatomía, tu vagina, tu vulva, las sensaciones que más te gustan... No a todas las chicas, lesbianas o no, les gustan las mismas prácticas sexuales, pero te será más sencillo explorar si tienes práctica contigo misma. Esto resulta de interés de cara a estimular el clítoris de otra mujer, por ejemplo en varones es más complicado porque cuando lo hacen por primera vez quizá ni siquiera sepan dónde está, y las chicas lo van aprendiendo a medida que exploran su propia sexualidad, o si previamente han leído y aprendido sobre la anatomía femenina.

Sexo lésbicoEn esta primera vez, pon en práctica las cosas que te haces a ti misma para estimularte

Házselo a ella como sabes hacértelo a ti, y no tengas ningún reparo en preguntarle si le gusta, o pedirle directamente que ella te guíe. Al ser la primera vez, podéis centraros en hacer algo sencillo como masturbaros mutuamente masajeando el clítoris. Eso sí, podéis dejaros llevar si hay algo más que os apetezca practicar, y no poner límites, eso ya depende de cómo os sintáis y a qué os atreváis. Podéis realizar penetraciones en la vagina con los dedos, con cuidado si es la primera vez que alguna lo hace, o si queréis con un juguete, pues también. Tanto las manos como los dildos tienen la ventaja de que se puede introducir muy poco a poco, e incluso a una misma, si es que es la primera vez, para que la vagina se vaya adaptando y pierdas el miedo a la penetración. En este sentido, los lubricantes pueden ayudar, y para prevenir las ETS, unos guantes de látex o un condón desenroscado es de gran ayuda.

OrgasmoEs difícil conseguir tener un orgasmo en la primera vez, pero terminará llegando

El orgasmo, no siempre necesario

Al ser la primera vez, no es necesario que intentéis practicar sexo oral, o al menos si alguna de las dos mujeres nunca ha hecho un cunnilingus. Lo importante es perder los nervios, probar, practicar, conocerse mutuamente y disfrutar. El orgasmo tampoco es el objetivo, ni debemos pensar que las lesbianas lo alcanzan más fácil, así que si ves que te cuesta tener un orgasmo, puedes o masturbarte para llegar "como sólo tú sabes", o simplemente dejarlo pasar. Has tenido una experiencia extraordinaria con una chica que te gusta, has probado el sexo por primera vez y has obtenido placer, ¿para qué pedir más? En el futuro ya tendrás un orgasmo, lo importante es que las dos estéis cómodas mutuamente y hayáis disfrutado.

Te puede interesar

Comentarios