Menú
Me he enamorado de un hombre con micropene: ¿es un problema para nuestra relación?
Me he enamorado de un hombre con micropene: ¿es un problema para nuestra relación?
PLACER SEXUAL

Me he enamorado de un hombre con micropene: ¿es un problema para nuestra relación?

Primero debemos determinar si tu pareja tiene micropene, y luego descubrir por qué el sexo no va de penes grandes y penetraciones.

El concepto de micropene lleva años atemorizando a ciertos hombres que no se encuentran seguros con el tamaño de su pene. Se juntan varias ideas que no tienen sentido, pero que la sociedad ha ido alimentando a causa del machismo que la impregna. Primero, se asume que la masculinidad tiene relación el tamaño del pene. Segundo, se asume que hay un modelo de masculinidad único y deseable que si no cumples, eres un fracaso como hombre. Tercero, se cree que el placer sexual depende del tamaño del pene. Cuarto, se cree que el pene es el centro de la sexualidad tanto en hombres como en mujeres. Por último, se cree que el sexo va de penetración.

Se asume que la masculinidad tiene relación con el peneSe asume que la masculinidad tiene relación con el pene

Antes de nada, debemos saber qué es en realidad un micropene. Se llama microfalosomía (también conocido como micropene) a un pene cuya longitud flácido es menor a 2 centímetros, y en erección, menor de los 7 centímetros. Se ha estimado que un 0.115% de los hombres del planeta tierra tienen micropene, es decir, uno de cada 866. ¿Es posible que tu pareja micropene o que sólo sea más pequeño de lo que él desea? Una investigación académica del King's College (Reino Unido) hizo un estudio de la media del tamaño del pene en hombres de diferentes puntos del mundo y determinaron que se encontraba en torno a los 9 centímetros flácido y los 13 centímetros erecto, aproximadamente. Claro que la media no es lo normal, es el resultado de comparar penes de tamaños inferiores con penes de tamaños superiores. Estar por encima o por debajo de la media es una preocupación que no debemos tener, porque cada cuerpo es diferente, y cada pene también.

Con el micropene sí que puedes practicar la penetración

Con un micropene, si es el caso de tu pareja, sí que se puede practicar la penetración y sí que es placentera. Cada persona tiene unas preferencias específicas sobre lo que les gusta más o menos al hacer el amor, y los tipos de penes también, pero hemos de recordar que el fondo de la vagina no es un centro de placer, así que estas preferencias van más orientadas al morbo o la excitación que a la mera experimentación de sensaciones. En el caso de la estimulación anal del hombre en relaciones homosexuales, no necesitamos mucha profundidad tampoco, ni siquiera para estimular la próstata.

Cada persona tiene unas preferencias específicas sobre lo que les gusta más o menosCada persona tiene unas preferencias específicas sobre lo que les gusta más o menos
En el caso de relaciones hombre - mujer, Incluso el pene más pequeño genera placer al mero contacto con la zona genital femenina, especialmente con el clítoris. Como sabemos, o debiéramos de saber, éste no se limita a la parte visible, sino que se extiende por las paredes de la vagina, en la zona más externa de estas, y una penetración poco profunda es suficiente para estimularlo.

Además, a veces nos dejamos llevar por los prejuicios, pero si practicamos relaciones sexuales con penetración con un hombre con micropene, podemos encontrar esta anatomía realmente excitante. Es menos dolorosa y estimula exactamente donde se concentran los puntos de placer.

El pene no es el centro del sexo

Ya tenemos claro que el micropene, en muchos los casos, no impide la penetración. Sin embargo, debemos ir más allá, y esto es algo que todos y todas debemos tener claro: resumir las relaciones sexuales a la penetración es un concepto que se debe dejar atrás, si aún no lo has hecho. Cada vez tenemos más acceso a conocer más información sobre la sexualidad y las prácticas que podemos realizar son muy amplias, diversas e ilimitadas, tanto para parejas heterosexuales, como homosexuales.

La cultura patriarcal influye en nuestra visión del sexoLa cultura patriarcal influye en nuestra visión del sexo

Aprender a practicar nuevas maneras de hacer el amor es muy enriquecedor para las parejas, tanto homosexuales, como heterosexuales. Tenemos una idea preconcebida de "cómo debe ser el sexo", y encima como está muy influenciado por la cultura patriarcal, se pone el centro de lo normal y deseable la penetración. Por eso, salirse de lo esperado y lo que parece socialmente aceptado, cosa que ocurre por nuestro desconocimiento general de la sexualidad, genera frustraciones, relaciones sexuales poco placenteras, disfunciones sexuales, etc. El sexo oral, la masturbación, el cambio de roles, poner mayor atención en las sensaciones en todo el cuerpo y no en los genitales, la estimulación anal (sí, en el hombre heterosexual también), el utilizar juguetes sexuales, etc., son formas de ampliar nuestras relaciones sexuales y hacer que sean más diversas y entretenidas.

La opinión experta es positiva. La sexóloga Elizabeth McGrath comentaba en una entrevista en el medio Daily Dot que tener micropene puede hacer las relaciones sexuales más placenteras. ¿Cómo? Dando la oportunidad de probar nuevas prácticas sexuales que no sean la penetración. Eso sí, recordando que todo lo que hagamos debe hacer sentir bien a los dos miembros de la pareja (o cualquiera que sea el número de personas implicadas en la relación). Evidentemente, no podemos, ni debemos, probar prácticas sexuales que no nos atraigan o nos causen incomodidad. La clave está en abrir la mente, y no hacer las cosas por obligación.

Tener micropene puede hacer las relaciones sexuales más placenterasTener micropene puede hacer las relaciones sexuales más placenteras

La relación de pareja

En conclusión, que tu pareja tenga micropene no implica que vaya a afectar a la relación. Si a ti te parece bien, o te interesa probar el sexo con un tipo de pene con el que no habías experimentado, todo irá genial. Puede que él tenga un problema de autoestima por culpa del micropene, pero el problema no es suyo, sino de nos educamos en una sociedad que limita mucho nuestra libertad y diversidad, entonces quien crea que se sale de la norma, sufre, incluso si a su pareja le gusta su anatomía. Siempre debemos recordar que lo normal es ser diferentes y diversos, y los ideales anatómicos y físicos son cadenas que nos hacen infelices.

Aun así, en el momento en el que no estemos cómodos con nuestra vida sexual en pareja, podemos plantear diferentes caminos, desde buscar ayuda a un sexólogo o sexóloga, de descubrir por nuestra vía cómo encontrar el placer mutuo (a través de leer más sobre sexualidad, pedir consejo, etc.), o plantearse si queremos seguir en la relación. Todas las opciones son correctas.

Te puede interesar

Comentarios