Menú
¿Cuánto tiempo se necesita para superar un divorcio?
¿Cuánto tiempo se necesita para superar un divorcio?

FACTORES DECISIVOS

¿Cuánto tiempo se necesita para superar un divorcio?

Aunque cada persona es un mundo, normalmente el paso del tiempo y una buena actitud son los mejores aliados para superar un divorcio.

Cada persona es un mundo, por ello la respuesta a ¿cuánto tiempo se necesita para superar un divorcio ?, dependerá de cada uno y también de las circunstancias que envuelven a cada tipo de separación, porque tampoco hay dos iguales.

Por suerte el tiempo es nuestro mejor aliado -también la mejor medicina- para hacer borrón y cuenta nueva, y lo que hoy te parece un mundo, y muy difícil de superar, en el futuro puedes mirar hacia atrás, y reírte de este momento que ahora te amarga.

El tiempo suele ser el mejor aliado para hacer borrón y cuenta nuevaEl tiempo suele ser el mejor aliado para hacer borrón y cuenta nueva

Como hemos comentando anteriormente, aunque no hay dos rupturas iguales, siempre influyen determinados aspectos que hacen que un divorcio se pueda superar más rápidamente o con una mayor lentitud. Por eso, a lo largo de este artículo te vamos a mostrar los aspectos que pueden hacer que la forma de superar una separación se aceleren o ralenticen.

Superación

En primer lugar lo que debes hacer es aceptar que tu matrimonio se ha acabado, que tu tiempo con tu pareja ha terminado, y que no va a volver. Puede que este tipo de sentimiento te ocasione tristeza y dolor, es normal, esta primera fase nunca es fácil, y es la que más sufrimiento ocasiona, pero es necesaria para poderse enfrentar a esta nueva vida.

Además de la situación sentimental a la que debes hacer frente, también se encuentran otros muchos aspectos a los que tienes que hacer frente, como por ejemplo la económica, la vivienda y otras otras muchas cosas que tengas en común con tu pareja.

Es importante aprender a aceptar que el matrimonio ha terminadoEs importante aprender a aceptar que el matrimonio ha terminado

La asimilación de esta nueva etapa hará que logremos nuestra estabilidad emocional, quedar atrapado en el dolor y la amargura no te va a servir de nada, es tiempo de hacer balance tanto de lo bueno como de lo malo, permite recordar ambas cosas para que de esta manera puedas salir reforzado y fortalecido de la relación, y de esta manera podrás afrontar la vida con mucha más positividad.

La tristeza

Este sentimiento es inevitable, y no te sientas culpable por sentirte así, es lo más normal del mundo. Además, es un momento en el que recordarás todos los buenos momentos que compartiste con esa persona y acostumbrarse a vivir sin ella puede ser doloroso.

Sentirse triste es inevitableSentirse triste es inevitable

También pensarás en todas las promesas, planes de futuro... y no te sigas sintiendo culpando por ello, pero no te quedes anclada en esta etapa porque es lo peor que te puede pasar; cuanto antes aceptes que todo lo que habíais planeado juntos no se va a cumplir, por doloroso que suene, antes podrás salir de esta fase.

Aceptar tu parte de culpa

Para terminar de aceptar tu ruptura es ver que tú también tuviste tus fallos y que no fue solo tu pareja la que falló, sino que fallasteis juntos y por eso terminó. Echarle las culpas a la otra persona no va a solucionar tu situación actual, solo viendo y aceptando tus fallos podrás continuar adelante.

Este paso te permitirá avanzar y esto le vendrá bien para tu salud emocional, cuando tenemos altas dosis de odio en nuestro cuerpo esto genera estrés, y este estrés no es nada positivo para superar una ruptura. Cuanto antes te liberes de ese odio, mucho mejor.

Solo viendo nuestros propios fallos podremos seguir adelanteSolo viendo nuestros propios fallos podremos seguir adelante

La resignación

Este paso suele ser el más complicado, es el paso por el que te sientes totalmente capacitado para decir adiós a tu pareja e iniciar definitivamente una nueva vida en la que ella no formará parte. Aceptar que una relación se ha terminado, que ha llegado el momento de la separación, nunca es fácil, pero no imposible.

Un divorcio amistoso siempre es de gran ayuda, si durante vuestro matrimonio habéis sido personas comunicativas la separación será fácil, ya que hablando las cosas puede ser mucho más sencillo, un divorcio de esta manera se hará mucho más llevadero, y mucho más fácil de llevar y a asumir el sufrimiento y el dolor.

Dedícate tiempo

Ahora vas a tener más tiempo para ti, y por lo tanto tienes que aprender a quererte más y a mimarte, esto nunca está de más. De este modo aprenderás y conocerás tus perturbaciones e inquietudes. Mantener una actitud positiva va a ser lo más satisfactorio, por el contrario actuar con odio, dolor y rabia hará que te quedes anclado en una situación que puede desencadenar en problemas muy graves para ti. El eterno sufrimiento nunca trae consecuencias positivas.

El divorcio no tiene por qué ser difícil si sois personas comunicativasEl divorcio no tiene por qué ser difícil si sois personas comunicativas

Esto no quiere decir que tener momentos de ira o sufrimiento sea malo, hay que tenerlos porque estos momentos son los que dan lugar a la superación. También es importante que busques un buen confidente, un buen amigo con al que poder contarle todos tus problemas. A veces no es fácil exteriorizar los sentimientos, pero explicar cómo nos sentimos en un momento determinado puede ser de gran ayuda, ya que otras personas te pueden dar un punto de vista diferente al que tú tienes sobre el tema. La ruptura va a ser dolorosa, pero los amigos y la familia son de suma importancia para superar este proceso de la mejor manera posible.

Te puede interesar