Menú
7 muestras visibles de que un matrimonio se va a separar poco después de la boda
7 muestras visibles de que un matrimonio se va a separar poco después de la boda

BODA FALLIDA

7 muestras visibles de que un matrimonio se va a separar poco después de la boda

El divorcio la mayoría de las veces es previsible por una serie de factores que viven y experimentan ambos miembros de la pareja.

"Le doy dos meses". Esa famosa frase que alguno de los invitados suelta en una boda de una película y que resulta ser verdad. Pero, ¿Qué es lo que nos impulsa a decir esa frase? A veces podemos pensar porqué los novios no lo ven pero el resto sí. Hay en muchas ocasiones señales que nos pueden llegar a indicar que un matrimonio se va a separa poco después de casarse, estas son algunas de ellas.

1. Eran demasiado jóvenes

Según la mayoría de los expertos la gran mayoría de las parejas que se separan antes de hacer un año casado son matrimonios jóvenes. En algunas ocasiones son personas a las que les pueden las ganas de casarse y no han sido lo suficientemente pacientes. Sorprende en ocasiones cuando asistimos a una boda en la que los novios tienen por debajo de los 25 años. Hace un tiempo era lo normal sin embargo a día de hoy las parejas cada vez se toman más tiempo para pensar en una decisión como esta ya que es una de las grandes decisiones de tú vida.

La mayoría de parejas se separan antes del año de casadosLa mayoría de parejas se separan antes del año de casados

Ya no solo afecta la juventud sino hasta que punto se conocían o no. A veces un noviazgo no es lo suficientemente largo o lo suficientemente completo para que una pareja llegue a conocerse realmente. A saber como son el uno y el otro tanto en lo bueno como en lo malo. Es importante por ejemplo haber convivido juntos, aunque sea en unas vacaciones, conocer a su familia y amigos, etc.

2. Uno está más enamorado que el otro

Es algo que también se puede observar fácilmente en una pareja y que puede notarlo incluso la misma pareja. Una de las principales causas de ruptura es precisamente que uno está mucho más entregado a la relación que el otro y al final ese otro termina sintiéndose presionado y lo acaban dejando. Puede ocurrir perfectamente en un matrimonio. Es importante que al decidirse por la boda ambos estén totalmente convencidos y que no sea más el interés de uno que de otro ya que sino la separación o el divorcio puede estar cerca.

El amor es vital para que un matrimonio funcione, eso esta claro y no podemos forzar ese amor ni pensar que en algún momento llegará. Hay personas que piensan más racionalmente que pasionalmente y emocionalmente en este tema y es un gran error. Es verdad que es necesario utilizar la razón pero no puede ser tu guía en temas de amor.

No podemos forzar el amorNo podemos forzar el amor

3. Hay roces entre las familias

Puede parecer que una pareja que se quiere puede superarlo todo sin embargo al final la familia es una de las cosas más importantes en la vida de uno. Si ambas familias se llevan mal o a una de las partes no le gusta la pareja puede ser un gran problema ya que intentarán que se produzca esa separación o divorcio. A veces no lo hacen conscientemente pero sí que con ciertos comentarios pueden influir a una de las partes de la pareja. Es importante que en el día de la boda se vea a todo el mundo contento y feliz ya que sino puede ser un mal presagio.

4. Problemas con los amigos

Ocurre lo mismo que con la familia, si no te llevas bien con los amigos de tu pareja es difícil que ese matrimonio salga adelante. No decimos imposible pero sí muy complicado. También los amigos son una gran influencia en una persona y todo aquello que comenten del otro no va a olvidársele fácilmente. Es importante por ejemplo ver como en los discursos, si los hay, unos se nombran a otros y se alegran de que se produzca el enlace. Si no es así podemos pensar que la ruptura está más cerca de lo que parece.

Llevarse mal con la familia y amigos es perjudicial para el matrimonioLlevarse mal con la familia y amigos es perjudicial para el matrimonio

5. Hay problemas de dinero

Las discusiones entre parejas son completamente normales, incluso sería extraño ver a una pareja que no discutan y que todo les vaya genial. Sin embargo las discusiones por el tema del dinero es algo que nos puede llevar a pensar en ruptura. Además es un claro motivo de separación o divorcio. Los matrimonios deben ser generosos entre ellos porque al final tenemos que pensar que van a ser uno solo. Que si además van a tener hijos es imposible dividir equitativamente estos gastos, así como los de una casa mismo son complicados de dividir. Por ello si vemos parejas que se preocupan por el dinero demasiado y que discuten entre ellos es algo inquietante.

6. No pasan tiempo juntos

No solo en su día a día, que también, pero hablamos del día de la boda exactamente. ¿Podéis imaginar una pareja que apenas esté juntos el día de la boda? Es algo difícil de imaginar y es que, ¿Cómo van a estar juntos toda la vida si no lo están el primer día de esa nueva vida? Lo normal es ver a las parejas muy juntas y enamoradas en ese día. Por ello podemos pensar que va a haber divorcio o separación si en el día de la boda se dividen para saludar a los invitados, tras la cena cada uno se va con sus amigos todo el tiempo o no pasan tiempo juntos en el momento del baile.

Que el día de la boda la pareja no este junta ya es síntoma de divorcioQue el día de la boda la pareja no este junta ya es síntoma de divorcio

7. Prestan más atención a la boda que a la pareja

Es uno de los motivos que defienden los organizadores de boda. Es normal estar preocupados por que todo salga perfecto en este día sin embargo hay que tener en cuenta que lo más importante es tu pareja y estar bien con ella el resto de tu vida. Nada es más importante que eso, ni el catering, ni las mesas ni los invitados. Organizar una boda, dentro de todo el trabajo que tiene, debe ser algo con lo que se disfrute, que haga que los novios pasen tiempo juntos y compartan la organización de ese día tan especial. Ninguno de los dos debe poner a la boda por encima del otro y en algunos matrimonios esto se olvida. No será la primera vez que se ha producido una ruptura en el tiempo entre el anuncio de la fecha de la boda y la propia celebración.

Te puede interesar