Menú
Gestación subrogada vs. adopción: aspectos y claves a tener en cuenta
Gestación subrogada vs. adopción: aspectos y claves a tener en cuenta

DIFERENCIAS

Gestación subrogada vs. adopción: aspectos y claves a tener en cuenta

La gestación subrogada y la adopción están a la orden del día, pero no todos conocen su significado. Descubre aquí los aspectos clave de cada uno.

En la actualidad son muchas las parejas y familias que optan por adoptar a un hijo o realizar una maternidad o gestación subrogada. Pero, ¿todos sabemos lo que significan o qué son estos dos términos? Seguramente no, y por ello, podéis leer aquí una serie de informaciones sobre la gestación subrogada y la adopción que implicará que las ideas queden ligeramente más claras.

El hijo adoptivo posee los mismos derechos que uno biológicoEl hijo adoptivo posee los mismos derechos que uno biológico
 

El concepto de adopción o filiación adoptiva se refiere a un método legal por el cual un niño o una niña pasa a formar parte de tu familia creándose un vínculo de parentesco y pasando a considerarse tu hijo en todos los aspectos, a pesar de haber sido concebido por otra pareja u otra madre. En este caso el hijo adoptivo posee los mismos derechos que un hijo biológico.

¿Qué personas pueden adoptar y cuáles son los requisitos?

No todo el mundo puede adoptar, según el artículo 175 del Código Civil, los requisitos necesarios para que una pareja o una persona de manera individual pueda completar una adopción son:

Entre la persona que adopta y el adoptado no puede haber una diferencia de edad superior a 40 añosEntre la persona que adopta y el adoptado no puede haber una diferencia de edad superior a 40 años
 

  • Uno de los miembros de la pareja o la persona que desee adoptar debe tener un mínimo de 25 años de edad y 14 años más que el niño a adoptar: Esto se establece a si con el fin de que el futuro padre o la futura madre posean la madurez suficiente para poder hacerse cargo del niño y poder gestionar y afrontar las responsabilidades que esto supone
  • No puede haber una diferencia de edad superior a 40 años entre la persona o la pareja que va a llevar a cabo la adopción y el mismo niño a adoptar: Este requisito se establece para asegurar el relevo generacional y para garantizar que los padres estén en plenas condiciones para hacerse cargo del niño.
  • Que los padres tengan la motivación suficiente para querer adaptar y a su vez presentar los trámites de adopción en el registro de adopciones.
  • En el caso de tratarse de una pareja, que esta lleva un mínimo de dos años de convivencia junta.
  • Estar en unas condiciones óptimas a nivel psicológico y económico para poder hacerse cargo del niño o de la niña.

Los padres deben estar en condiciones óptimas a nivel psicológico y económico para poder adoptarLos padres deben estar en condiciones óptimas a nivel psicológico y económico para poder adoptar
 

¿Qué personas recurren a este tipo de maternidad?

Hay muchos motivos diferentes por los cuales una persona o una pareja puede optar a realizar este tipo de maternidad y adoptar a uno o varios hijos. Entre ellos podemos encontrar los siguientes:

Las mujeres con problemas médicos o las parejas homosexuales recurren a tipo de maternidadLas mujeres con problemas médicos o las parejas homosexuales recurren a tipo de maternidad
 

¿Qué es la maternidad o la gestación subrogada?

La gestación subrogada, también conocida como gestación por sustitución, maternidad subrogada o incluso 'vientre de alquiler', es una técnica por la cual una mujer tiene un hijo con sus genes en el vientre de otra mujer, aportando tanto ella como su pareja, en el caso de tenerla, sus óvulos y sus espermatozoides. En el caso de no tener pareja se suele recurrir a un banco de esperma.

Este método no es legal realizarlo en todos los países, por ejemplo, en España no está permitido. En nuestro país se considera que el hijo pertenece a la madre que da a luz y no a la que proporciona los genes. Las mujeres que optan por este tipo de maternidad suelen viajar a países como: Canadá, Ucrania, Grecia, Georgia, Rusia o USA; en los que sí esté permitido el embarazo subrogado.

La gestación subrogada no es legal en todos los paísesLa gestación subrogada no es legal en todos los países
 

La complicación que existe en estos casos radica en la hora de regresar a España con el recién nacido, ya que la filiación establecida en el país de nacimiento del niño no suele ser reconocida en nuestro país, por lo tanto, no en todos los casos es considerado como tu hijo.

¿Qué tipos de gestación subrogada existen?

Existen varios tipos de maternidad o gestación subrogada en la actualidad según diferentes aspectos:

Según el método de implantación, es decir, dependiendo de la procedencia de los óvulos, podemos diferenciar dos tipos diferentes: subrogación tradicional o subrogación gestacional:

  • Subrogación tradicional: En este caso los óvulos pertenecen a la madre que ofrece su útero para el embarazo, es decir, la madre que va a gestar al embrión. Por lo tanto la técnica que se usa es la inseminación artificial, ya sea con semen de un donante o con el semen del futuro padre.
  • Subrogación gestacional: En este caso la madre que gesta el embrión tan solo aporta el vientre, el ovulo pertenece a la futura madre y los espermatozoides al futuro padre o a un donante. Para que esto sea posible se fecundará el ovulo mediante fecundación in vitro o inyección intracitoplasmática. Tras esto el embrión que salga resultante será transferido al vientre de la mujer gestante.

Existen la subrogación tradicional o la subrogación gestacional según el método de implantaciónPExisten la subrogación tradicional o la subrogación gestacional según el método de implantación
 

Según el pago a realizar a la madre gestante existen dos tipos de maternidad o gestación subrogada. Estos son conocidos como: Método comercial y método altruista. La diferencia entre ambos se encuentra en:

  • Método comercial: La mujer que ofrece su vientre para la gestación subrogada recibe un pago por llevar a cabo el embarazo a mayores de los gastos que este provoca.
  • Método altruista: La mujer que ofrece su vientre para la gestación subrogada tan solo cubre los gastos provocados por el embarazo, como por ejemplo: citas medicas, alimentación especial, trasporte y estancia en el hospital, posible medicación, etc.

¿Qué personas recurren a este tipo de maternidad?

Hay muchos motivos diferentes por los cuales una persona o una pareja puede optar a realizar este tipo de gestación. Entre ellos podemos encontrar los siguientes:

Las parejas que no pueden tener hijos y quieren que tenga sus genes acuden a esta maternidadLas parejas que no pueden tener hijos y quieren que tenga sus genes acuden a esta maternidad
 

  • Mujeres o parejas que no puedan tener hijos de forma propia por problemas como: ausencia de útero, alteraciones o malformaciones en este, abortos de manera repentina, contraindicación del médico o especialista, etc; y que quieran tener descendencia con sus propios genes.
  • Parejas u hombres homosexuales que quieran tener un hijo con sus genes o que encuentren problemas a la hora de adoptar.
  • También se conocen casos de hombres que de manera individual quieren tener un hijo con sus propios genes o que encuentran problemas a la hora de adoptar, por lo que recurren a una mujer que ofrece su vientre para poder tenerlo.

En este método es necesario que las personas que proporcionan los óvulos o los espermatozoides sean fértiles, ya que en el caso contrario no se podría llevar a cabo.

Te puede interesar