Menú
Tipos de vagina: no todas son iguales
Tipos de vagina: no todas son iguales

CLASES DE VAGINAS

Tipos de vagina: no todas son iguales

Muchas mujeres desconocen que tipo de vagina tienen. En Bekia te ayudamos a descubrir que tipo de vagina tienes.

La anatomía genital de la mujer es más desconocida de lo que debería, aunque en parte se debe a que las diferentes partes y órganos que la componen no son tan fáciles de visualizar como los del hombre. Esto sumado al tabú que siempre ha existido socialmente alrededor del aparato reproductor de la mujer, el sexo y el placer sexual en ella.

Sin embargo, aunque hayamos dejado atrás la "vergüenza", aún nos es difícil diferenciar qué es la vulva, la vaginal, el clítoris y el capuchón del clítoris, unos labios y otros, incluso dónde está la uretra. Pero veremos cómo cada uno tiene su función y razón de ser y cómo, aunque cada vulva o vagina es diferente, todas son igual de bellas e importantes.

Las anatomía genital de la mujer

Podemos encontrar distintas formas de clasificar las diferentes partes que forman los genitales de la mujer, según el nivel de detalle, pero básicamente podemos diferenciar en ella:

Las diferentes partes del aparato reproductor femenino son difíciles de diferenciarLas diferentes partes del aparato reproductor femenino son difíciles de diferenciar

- Vulva: La vulva hace referencia al total de órganos genitales externos que existe en las mujeres. Normalmente hacemos referencia a ello como "vagina", dándole un sentido más general a la vagina, pero la vulva es el concepto general correcto para referirnos a la parte externa de los genitales.

- Vagina: La vagina es el conducto interior que va desde la vulva hasta el útero.

- Monte de Venus: Es la zona más externo, que tiene forma de triángulo invertido. También es conocido como pubis.

- Labios mayores: Son los labios externos que limitan la vulva y se encuentran rodeador, al igual que el Monte de Venus, de vello púbico.

- Labios menores: Se encuentran dentro de los labios mayores, a menudo tienen pliegues, y van desde el capuchón que rodea el clítoris hasta rodear la vagina. Cada mujer tiene un tamaño diferente de los labios menores, y pueden ser asimétricos.

- Clítoris: Se encuentra encima de la vagina, revestido por un capuchón. Es la zona más sensible, tiene muchas terminaciones nerviosas, y se extiende por dentro de la vagina más de lo que podemos ver desde el exterior.

- Uretra: La destacamos porque es una de las grandes incógnitas si no conocemos la anatomía intima femenina. Es el orificio por el que se expulsa la orina, y se encuentra debajo del clítoris, antes de llegar a la vagina.

- Himen: El himen no es visible, es una membrana muy fina que cubre parcialmente el segmento más externo de la vagina. Es un misterio en sí mismo, porque en cada mujer varía su elasticidad y la forma en que se rompe.

Aunque nos centramos en esas estructuras más propias del aparato reproductor de la mujer, también tendríamos el perineo, que va desde la vagina hasta el ano, y el propio ano.

Cada uno tiene sus peculiaridades ninguno es igual a otroCada uno tiene sus peculiaridades ninguno es igual a otro

Las diferentes formas de la vagina

Recordamos que es la vulva la parte externa de los genitales y la que cambia en sus formas. Varían por la forma, el color y el tamaño, aunque en gran medida su clasificación depende, sobre todo, de los labios menores, que varían en su tamaño, pliegues y apertura, y también del clítoris.

Muchos expertos y expertas están de acuerdo en decir que hay tantos tipos de vulvas como mujeres hay en el mundo, aunque se diferencian, en general, 5 tipos. Estos tienen unos nombres un poco "feos", que es expondremos, pero hemos dado con una clasificación alternativa, propuesta por la sexóloga Nayara Malnero, que opta por ponerles nombres más agradables, con el fin de que nos sintamos más cómodas con nosotras mismas.

Los tipos de vulvas que existen, en general, son:

1. Vulva con forma de beso

También se le llama "ojo cerrado", y se caracteriza porque los labios menores son pequeños y son tapados en gran medida por los labios mayores.

2. Vulva con forma de mariposa

En este caso los labios menores son grandes y sobresalen por encima de los mayores. También se caracteriza porque son abiertos, como las alas de una mariposa. No es extraño que uno de los labios sea más grande que el otro.

3. Vulva con forma de abanico

Es similar a la mariposa, pero los labios tienen pliegues. También se llama "bata de cola", porque se compara con los pliegues de una falda. También es normal encontrar asimetría entre los labios. Pueden ser más o menos abiertos.

4. Vulva con forma de cisne

En este caso el clítoris es grande y se ve más expuesto. También se le conoce como forma de "percebe", aunque realmente es una manera muy poco acertada de referirse a una vulva. Pese a llevarse el peor nombre, el clítoris de la vulva de cisne es muy fácil de estimular.

5. Cuando el capuchón del clítoris es más grande

Es la vulva a la que también se le denomina "llama olímpica", otro nombre que parece demasiado sarcástico para referirse a los genitales femeninos. Se trata de una vulva en la que el capuchón que rodea al clítoris es bastante más grande que éste, cubriéndolo más que en los otros tipos de vulvas. No pensemos que esto resta placer, y es que cuando tenemos sexo y se estimula el clítoris, este crece y queda normalmente expuesto.

Seguro que muchas chicas se han visto identificadas con un tipo de vulva, y otras tantas no acaban de encontrarse en un grupo y otro. Eso es porque no hay cinco tipos fijos, sino que cada mujer tiene variaciones que hacen que sus genitales sean únicos. Los labios menores pueden ser más o menos abiertos, con unos pliegues diferentes, y una asimetría distinta. Además, puede variar también el tamaño de lo labios mayores, o la cantidad de grasa que tengamos acumulada bajo el monte de venus.

El tema del aparato reproductor femenino sigue siendo tabú para ciertas personasEl tema del aparato reproductor femenino sigue siendo tabú para ciertas personas

¿Cuál es el tipo de vulva más bonito estéticamente?

Parece que la vulva más emblemática tiene que ser la del beso, cerrada, simétrica y discreta, que queda muy bonita cuando está depilada. O así es como nos las han enseñado desde la pornografía y en todas las situaciones en las que se representa explícitamente el sexo.

Sin embargo, no son así la mayoría de aparatos genitales femeninos, ni hay uno que predomine. Por eso los expertos y expertas en sexología y ginecología insisten en que cada mujer tiene una vagina diferente y ninguna es mejor que otra. Todas se adaptan bien a la hora de tener sexo y en ninguna se ve disminuida la capacidad de sentir placer.

¿Se pueden embellecer los genitales femeninos?

Existen diferentes procedimientos para hacer a las diferentes estructuras de la vulva parecer diferentes. Desde exfoliación del perineo (la parte que se encuentra entre la vagina y el ano) para que sea lisa, hasta reducción de la grasa que se encuentra debajo del monte de venus. Una de las medidas más invasivas para el cuerpo es la cirugía para acortar los labios menores (labioplastia), que tiene como objetivo dotar a la vagina de forma de beso.

En estos procedimientos se abre el mismo debate que con el resto de operaciones estéticas: podemos someternos a ella para cumplir unos estereotipos, o podemos aprender a querer nuestro cuerpo por lo bello que es en su forma natural.

La manera más clásica y sencilla de embellecer la vulva, sin falta de alterar su forma natural, es con la depilación del vello púbico. También existen mascarillas y cremas para aplicar sobre la piel y que luzca más suave o tersa, aunque siempre debemos recordar que se trata de una zona muy delicada y que no todas las mujeres pueden aplicar este tipo de productos.

Te puede interesar