Menú
Celebrar una boda en verano: ¿acierto o error?
Celebrar una boda en verano: ¿acierto o error?

IMPORTANTE DECISIÓN

Celebrar una boda en verano: ¿acierto o error?

Si estás pensando en celebrar tu boda en verano, estos consejos te pueden venir muy bien a la hora de decidirte.

El verano es la estación del año favorita para muchos. Durante los meses de junio, julio y agosto el sol brilla con más intensidad en nuestro país, las temperaturas suben y los días son más largos, por lo que es normal que en el transcurso de este período de tiempo tengamos más ganas de salir y de hacer cosas, puesto que la temperatura y la luz acompañan. Por eso, no es de sorprender que muchas personas escojan esta estación del año para celebrar uno de los días más importantes de su vida, el de su boda. Sin embargo, todas las estaciones tienen sus ventas o desventajas, así que deberás pensar en ellas antes de escoger cuál será la mejor para ti y para tus invitados para llevar a cabo esta celebración única.

A la hora de elegir la etiqueta las altas temperaturas pueden afectarA la hora de elegir la etiqueta las altas temperaturas pueden afectar

Descubre si celebrar en verano sería un acierto o un error para ti según las necesidades que tengáis los novios y los invitados, además de las localizaciones y demás aspectos que deberás tener en cuenta a la hora de preparar una boda, que a veces suele ser un proceso más largo y detallado de lo que quizás podría parecerte a simple vista.

Debes tener en cuenta las altas temperaturas

Lo bueno de celebrar el enlace en verano será que podrás ponerte ropa más fresca, como un vestido sin mangas o vaporoso en el caso de las mujeres y vestidos cortos para las invitadas. No obstante, lo más probable es que los hombres, tanto el novio como los invitados, no tengan tanta libertad a la hora de escoger la vestimenta y tengan que optar por un traje de dos o hasta tres piezas, por lo que si la boda es al aire libre probablemente pasen mucho calor.

Si la boda se celebra durante las últimas horas de la tarde, probablemente las temperaturas bajen un poco, pero del mismo modo podrán sentir mucho calor. Por lo que lo ideal será que este sea el primer aspecto que los novios tengan en cuenta a la hora de querer celebrar su enlace matrimonial en verano. Del mismo modo, el vestido de novia, aunque no tenga mangas, suele llevar un forro y ser de una tela más gruesa que la ropa habitual con tal de que mantenga la forma y la caída, por lo que es muy posible que la novia también pueda llegar a pasar mucho calor, algo que sumado a los nervios y la emoción del evento podría no llegar a ser bueno para los novios.

Ten en cuenta a la hora que celebras tu gran día, puesto que en verano los días son más largosTen en cuenta a la hora que celebras tu gran día, puesto que en verano los días son más largos

Los invitados pueden tener las vacaciones planeadas con mucha antelación

Cuando planeas hacer un viaje largo es normal que compres los billetes con mucha antelación, por lo que deberás comprender que algunos de tus invitados no puedan asistir a la celebración por este mismo motivo. Así pues, si quieres que todo el mundo pueda acudir al enlace matrimonial en verano, lo mejor será que les avises lo antes posible. En el caso de que esto no pueda ser así, deberás comprender que muchos de ellos ya tuviesen las vacaciones u otros compromisos de antemano y que ese podrá ser un motivo por el cual muchos de ellos podrían perderse vuestra celebración.

Los días son más largos

Este aspecto puede ser igualmente muy bueno o malo para ti según la idea que tengas para celebrar tu boda. Si el enlace es por la mañana y después de comer queréis seguir con la fiesta, el verano será la mejor estación del año para vosotros, puesto que el día durará mucho y hasta las nueve y media o las diez de la noche no se empezará a poner el sol. Sin embargo, si no quieres que la celebración se alargue demasiado lo mejor será que quizás la realices a finales de la tarde, aprovechando así que el sol se pone más tarde, para después ir a cenar y continuar la fiesta por la noche, pudiendo cada invitado retirarse cuando lo desee.

Además, al celebrar la boda a finales de la tarde será conveniente para aquellos que puedan pasar calor, ya que las temperaturas bajan y refresca mucho el ambiente, en algunos rincones del país más que en otros, haciendo que sea ligeramente más cómodo lucir las vestimentas de la boda y aprovechando que el verano tiene más horas de luz en comparación con otras estaciones del año, como durante el invierno que los días son más cortos.

Cuenta con un plan b, puede que no cuentes con una tormenta de veranoCuenta con un plan b, puede que no cuentes con una tormenta de verano

Otros aspectos a tener en cuenta para celebrar una boda en verano

El tiempo en verano suele ser muy favorable, aunque no siempre es así. Debes tener en cuenta que quizás el día de tu celebración puede llover o hacer más frío de lo habitual, por lo que no deberías fiarte y deberíais tener siempre un plan alternativo por si a caso. De este modo, si la celebración es al aire libre deberíais disponer también de un espacio para resguardaros de la lluvia o llevar el atuendo adecuado de repuesto en el caso de que se girase frío.

El menú de la boda también debe ser acorde con la estación del año, por lo que las comidas copiosas en las celebraciones nupciales suelen ser más típicas del otoño y el invierno y durante la primavera y, sobre todo, el verano es mejor optar por un menú ligero, con ensaladas, sorbetes y platos que no sean demasiado fuertes, eliminando así caldos o cocidos, que pueden ser demasiado pesados durante los meses de más calor. Lo mismo deberás tener en mente a la hora de escoger la tarta, haciendo que esta sea con sabores cítricos o aquellos que vayan más acorde con la estación del año escogida para celebrar el enlace, haciendo tu boda más creativa y original.

Te puede interesar