Menú
Cómo organizar una boda exprés: rápido y sencillo
Cómo organizar una boda exprés: rápido y sencillo

CUESTIÓN DE MESES

Cómo organizar una boda exprés: rápido y sencillo

No necesariamente una boda ha de preparase con un año de antelación como se cree, todo puede ir mucho más rápido si sigues los siguientes consejos.

Si te has planteado casarte habrás pensado que tienes que dedicar mucho tiempo a organizar el enlace, que tienes que reservar y mirar las cosas con meses de antelación. Es una opción que siguen muchas parejas, pero has de tener en cuenta que no es la única. Si no tienes tanto tiempo, o simplemente no te apetece planificarlo todo con un año de antelación, has de saber que se puede organizar una boda exprés. Y que la celebración puede salir bien.

La organización de la boda depende de múltiples factores y la mayor parte de ellos son decisión tuya y de tu pareja, así que si no quieres complicarte tanto, os apetece casaros rápidamente sin tener que planificar mil y un detalles la idea de la boda exprés seguro que se os pasado por la cabeza. ¿Es posible? Por supuesto que sí, sólo hace falta ser consciente del tiempo que se tiene y qué se puede hacer y qué no.

Montar una boda en uno o dos meses

A la hora de montar un enlace convencional y su celebración el plazo para organizarlo suele ser de un año. Es la estimación que hacen muchas parejas, pero siempre se puede hace mucho más rápido. Quizás no tengas tantas opciones entre las que elegir o tengas que renunciar a determinadas cuestiones pero una boda se puede organizar en mucho menos tiempo, en dos, incluso, un mes.

Decidir el dónde y el cuándo es importante para comprobar disponibilidadesDecidir el dónde y el cuándo es importante para comprobar disponibilidades

A la hora de organizar una boda exprés lo primero es saber cómo queréis que sea vuestra boda, cuándo será y dónde haréis la celebración, si es que la va a haber. Cuando se tiene un plazo de tiempo tan corto es posible que tengáis que ajustaros a las posibilidades que se os presenten. Así que si quizás teníais un día específico en mente puede que tengáis que ser algo flexibles porque estuviera ocupado o porque el sitio en que queríais festejarlo no esté libre en esa fecha. De ahí que una de las primeras cosas a tener en cuenta a la hora de planificar una boda exprés es que os tocará ser flexibles. Puede que incluso salgan posibilidades mejores a las que teníais previsto si no sois tan estrictos y os abrís a nuevas posibilidades.

Lo básico a la hora de poner en marcha una boda exprés es tener un espacio en que tenga lugar la celebración del enlace y del festejo, un catering o restaurante que se encargue de la comida, un fotógrafo que se encargue de documentar el día y una decoración que sea predominante en toda la celebración y acorde con la pareja de novios.

No dudes en buscar ayuda

Puede que tengáis en mente una boda grande, con muchísimos invitados, o una más pequeña, con un pequeño grupo de amigos y familiares y una celebración íntima. A la hora de montar una boda exprés lo cierto es que el número de invitados es lo de menos, porque hay aspectos que hay que trabajar tengas cinco o cincuenta acompañantes. Entre esos muchos detalles a cuidar está la indumentaria, fotógrafo, papeleo, convite... Puede que sean muchas cosas para gestionar por solo dos personas en poco tiempo así que no dudes en pedir ayuda si la necesitas.

Es importante tener ayuda para que no todo recaiga en ti en tu parejaEs importante tener ayuda para que no todo recaiga en ti en tu pareja

La ayuda puede ser profesional, porque cuando se trata de organizar una boda exprés contar con los servicios de una wedding planner son una buena opción. Es la forma en que podrás disfrutar de la celebración de tus sueños pero quitándote mucho del trabajo que conlleva organizarla. Es una perfecta elección cuando ya de por si tú y tu pareja tenéis poco tiempo para poneros a planificar una boda.

Recurrir a un profesional de las bodas es una forma de garantizarte que todo saldrá bien y quitarte el estrés que acompaña a la organización de una celebración como esta. Si no quieres/puedes recurrir a un wedding planner también puedes pedir ayuda a amigos y familiares cercanos. Ten claro que comparten vuestra visión de la boda y que pueden hacerse cargo de detalles tales como recoger cosas o ayudaros a la hora de tomar decisiones o confeccionar pequeños detalles. Tienen que ser personas que os quiten trabajo y estrés, no que lo incrementen.

Economizar el tiempo, también de los invitados

El tiempo es muy importante, así que no puedes perderlo en hacer algo que le habías encargado a alguien. Como tampoco puedes permitirte pensar y repensar las cosas veinte veces. Para poder montar una boda en apenas unas semanas debéis tener las cosas claras desde el principio y decidiros con rapidez. No quiero decir que os impacientéis ni toméis decisiones aceleradas, pero piensa que hay cosas que has de resolver en una tarde, que no puedes estar dos semanas pensando si te gustan más los centros de flores en tonos rosas o violetas.

Debemos avisar cuanto antes a los invitados para que reserven la fechaDebemos avisar cuanto antes a los invitados para que reserven la fecha

Vosotros tendréis poco tiempo para organizar la boda, pero has de tener en cuenta que también los invitados. Así que para evitar bajas no deseadas lo mejor es avisarles cuanto antes de qué día será el enlace. Aunque no puedas entrar en más detalles comunícaselo para que lo apunten en la agenda y puedan planificarse. Teniendo en cuenta lo que acabo de comentar es fácil deducir que una de las primeras cosas que deberéis hacer, después de cerrar la fecha, es elaborar la lista de invitados.

También es importante cerrar en los primeros momentos el presupuesto del que dispondréis. El hecho de tener que organizar una boda exprés no quiere decir que podáis pagar lo que os pidan. Solicitar siempre que sea posible más de un presupuesto, negociar dentro de lo posible y ajustaros siempre a lo pactado, porque en caso contrario la desviación puede ser muy grande.

Y después de todo esto, por si aún no habías caído, ten en cuenta que internet es el gran aliado de la organización de bodas hoy en día. Crea grupos de conversación con las personas que os ayudan, para que estéis todos comunicados, aprovecha ratos que tengas libre para curiosear webs y tiendas varias, sin olvidarte de los foros de bodas. Te darán muchas ideas y encontrarás oportunidades en una horario más allá del comercial.

Te puede interesar