Menú
Ventajas e inconvenientes de contratar un wedding planner para tu boda
Ventajas e inconvenientes de contratar un wedding planner para tu boda

¿LO CONTRATARÍAS?

Ventajas e inconvenientes de contratar un wedding planner para tu boda

¿Tu boda está a la vuelta de la esquina y aún lo tienes todo por hacer? Estas son las ventajas e inconvenientes de contratar un wedding planner para que te ayude con el enlace.

La organización de una boda puede ser algo muy divertido, puede ser un reto o bien ser un auténtico quebradero de cabeza. No siempre es fácil poder materializar lo que uno tiene en mente, no se tiene el tiempo necesario para llevarlo a cabo o ni siquiera se sabe por dónde empezar a la hora de gestionar una celebración como ésta. A veces es necesario que alguien eche una mano a la pareja de novios con todos los planes pendientes y es ahí donde entra una wedding planner.

Se trata de una profesión que se ha empezado a generalizar en los últimos años, aunque en países como Estados Unidos o Inglaterra ya existe desde hace mucho más tiempo. También es cierto que se suele relacionar con personas de un nivel adquisitivo elevado, aunque hoy en día ya no es tal. Son numerosas las parejas que recurren a ella sin pertenecer a la élite.

Una wedding planner puede ser una buena opción si no tienes tiempo para organizar tu bodaUna wedding planner puede ser una buena opción si no tienes tiempo para organizar tu boda

Una wedding planner es una profesional que asesora, guía y ayuda a los novios en todo lo relativo a la organización de su boda. Tiene un conocimiento profundo sobre cómo se celebra un enlace, qué se necesita, a dónde recurrir cuando algo falla... Es una experta en el mundo de las bodas y eso es sinónimo de tranquilidad y garantía para que los planes salgan bien.

Así contado lo de tener una wedding planner para que ayude a organizar una boda suena bien, pero no es algo para todo el mundo. En función de cómo sea la pareja o cómo sea el tipo de boda que quiera montar es más o menos recomendable recurrir a sus servicios. El tema presupuestario también juega un papel clave a la hora de decidirse, porque supone un dinero importante. Así que vamos a ver las ventajas e inconvenientes de contratar a una wedding planner para que te eche una mano con la organización tu boda.

Profesionalidad e ir sobre seguro

La principal ventaja es ir sobre seguro durante todo el proceso. La wedding planner es una profesional del mundo de las bodas, sabe qué hacer, cómo gestionar el tiempo, a qué puertas llamar y está llena de ideas que se adaptan en función de los gustos o la personalidad de los novios. Si no sabes cómo organizar una boda o te entran sudores al pensar en todo lo que tienes que hacer contratarla es buena idea para que materialice tus planes.

Al contratar una wedding planner te aseguras la profesionalidadAl contratar una wedding planner te aseguras la profesionalidad

Sabe cómo montar una boda para que sea única y especial. Cuenta con numerosos recursos para conseguirlo y es su trabajo, por lo tanto tiene tiempo para ello. El tiempo es algo de lo que a veces no van sobrados los novios cuando se ponen a organizar una boda. Ir a pedir presupuesto a distintos restaurantes, mirar varios servicios de fotografía, buscar pastelerías que hagan el pastel de vuestros sueños... Todo eso requiere tiempo, mucho tiempo y no siempre se tiene.

Ella tiene disponibilidad para hacerlo y, lo que es más importante, conoce qué sitios y profesionales se pueden adaptar mejor a vuestras necesidades y os puede hacer una selección, pedir presupuesto y vosotros sólo tendréis que tomar la última decisión. Algo que os llevaría semanas, y más de un dolor de cabeza, ella lo puede resolver de tal manera que vosotros sólo tengáis que elegir.

Asesoramiento personalizado

A la hora de organizar una boda las referencias que tenemos suelen ser las de familiares y amigos que se han casado previamente, pero eso no siempre nos sirve de ayuda a la hora de decantarnos por un servicio de cátering o la música. La wedding planner os puede asesorar teniendo en cuenta vuestros gustos y qué es lo que estáis buscando en particular.

Puede ser de gran ayuda a la hora de buscar ideas y gestionar el dineroPuede ser de gran ayuda a la hora de buscar ideas y gestionar el dinero

Puede descubrirnos a otros profesionales o empresas que de otra manera no sabríais de su existencia y, además, os podrá plantear cosas nuevas. En el caso de querer una boda temática, por ejemplo, puede ser de gran ayuda a la hora de buscar ideas y cómo gestionar el dinero. Lo mismo si os casáis en un sitio del que no tengáis muchas referencias.

El contar con una wedding planner da una seguridad también desde el punto de vista de qué hay que hacer o qué plazos marcar. Al estar habituada a trabajar en bodas de diversos tipos y con diferentes circunstancias puede guiaros a la hora de saber cuándo pedir uno u otro papel o si aún tienes tiempo para empezar a mirar vestidos de novia. Si vais contrarreloj en la organización de la boda ella puede ayudaros a rentabilizar al máximo ese tiempo.

Un sobrecoste añadido a los gastos

Pero no todo apunta a que una wedding planner sea lo que necesitáis si estáis organizando una boda. Por un lado está el tema presupuestario, que es fundamental. Es un servicio que hay que contratar y, por lo tanto, pagar. Normalmente sus tarifas van en función de lo que cueste toda la boda, así que cuanto más cara sea más habrá que pagarle.

Celebrar el enlace conlleva numerosos gastos y la wedding planner sería otro mayorCelebrar el enlace conlleva numerosos gastos y la wedding planner sería otro mayor

Celebrar un enlace conlleva numerosos gastos, así que no siempre se puede sumar uno más como el contratar a la wedding planner y es algo a lo que se puede renunciar fácilmente y de ese modo ahorrarse un dinero. Hasta hace unos años en España apenas existía esta figura y se organizaban miles y miles de bodas al año sin mayor problema.

Contratar a una wedding planner puede ser complicado si la pareja, o alguno de sus miembros, es muy controladora. Dejar que otra persona se encarge de gestionar y seleccionar cosas para su enlace puede ser algo que dé lugar a conflictos, en lugar de facilitar las cosas, que es el fin último por el que se recurre a una de estas profesionales.

Los novios pueden sentir que no controlan la situación o, incluso, que se están dejando influenciar y llevar. Pueden llegar al punto de ver que los planes que tenían inicialmente para la organización de su boda han cambiado radicalmente por la influencia de la wedding planner y que puede acabar suponiéndoos más dinero del previsto.

Conviene sopesar muy bien la contratación de una wedding plannerConviene sopesar muy bien la contratación de una wedding planner

Contratar a una wedding planner es algo que no funciona a todas las parejas. Según tus necesidades, lo que quieres hacer o cuánto dinero estás dispuesto a gastar puede ser, o no, la mejor decisión.

Te puede interesar