Menú
Tipos de lubricantes sexuales que se deben conocer
Tipos de lubricantes sexuales que se deben conocer

DESCÚBRELOS

Tipos de lubricantes sexuales que se deben conocer

Para evitar la sequedad vaginal existen una gran cantidad de lubricantes que se distinguen, sobre todo, entre los realizados a base de agua, a base de aceite y a base de silicona.

Hay mujeres que presentan un descontrol de su pH que se traduce en una sequedad vaginal. Esto les impide disfrutar de las relaciones sexuales al cien por cien dado que la penetración se vuelve más difícil. Precisamente para evitar este problema existen muchos tipos de lubricantes que se convierten en un aliado para el placer de ambos miembros de una pareja.

El lubricante es el mejor aliado del 85% de las parejas homosexualesEl lubricante es el mejor aliado del 85% de las parejas homosexuales

Los lubricantes íntimos se elaboran con componentes que disminuyen la fricción no solo en los genitales, sino también en el ano, durante las relaciones sexuales. De esta forma, están pensados para el sexo vaginal y anal así como para parejas homosexuales. Y es que, según un estudio de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, mientras que el 65% de las mujeres lo utilizan para una mayor comodidad en el sexo, el lubricante es el mejor aliado del 85% de las parejas homosexuales.

Existen lubricantes para todos los gustos y necesidades. Los hay con efecto calor o frío, de sabores, retardantes de la eyaculación, potenciadores del orgasmo... pero en cualquier caso, su uso es muy recomendable dado que el exceso de sequedad durante la penetración aumenta el riesgo de irritación y de infecciones.

La mayoría de los lubricantes no dejan manchas, se limpian con gran facilidad y no huelen ni sabenLa mayoría de los lubricantes no dejan manchas, se limpian con gran facilidad y no huelen ni saben

La mayor parte de los lubricantes no dejan manchas y se limpian con gran facilidad. Además no huelen ni saben a nada, a excepción de los de sabores, que están pensados precisamente para disfrutar de un buen sexo oral. A pesar de existir lubricantes íntimos de muchos tipos, principalmente se pueden distinguir tres: a base de agua, a base de aceite y a base de silicona.

Lubricantes a base de agua

Son aquellos compuestos principalmente por agua y, por lo tanto, su consistencia es más líquida. Son los más recomendados para disminuir la sequedad vaginal y, por lo tanto, para el sexo vaginal, ya sea con o sin preservativo. También son ideales para usarlos con juguetes sexuales de silicona.

Los lubricantes a base de agua son los más recomendados para disminuir la sequedad vaginalLos lubricantes a base de agua son los más recomendados para disminuir la sequedad vaginal

Entre sus ventajas destaca su fácil limpieza, que no dejan ningún tipo de mancha y que son ideales para utilizarlos con preservativos de látex, ya que no lo deterioran. En el otro lado de la balanza, los lubricantes con base acuosa son absorbidos muy rápidamente por la piel, esto hace que debas aplicarlos en varias ocasiones durante las relaciones sexuales . Además, no puedes utilizarlos para hacer el amor en contacto con el agua, ya que desaparecen con facilidad.

Lubricantes a base de aceite

Se fabrican con grasas vegetales como las procedentes del maíz y de la oliva. A pesar de ofrecer una buena lubricación durante tiempos prolongados y de ser idóneos para la masturbación o las relaciones sexuales en el agua sin protección, a día de hoy apenas se utilizan por varios motivos:

  • Dejan muchas manchas en ropa y sábanas.
  • No se pueden usar con preservativos porque deterioran el látex provocando su ruptura.
  • Promueven infecciones en mujeres por el descontrol que producen en la flora vaginal.

Los lubricantes a base de silicona tienen más espesor que los de base acuosaLos lubricantes a base de silicona tienen más espesor que los de base acuosa

Lubricantes a base de silicona

La característica principal de los lubricantes compuestos por silicona es que son de mayor duración. Tienen más espesor que los de base acuosa y, por lo tanto, no necesitan tantas aplicaciones durante el acto sexual. Son perfectos para practicar sexo anal, para las relaciones sexuales en contacto con el agua y sobre todo para la masturbación tanto femenina como masculina.

Son compatibles con los preservativos, pero debes tener en cuenta que la colocación de estos debe ser en seco. Las desventajas que presenta este tipo de lubricante íntimo es que no son recomendados para el sexo oral, su espesor hace que sean mucho más difíciles de limpiar y no se deben utilizar con juguetes sexuales.

Otros lubricantes íntimos

Además de los mencionados, existen otros lubricantes con componentes y usos de lo más variado:

 La crema hidratante o la vaselina no son para nada aconsejables como lubricantesLa crema hidratante o la vaselina no son para nada aconsejables como lubricantes

  1. Estimulantes: Se tratan de geles que entre sus ingredientes contienen sustancias como el mentor o la arginina, que facilitan la estimulación del clítoris.
  2. Con efecto frío o calor: se utilizan para provocar sensaciones de frío o calor en todo el cuerpo, pero no son recomendables como lubricantes vaginales.
  3. Con feromonas: contienen sustancias que potencian el deseo sexual en hombre y mujeres.
  4. Untables: existen tanto en gel como sólidos y los puedes encontrar con sabores y comestibles.
  5. Ecológicos: presentan componentes hipoalergénicos para posibles alergias.
  6. En supositorio: diseñados para hombres que quieren explorar su punto "P".
  7. Retardantes: retrasan la eyaculación en los hombres.

Aspectos a tener en cuenta antes de usarlos

Ante todo, debes evitar los lubricantes caseros. La crema hidratante o la vaselina no son para nada aconsejables como lubricantes íntimos dado que pueden alterar el pH vaginal y provocar irritaciones y picazón.

Los lubricantes íntimos los encontrarás distinguidos tanto por su función como por su saborLos lubricantes íntimos los encontrarás distinguidos tanto por su función como por su sabor

Los lubricantes íntimos se pueden adquirir en cualquier tienda erótica, farmacia y hasta supermercados. Los encontrarás distinguidos tanto por su función como por su sabor, encontrando desde sabores clásicos como la fresa hasta sabores más originales como la crème brulée.

Antes de adquirir cualquiera de ellos, debes saber para qué los quieres utilizar y, ante todo, examinar sus componentes, ya que pueden provocar alguna reacción alérgica o causar efectos no deseados.

En cuanto a su aplicación, basta con tomar una o dos gotas de lubricante y aplicarlo en el momento del acto sexual en la vagina, pene o ano. Puedes juguetear con los dedos durante su aplicación para empezar con la estimulación.

Te puede interesar