Menú
Sexo anal por primera vez
Sexo anal por primera vez

¿DUELE?

Sexo anal por primera vez

En la actualidad muchas parejas disfrutan del sexo anal. En Bekia te traemos algunos consejos para que tu primera vez sea menos dolorosa.

En general, el sexo anal no es lo primero que viene a la mente cuando se piensa en cosas mutuamente placenteras que hacer con una pareja sexual. Pero en la actualidad tanto hombres como mujeres pueden practicar el sexo anal como una parte más de sus relaciones íntimas. El sexo anal puede ser un acto sexual placentero que te encante o que en cambio, lo pruebes y sepas que no quieres hacerlo nunca más.

Sea como sea, si quieres practicar sexo anal deberás saber cómo hacerlo bien para que no te duela (porque no tiene que doler para que sea placentero). Pero si no te gusta el sexo anal o no quieres probarlo, ¡nadie te debe obligar a hacerlo! Mantener o no relaciones sexuales donde el sexo anal sea protagonista deberá ser una decisión tuya y de tu pareja y en ningún momento debes sentirte presionado/a a practicarlo si no es lo que quieres realmente.

No debes sentirte presionado para realizar esta prácticaNo debes sentirte presionado para realizar esta práctica

Es posible que hayas visto películas porno donde parece que el sexo anal es fácil y muy placentero, pero la realidad es diferente. Puede ser placentero y fácil, siempre que se sepa hacer bien, en caso contrario, puede ser muy doloroso e incluso puede causar desgarros dentro del ano que podrían necesitar asistencia médica.

Lo primero que debes saber...

El sexo anal es bastante polarizador. A mucha gente le encanta pero también hay mucha gente ni siquiera tiene la tentación de probarlo. Nadie va a obligarte (ni tiene que hacerlo) a probar el sexo anal, pero hay algunas razones convincentes para probarlo aunque sea por primera vez:

- Puedes disfrutarlo. Hay muchas terminaciones nerviosas alrededor del ano que pueden ser exploradas para tu goce o disfrute. Aunque es cierto que dentro del recto puedes sentir algo de dolor si no se lubrica bien, hay personas que pueden tener orgasmos solo jugando alrededor del ano (tanto hombres como mujeres).

Hay a mucha gente que no le produce placerHay a mucha gente que no le produce placer

- Es como un juego algo travieso. Aunque en la sociedad el sexo anal es un tema bastante tabú, si tienes una buena conexión con tu pareja sexual puedes tener una emoción adicional que te ayude a disfrutar de la experiencia, ¡puede ser realmente interesante!

- Es algo nuevo para explorar con tu pareja. ¿Te aburres un poco con tu rutina habitual sexual? El sexo anal sin duda puede hacer que ampliéis vuestra forma de ver y sentir el sexo.

- Es un juego sexual tanto para personas homosexuales como heterosexuales y pueden cambiar sus roles dentro del sexo.

- No hay peligro de embarazo cuando un hombre eyacula dentro del recto de una mujer.

- Un hombre puede disfrutar del sexo anal tanto con un hombre en caso de las parejas homosexuales, como si una mujer utiliza un cinturón con un pene artificial para poder penetrarle por el ano (o juguete sexual). Las mujeres lesbianas también pueden disfrutar del sexo anal de este modo.

Un sexo anal saludable

Usa preservativo

Al igual que con cualquier otro tipo de juego sexual, tendrás que tomar precauciones para practicar un sexo anal seguro ya que se pueden transmitir enfermedades a través del sexo anal sin protección. Por eso, el uso de preservativo en caso de la introducción del pene en el ano es necesario siempre.

Los tejidos anales son sensibles y susceptibles a bacterias. Tendrás que usar un condón a menos que estés con una pareja con la que mantienes relaciones sexuales habituales y que sabes que no te transmitirá ningún tipo de infección, enfermedad o similar.

Debes mantener la higieneDebes mantener la higiene

El factor de higiene es una de las mayores razones por las que la gente tiende a alejarse del sexo anal. Un montón de hombres (y mujeres) están preocupados por la caca que puede encontrarse dentro del ano. Pero la realidad es que practicando sexo anal el pene puede entrar en contacto con trazas de materia fecal, y esto es casi inevitable... Pero solo serán restos de heces.

Si no quieres que esto suceda puedes vaciar tus intestinos (haciendo de vientre antes de las relaciones sexuales y manteniendo la zona bien limpia). También puedes ducharte después de haber hecho de vientre limpiando bien la zona anal con agua y jabón.

Evita mantener sexo anal si tienes problemas digestivos o si estás estreñido/a. También puedes usar una lavativa antes de mantener sexo anal para limpiar tu recto. Pero si no quieres mancharte el pene de posibles restos de heces o que tu pareja se manche, utilizar siempre preservativo.

Prepara la zona

Es muy importante preparar la zona antes de penetrarla. El sexo anal no tiene que doler y para eso se pueden utilizar lubricantes con un poco de anestésico para evitar el dolor al introducir el pene. Además, también se puede estimular con lubricante para sexo anal, los dedos, e incluso si te gusta la práctica, con el beso negro.

Pero es necesario que antes de introducir el pene o el juguete sexual dentro del ano, éste esté preparado para poder introducir el pene o el juguete. Estar preparado significa que pueda estar un poco dilatado gracias a la estimulación previa. Introducir el pene en el ano sin estimulación además de doloroso puede ser peligroso.

Usa todo el lubricante que necesitesUsa todo el lubricante que necesites

Deja los nervios a un lado

Si nunca antes has sido penetrado/a por el ano, es probable que te sientas más nervioso/a de lo normal. Si estás nervioso/a date el tiempo que necesites para la estimulación anal antes de la penetración y para sentir que te sientes más confiado/a y tranquilo/a ante la práctica sexual que vas a realizar con tu pareja.

Para sentirte preparado/a puedes tener un orgasmo antes para relajar los músculos o excitarte al máximo para que el sexo anal sea muy placentero gracias a la excitación que estás experimentando.

Si te das cuenta que el sexo anal no es para ti como receptor/a porque tienes el recto apretado o te duele demasiado, usa un lubricante de silicona o de base al agua. El lubricante deberá ir directamente sobre el ano y también sobre el pene o juguete sexual. Usa todo el que necesites, no te preocupes porque sea demasiada cantidad, es mejor que sobre a qué te falte y te duela. Y recuerda que si te duele y quieres parar, debes comunicarlo a tu pareja para que deje de penetrarte analmente.

Te puede interesar