Menú
Cómo practicar sexo oral si tienes brackets
Cómo practicar sexo oral si tienes brackets

ALGUNOS CONESJOS

Cómo practicar sexo oral si tienes brackets

Aunque deberás extremar las precauciones, no tienes por qué dejar de lado este tipo de práctica si te acaban de poner una ortodoncia.

Para mucha gente, sobre todo en el caso de los adolescentes, puede suponer un gran problema el hecho de que tengan que ponerse brackets. Las preocupaciones por el resultado final estético o la incomodidad que provoca en la boca durante las primeras semanas de su colocación invaden la mente de los pacientes, que normalmente son muy reacios a la hora de someterse a esta intervención. A parte de todas las inquietudes citadas anteriormente, existe otra muy común que se pasa por la cabeza de la mayoría de las personas que van a ponerse una ortodoncia: y ahora, ¿cómo practico sexo oral?

Los brackets no son un impedimento si se toman las precauciones necesariasLos brackets no son un impedimento para practicar sexo oral si se toman las precauciones necesarias

Es una pregunta bastante frecuente que pocos pacientes se atreven a hacerle a su ortodoncista, por culpa de los tabúes que existen alrededor de las relaciones sexuales y, en concreto, de este tipo de práctica. Lo cierto es que no hay una respuesta clara y concisa que pueda solucionar las dudas de todas las personas, pues cada una tiene una forma diferente de disfrutar con su pareja y los aparatos dentales varían mucho en función de las necesidades del individuo. Sin embargo, resulta obvio que son dos los conceptos que deben reinar a la hora de tener sexo oral si tienes brackets: cuidado y tranquilidad.

Los brackets sólo serán un impedimento para el sexo oral en el caso de los hombres a los que se lo realicenLos brackets solo serán un impedimento en el caso de los hombres a los que se lo realicen

Por otro lado, cabe destacar que existe una clara desigualdad a la hora de hablar de las probabilidades reales de sufrir daños por culpa de la ortodoncia durante el sexo oral en función de si la persona que lo está disfrutando tiene pene o vagina. Si entre tus piernas no tienes un falo, estás de enhorabuena, porque el hecho de que tu pareja tenga o no brackets apenas influirá en la calidad de las relaciones sexuales, y el mayor contratiempo que puede llegar a ocurrir es que se produzca un pequeño roce si el cunnilingus no se hace con cuidado. Sin embargo, las personas con miembro viril corren menos suerte y aquellos que practique una felación con ortodoncia deberán extremar las precauciones.

La excusa perfecta para salir de la rutina

Existen muchos aparatos que incluyen hierros o ganchos en el paladar y los molares, siendo este tipo de aparato el más complicado a la hora de tener sexo oral, porque el riesgo de sufrir arañazos o enganchones es bastante alto y se recomienda no recurrir a esta práctica si no se va a poner toda la atención. En estos casos, la felación debería limitarse a jugar con la lengua y los labios, sin llegar nunca a introducir el pene de forma completa en la boca. Lejos de suponer un inconveniente para tu vida sexual y la de tu pareja, piensa que así podéis imaginar nuevas posturas y experiencias que os hagan salir de la rutina y descubrir nuevos placeres que hasta ahora no se os habían pasado por la cabeza.

El impedimento de los brackets en la felación hará que sea posible abrirse a experimentar nuevas formasEl impedimento de los brackets en la felación hará que sea posible abrirse a experimentar nuevas formas

En cualquier caso, este tipo de elementos punzantes que se incluyen en la ortodoncia suelen retirarse al cabo de los meses, pudiendo así volver más o menos a la normalidad. Una vez que tu aparato solo cubra la parte delantera de los dientes, puedes tirar de un volumen mayor de cera para cubrir las celdas y evitar que salgan heridas cuando ocultes los hierros bajo tus labios para practicar una felación como las de antes de que los brackets llegaran a tu vida. Disfrutar de tus relaciones sexuales siempre está en tus manos y la pérdida del miedo a probar cosas nuevas y a comunicarte con tu pareja jugará un papel fundamental a la hora de que un tratamiento de este tipo no llegue a hacer mella en vuestra pasión.

La importancia de la higiene: tu boca y tu pareja lo agradecerán

Mantener unos brackets limpios no solo le vendrá bien a tu pareja, que disfrutará de las ventajas que conlleva tener un aliento fresco, sino también a tu propia salud bucodental. Si ya de por sí es importante mantener a raya a los gérmenes de tu boca, lo es más todavía cuando un montón de hierros están cubriendo tus dientes. Es bastante frecuente que algunos restos de comida se queden atrapados entre las celdas de la ortodoncia, y por eso se hace necesario lavar la boca con productos específicos para los aparatos, que pueden llegar hasta las zonas donde los cepillos normales no alcanzan.

La higiene siempre es fundamental, pero más aún con los bracketsLa higiene siempre es fundamental, pero más aún con los brackets

Por otra parte, para cerciorarse de que se mantiene un sexo seguro, deberías cambiar el preservativo después de la felación si va a haber penetración, porque los hierros pueden haber producido alguna rozadura o arañazo en la goma que harían que perdiera su efectividad a la hora de proteger de las enfermedades de transmisión sexual o de los embarazos no deseados.

Del mismo modo, se recomienda que no comas alimentos duros o demasiado azucarados antes de practicar sexo oral porque a nadie le gusta que la boca se sienta pegajosa durante una felación o un cunnilingus. Igual de importante es mantener una buena higiene tanto antes como después de llevar a cabo esta práctica, por lo que no debes olvidarte de enjuagar tu boca después para que tu ortodoncia luzca tan brillante y lustrosa como el primer día.

Te puede interesar