Menú
Cómo evitar que te duela la mandíbula después de practicar sexo oral
Cómo evitar que te duela la mandíbula después de practicar sexo oral

DOLENCIAS DE MANDÍBULA

Cómo evitar que te duela la mandíbula después de practicar sexo oral

Lo más importante a la hora de realizar una práctica sexual es sin duda querer hacerlo y no sentirse obligado a ello.

Durante las relaciones sexuales son muchas las prácticas que se pueden realizar, en las que los dos pueden conseguir el placer o bien solamente uno de los participantes. Sea como sea, estas deben realizarse siempre con el consentimiento de las dos personas que están teniendo estas relaciones sexuales y ambos deben sentirse cómodos en todo momento.

Algunas de estas prácticas sexuales son más o menos complicadas que otras, ya que involucran utilizar partes del cuerpo como por ejemplo la boca, la lengua o la mandíbula de una manera distinta a lo que se suele usar normalmente. De esta manera, al realizar una felación, puede conseguir la pareja que consiga el placer a través de una práctica sexual muy conocida en la cual se utilizan las mencionadas partes del cuerpo, es decir, la mandíbula, la boca y la lengua sobre el pene y los testículos del hombre para ayudarle a disfrutar de acto sexual.

El sexo oral es una práctica sexual muy conocidaEl sexo oral es una práctica sexual muy conocida

Sin embargo, realizar la felación para que el hombre consiga llegar al orgasmo puede que no siempre sea del gusto de la persona que la está realizando o bien se haga daño en la mandíbula mientras la está realizando. Puede que en el momento en el que la esté haciendo no sea consciente del daño que le está causando, pero posteriormente le duela la boca y se dé cuenta de que algo no ha estado haciendo bien, puesto que no debería sentir ese dolor en la mandíbula tras la realización de esta práctica sexual.

Descubre cómo evitar que te duela la mandíbula después de practicar sexo oral y disfruta llegando al orgasmo de tus relacione sexuales de manera que siempre te sientas cómodo y a gusto realizándolas junto a la pareja que hayas escogido.

Debes sentirte cómodo realizando la felación

Es probable que el dolor de boca sea causado por la tensión que se produce al realizar el sexo oral si la persona que lo está haciendo no está a gusto del todo. Es decir, que la tensión producida en la mandíbula y en la lengua puede hacer que posteriormente se sienta dolor en esta zona.

Lo más importante es sentirte cómodo haciéndoloLo más importante es sentirte cómodo haciéndolo

Hay personas a las que no les gusta realizar el sexo oral, puesto que les da reparo colocar su boca cerca del pene o de los testículos o, simplemente, porque prefiere realizar otras prácticas sexuales junto a su pareja. Entonces, es muy importante que tenga la confianza suficiente como para decirle que preferiría no hacer el sexo oral y realizar el sexo de una manera diferente.

Cada vez más es más normal hablar de estas cosas en las relaciones, por lo que si la pareja realmente valora a la persona a la que quiere será consciente de que es común que a alguien no le guste realizar el sexo oral, por lo que podrán realizar sus relaciones sexuales de una manera diferente. Esto no significa que a la persona que no le guste el sexo oral tenga reparo con el pene o los testículos de su pareja, sino que simplemente no le gusta realizar esta práctica sexual en concreto, pero quizás otras muchas sí, haciendo que los dos podáis llegar al orgasmo.

Cada vez es más normal hablar abiertamente de estas cosas en parejaCada vez es más normal hablar abiertamente de estas cosas en pareja

Si te duele la mandíbula, intenta hacerlo de una manera distinta

No existe una fórmula exacta o una técnica concreta a la hora de tener sexo. Por eso, cada pareja debe adaptarse a los gustos de la persona con la que están teniendo las relaciones sexuales con tal de que ambos consigan el placer que desean. Cada relación es distinta, por lo que si crees que la manera según la cual te está causando el dolor de boca durante el sexo oral, lo mejor será que lo realices de un modo distinto.

Así pues, esto no significa que no puedas hacerle una felación a tu pareja si lo deseas, sino que de nuevo será importante que tengáis la confianza suficiente como para que puedas contarle lo que te sucede y que ambos podáis ver qué es lo que estás haciendo durante el sexo oral que hace que te duela la boca y así encontrar la manera de que puedas utilizar la boca y la lengua en los genitales de tu pareja, es decir el pene y los testículos, sintiéndote cómodo o cómoda y haciendo que el sexo sea para ambos una experiencia placentera ayudándole a llegar al orgasmo.

Te puede interesar