Menú
Eyaculación precoz, ayúdale a durar más en la cama
Eyaculación precoz, ayúdale a durar más en la cama
MENOS PUEDE SER MÁS

Eyaculación precoz, ayúdale a durar más en la cama

La eyaculación precoz tiene una gran componente mental y tú puedes hacer frente a las preocuocupaciones de tu pareja para mejorar vuestra vida sexual.

Pareja haciendo el amor Disfrutad del sexo con calma y sin que las preocupaciones os dominen

La eyaculación precoz es un problema principalmente mental que provoca que el hombre llegue al orgasmo antes de lo que desearía. Aunque existen distintas teorías sobre cuándo se considera que un hombre ha eyaculado prematuramente, se puede decir que padece este problema si sucede en más de la mitad de sus relaciones sexuales y alcanza el clímax pocos segundos después de iniciarse la penetración o incluso antes de producirse.

Existen soluciones químicas para aumentar el rendimiento de tu pareja en la cama, pero al tratarse de un problema mental lo más conveniente es analizar vuestra actitud y cambiar vuestros hábitos para hacer frente a la situación.

El primer paso es hablar del problema, asumirlo y no convertirlo en una barrera
Que la eyaculación precoz sea un problema del hombre no implica que la mujer sea ajena a la solución. Si tu pareja padece este trastorno, su preocupación por no satisfacerte en la cama hará que la situación se agrave aún más, llegando a dificultar la erección. Por ello, el primer paso es hablar del problema, asumirlo y no convertirlo en una barrera. Tu apoyo mejorará su confianza y reducirá la presión que él mismo se impone.

Contra la eyaculación precoz sexo sin prisas

Ambos debéis concebir las relaciones sexuales como un acto especial, que debe hacerse sin prisas y disfrutando cada uno de los pasos. No es recomendable el sexo rápido y con riesgo de ser vistos, debéis optar por un lugar donde ambos os sintáis cómodos y podáis tomaros el tiempo necesario.

La respiración es una de las claves para controlar el ritmo del cuerpo
La relajación es la clave a la hora de hacer frente a la eyaculación, por lo que tu pareja debe controlar su excitación en la medida de lo posible. Supone un proceso que no cambiará de la noche a la mañana y llevará algún tiempo que notéis resultados destacables. La respiración es una de las claves para controlar el ritmo del cuerpo, por lo que tu chico debe controlarla y no dejar que siga a su creciente excitación. Cuando notéis que se os entrecorta el aliento bajar el ritmo, acariciáos y esperad para volver a los preliminares.

Otro truco para que la penetración dure más es que él haya eyaculado antes. No penséis que el orgasmo sólo debe alcanzarse con el acto sexual, y haz que tu chico alcance el clímex mediante preliminares, después estaréis listos para empezar el proceso de nuevo y él notará cómo su cuerpo reacciona con más tranquilidad.

Tiempo, relajación y confianza son las claves para que tu pareja y tú disfrutéis completamente vuestras relaciones sexuales. Sin olvidaros que la penetración no es la única manera de gozar, y que tu chico puede darte el máximo placer de muchas otras maneras.

Te puede interesar