Menú
¿Qué posturas sexuales prefieren las mujeres?
¿Qué posturas sexuales prefieren las mujeres?

DESCÚBRELO

¿Qué posturas sexuales prefieren las mujeres?

Esas son las posturas con las que las mujeres más disfrutan, haciendo que lleguen más fácilmente al orgasmo.

El sexo, uno de los grandes placeres de la vida, requiere de cambios e innovaciones para que una pareja no caiga en la monotonía. Nunca sabrás con qué postura puedes gozar más y alcanzar un orgasmo más profundo si no pruebas todas las que hay, aunque en el sexo como en la comida entran en juego los gustos y sobre estos no hay nada escrito.

Hay posturas sexuales que vuelven locos a los hombres, sobre todo todas aquellas en las que sienten que tienen el control y en las que disfrutan visualmente del cuerpo y los movimientos de la mujer. Pero, ¿qué pasa con ellas? Aunque las mujeres son más diferentes en cuanto a gustos en el sexo, todas suelen coincidir en qué posiciones sexuales son las que les hacen disfrutar más y llegar fácilmente al orgasmo.

Hombres y mujeres tienen gustos muy diferentes respecto al sexoHombres y mujeres tienen gustos muy diferentes respecto al sexo

Sin embargo, según una encuesta realizada a más de 2.000 personas de Europa y Estados Unidos sobre sus posturas sexuales favoritas, ambos sexos están de acuerdo en cuál es la mejor: la postura del perrito. Esta postura del Kama Sutra tan clásica es la única que consiguió el consenso entre los dos géneros. Pero a parte de esta, hombres y mujeres presentan gustos muy diferentes en el sexo. Así, las diez posturas sexuales preferidas por las mujeres son las siguientes.

1 El perrito

Como se ha indicado, el clásico en el que la mujer se coloca de rodillas dando la espalda al hombre y este la penetra por detrás, es la gran preferida por las mujeres y también una de las preferidas por los hombres.

Hombres y mujeres coinciden en que la mejor postura sexual es el perritoHombres y mujeres coinciden en que la mejor postura sexual es el perrito

2 El misionero

En segundo lugar se sitúa otro clásico del Kama Sutra, la postura del misionero. En esta posición la mujer se recuesta boca arriba en la cama y el hombre se tumba sobre ella sin dejar caer su peso. El hecho de que queden cara a cara permite que la pareja se mire durante el acto sexual y esto crea una mayor confianza y conexión emocional. Además, esta posición permite que la pareja pueda besarse.

3 La vaquera

Esta es una de las posturas sexuales preferidas de las mujeres puesto que son ellas las que mandan. El hombre se tumba boca arriba y la mujer se sienta sobre él. En esta postura es ella la que se mueve y tiene el control, mientras que el hombre se deleita mirando su cuerpo y sus movimientos durante el acto sexual. Además, en esta posición como en la anterior, se crea esa conexión mágica que permite el cruce de miradas en la pareja.

El sometido es una variante de la postura sexual del perritoEl sometido es una variante de la postura sexual del perrito

Una variante de la vaquera es la postura sexual del sometido. En esta, mientras el hombre permanece tumbado boca arriba, la mujer se sienta sobre él dándole la espalda. Es una de las favoritas por los hombres porque en ella disfrutan de las vistas que tienen, pero también es una de las preferidas entre las mujeres dado que se alcanza una penetración profunda y sienten que tienen el poder de volver loco a su pareja.

4 La profunda

La profunda, patas al hombro, o como prefiera llamarse, es una postura que permite una penetración total y, por tanto, una mayor estimulación del punto G. Para conseguir esto, la mujer debe acostarse boca arriba y elevar las piernas. El hombre, de rodillas frente a ella, debe colocar las piernas de la mujer sobre sus hombros y, entonces, empezar con los movimientos. Esta posición es también una de las preferidas por los hombres, y es que aquí disfrutan todos.

La postura sexual la profunda permite una mayor estimulación del punto GLa postura sexual la profunda permite una mayor estimulación del punto G

5 La cucharita

La cucharita, también conocida como la postura sexual del molde, consiste en que los dos deben tumbarse en posición fetal, la mujer delante del hombre. Entonces, ella debe mantener las piernas cerradas para poder sentir mejor el roce del pene y, mientas, él debe moverse de forma suave y con ritmo, llevando a cabo una penetración lenta y profunda. Además, esta postura sexual permite que el hombre pueda estimular el clítoris y masajear los senos de ella, lo cual excitará aún más a la mujer.

6 El deleite

En esta posición, ella deberá sentarse en una silla o en el borde de la cama mientras que el hombre tendrá que colocarse frente a ella, de manera que su miembro quede a la altura de la vagina. Ella podrá envolver a su pareja con las piernas y disfrutar mientras el hombre marca el ritmo. El deleite permite además que la pareja pueda besarse, ya que están cara a cara, o que el hombre juegue con los senos de la mujer.

En la postura de la cucharita el hombre debe moverse de forma suave y con ritmoEn la postura de la cucharita el hombre debe moverse de forma suave y con ritmo

7 El tornillo

El tornillo es una posición que se sale de lo tradicional y con la que la mujer disfrutará al máximo. Ella deberá acostarse en posición fetal en el borde de la cama, lo cual hará que el clítoris permanezca atrapado entre los labios vaginales y que quede accesible al hombre para que, mientras este la penetra, pueda tocarlo y estimularlo. Él se situara de rodillas, colocando su miembro a la altura de la vagina y entonces podrá penetrarla mientras que le acaricia los senos o estimula su clítoris. Con esa postura sexual la mujer no tendrá ningún problema en alcanzar el orgasmo.

8 El trapecio

Es una posición muy fácil en la que el hombre deberá sentarse en la cama con las piernas abiertas y la mujer, con el pene ya en su interior, deberá sentarse encima de sus muslos y echarse hacia atrás hasta quedar completamente tumbada. En esta postura es el hombre el que manda y permitirá una penetración profunda que llevará a la mujer al máximo disfrute.

9 La butaca

Para las mujeres que adoren la estimulación del clítoris durante la penetración esta es su postura. El hombre debe sentarse en la cama y la mujer deberá sentarse encima de él colocando las piernas sobre sus hombros. El pene entrará perfectamente en la vagina y el hombre podrá juguetear con el clítoris y los senos de la mujer, además de poder besarla.

La sorpresa es una postura donde ambos experimentarán un placer indescriptibleLLa sorpresa es una postura donde ambos experimentarán un placer indescriptible

Una variante de esta es la postura de la fusión, en la que el hombre deberá sentarse en la cama o en el suelo e inclinarse hacia detrás. La mujer, sentada sobre él, deberá mantener las piernas estiradas o flexionadas e inclinarse también hacia atrás con las manos apoyadas como su pareja.

10 La sorpresa

La sorpresa es una posición para los más salvajes y atrevidos. La pareja deberá colocarse de pie, el hombre detrás de la mujer y, entonces, él deberá penetrar a su pareja desde atrás y agarrar su cintura mientras ella se inclina hacia delante. El placer que ambos experimentarán es indescriptible.

Te puede interesar