Menú
La masturbación femenina: Un tabú a eliminar
La masturbación femenina: Un tabú a eliminar

AUTOCOMPLACERSE

La masturbación femenina: Un tabú a eliminar

La masturbación femenina está rodeada de mitos que provocan que tengan una gran influencia en las mujeres y no puedan liberar sus tensiones. Olvídate y relájate.

La masturbación en la mujer siempre ha sido un tema tabú en la sociedad. La vergüenza o el miedo a que otros sepan que desarrollas esa práctica tan natural en el ser humano siempre ha provocado que muchas mujeres oculten que lo llevan a cabo incluso se avergüencen o se sientan culpables simplemente por disfrutar mientras se masturban. Algo totalmente fuera de lo normal, teniendo en cuenta que es algo normal con lo que disfrutar con una misma.

Aquí se tratará el tema de la masturbación en la mujer, contando algunos mitos y algunas realidades en torno a ella y, por supuesto, eliminando en la medida de lo posible los miedos y las vergüenzas en todas las mujeres que lo llevan a cabo y eliminando también ese concepto de tabú con el que ahora mismo cuenta. A medida que ha ido pasando el tiempo se ha convertido en algo más aceptado, pero todavía hay ciertos tabúes que no se superan.

Contextualizando la masturbación femenina

El tema de la masturbación femenina como la forma en que una mujer pueda darse placer a sí misma mediante prácticas con las manos y los dedos sobre el clítoris ha estado lleno de mitos y problemas que han afectado seriamente a la figura de la mujer en relación a su vida sexual. Al principio de los tiempos se decía que todas aquellas mujeres que se dieran placer a sí mismas tendrían consecuencias desastrosas:

La masturbación femenina ha sido un tabú durante mucho tiempoLa masturbación femenina ha sido un tabú durante mucho tiempo
  • En tiempos pasados se llegaba a decir que podían salir pelos en las manos
  • También se decía no se disfrutaría nunca más con la pareja
  • Podían producirse graves problemas en la salud como sordera o locura

Lo cierto es que mitos como estos anteriormente citados han provocado que el simple hecho de que una mujer pueda darse placer a sí misma mediante el roce de los dedos y las manos por el clítoris, puedan llegar a suponer un gran problema a la hora de que la mujer se desarrolle plenamente en su sexualidad, algo que no ocurre en los hombres y que conviene, sobre todo debido a la sociedad en la que vivimos, que se elimine la mala imagen de un acto tan natural como lo es la masturbación.

Mitos en la actualidad en torno a la masturbación

A pesar de la modernización y el avance que se ha dado en muchos temas relacionados con la sexualidad, aún siguen existiendo conductas que no solo rechazan este tipo de prácticas sino que también buscan algo tan absurdo como que la mujer que se autoestimule dándose placer con sus manos y sus dedos sobre el clítoris, sea una vergüenza y un miedo que en muchas ocasiones puedan llegar a afectar gravemente a la mujer y fomenten que siga siendo un tema tabú en nuestra sociedad.

Algunos de los mitos son de lo más peculiaresAlgunos de los mitos son de lo más peculiares

Algunos de los mitos que giran en torno a este tema tabú puede ser el hecho de que una mujer que se dé placer con sus manos y sus dedos sobre el clítoris no pueda disfrutar con su pareja en una relación sexual, ni pueda llegar a alcanzar orgasmos si no es ella misma la que se autoestimula, algo completamente falso y que ha sido demostrado en muchos estudios que se han llevado a cabo.

Algo que hay que tener muy claro en torno a la masturbación femenina es que no es sólo una práctica con la que la mujer se dé placer, sino que también es un modo de descubrirse a sí misma, de explorarse, de saber sus puntos débiles y sus gustos en la sexualidad. Hay que deshacerse de los miedos y las vergüenzas en torno a este tema y tomarse el tema no sólo como un camino individual sino también como una ayuda a las relaciones de pareja descubriendo sensaciones que nunca antes se habían sentido y que a partir de ese momento puedes disfrutar con tu pareja en la sexualidad.

Llegada al orgasmo

Otro de los mitos que suelen aparecer en torno a la masturbación femenina tiene que ver con la llegada de la mujer al orgasmo. El simple hecho de que una mujer se dé placer a sí misma no quiere decir que cuando está llevando a cabo relaciones sexuales con su pareja no pueda llegar al orgasmo. Un error muy grave es pensar que la mujer tan sólo puede llegar al orgasmo con la penetración ya que la mayor parte de las mujeres llegan al clímax con la estimulación del clítoris.

Llegar al orgasmo es sencillo con la masturbaciónLlegar al orgasmo es sencillo con la masturbación

También es importante aclarar que la masturbación femenina no es un acto de perversión ni egoísmo hacia la pareja sino una simple y placentera manera de conocerse a sí mismo y disfrutar y no como un acto de infidelidad. Ya es hora de que se empiecen a romper todos los tabúes que existen en torno a esto y, aunque parezca que se ha suavizado la situación, lo cierto es que sigue habiendo ciertos tabúes que hay que romper.

Te puede interesar