Menú
Trucos para hacer el amor en un probador
Trucos para hacer el amor en un probador

¡QUE NO TE DESCUBRAN!

Trucos para hacer el amor en un probador

El sexo en lugares públicos puede ser muy excitante, pero también puede salir muy caro. Esto es todo lo que necesitas saber para no ser descubierto.

Las relaciones sexuales no se resumen en estar en una cama con otra persona en un ambiente cariñoso y repleto de pasión sino que tiene multitud de variedades que pueden hacer que el sexo pase de ser algo placentero a ser algo único e irrepetible cada vez que se practica.

El deseo mutuo no es lo único que lleva a mantener relaciones sexuales sino que hay que tener en cuenta otros factores como los gustos de la pareja, el morbo de la situación y el momento en el que apetece practicar sexo con otra persona.

Una de las fantasías sexuales de muchas personas y parejas es la de practicar sexo en lugares públicos. Esto se conoce como agorafilia y supone una mayor excitación por el hecho de poder ser vistos y estar expuestos a castigos legales y sociales. Esa posibilidad de ser pillado por otra persona da un punto extra de morbo a las relaciones sexuales y la gente recurre al transporte público, parques, coches en la vía pública o probadores de tiendas de ropa para llevar a cabo sus fantasías.

Algunas parejas recurren a lugares públicos por el morbo añadidoAlgunas parejas recurren a lugares públicos por el morbo añadido

En este artículo se tratará sobre el sexo en un lugar público: el probador. Las tiendas de ropa cada vez vigilan más este tipo de relaciones sexuales pero es una de las fantasías sexuales más habituales y es recomendable conocer todos los trucos para no ser pillados. Este lugar público requiere de posturas que no llamen mucho la atención, de mucho silencio y de poco movimiento porque el personal de la tienda puede acudir al probador, expulsar a la pareja del establecimiento y denunciarles por escándalo público.

Trucos para hacer el amor en un probador

Discreción

Hay que intentar no llamar mucho la atención a la hora de practicar sexo en un lugar público como es el probador de una tienda ya que hay gente cerca haciendo uso del resto de probadores y el personal de la tienda siempre está pendiente para intentar evitar este tipo de cosas. Hay que moverse poco, alejarse de la cortina para que no haya movimientos sospechosos y disfrutar de la pareja en posturas que pueden parecer incómodas en un principio pero que provocan mucho placer con el punto extra de poder ser descubiertos.

Posturas

Lo más recomendable es, si hay un asiento dentro del probador como suele ser normal, que el chico se siente y la chica se ponga sobre él para llevar el ritmo de la penetración, que debe ser lento para intentar que no les pillen. Otra opción es que la chica se ponga de espaldas apoyada sobre una de las paredes del probador, lo más alejada a la cortina si puede ser, y el chico sea el que lleve el control en la penetración situándose detrás de ella. El ritmo, al igual que en el caso anterior, debe ser lento.

Lo mejor es que el chico se siente y la chica se ponga encimaLo mejor es que el chico se siente y la chica se ponga encima

Una tercera opción, aunque también es la más arriesgada por el ruido que se puede hacer, es la postura en la que el chico coge a la chica con sus brazos y se realiza la penetración. Esta es mejor evitarla si la pareja no está experimentada en esta postura.

Cortinas

Las cortinas pueden ser un factor determinante para ser descubiertos por lo que lo más importante, antes de empezar a practicar sexo en este lugar público, es asegurarse que está bien cerrada y que no hay ningún hueco por el que se pueda ver. Hay tiendas de ropa que cuentan con puertas en lugar de cortinas y, si la pareja conoce algún establecimiento de estas características es mejor acudir a él ya que la puerta permite un aislamiento total que acaba con el riesgo de ser descubiertos.

Tiendas

Hay diferentes tipos de tiendas de ropa y es bueno elegir aquellas que son multinacionales o grandes firmas porque tienen probadores más grandes en los que entra mucha gente y en los que el personal del establecimiento no está tan pendiente. El inconveniente de las tiendas pequeñas es que suelen tener uno o dos probadores, el local es pequeño y los dependientes o dependientas están muy pendientes de quién entra, con quién entra y lo que se hace dentro del probador.

Recurre a multinacionales o grandes firmas, con más probadores y de mayor tamañoRecurre a multinacionales o grandes firmas, con más probadores y de mayor tamaño

Ser directos

El probador no es un sitio para mantener relaciones sexuales durante un tiempo prolongado por lo que hay que ir directos a la penetración y dejar de lado cualquier tipo de actividad preliminar para evitar sospechas. Para provocar a la pareja es bueno quitarse la ropa de forma sensual, excitarse brevemente y pasar rápidamente al sexo. Puede parecer algo poco placentero pero si se practica bien en un lugar público como el probador será algo muy placentero.

No manchar prendas

Hay que tener un cuidado extremo de no manchar las prendas de ropa de la tienda y no hacer movimientos bruscos ya que muchas alarmas antirrobo cuentan con tinta en el interior que ante golpes se rompen y extienden por la ropa. Esto es un inconveniente importante ya que haber mantenido relaciones sexuales en el probador puede salir caro. Si esto ocurre, la pareja tendría que pagar la prenda de ropa manchada y pasarían a ser sospechosos por intento de robo.

Experiencia

El sexo en un probador puede ser una experiencia muy excitante pero también puede llegar a superar a algunos de los miembros de la pareja. Es recomendable que, antes de pasar a un lugar público como este, se mantengan relaciones sexuales en otros sitios públicos como puede ser un coche en la vía pública.

Te puede interesar