Menú
Cómo hacer que tu pareja entienda lo que te gusta en el sexo
Cómo hacer que tu pareja entienda lo que te gusta en el sexo
¡FUERA MIEDOS!

Cómo hacer que tu pareja entienda lo que te gusta en el sexo

¿No sabes cómo hacer que tu pareja entienda tus verdaderos gustos sexuales? Apunta estas técnicas para comunicárselo.

El sexo es una parte muy importante dentro de la pareja aunque a veces se hace difícil pararse a hablar de lo que le gusta a uno y a otro. A veces el miedo a que rechacen la propuesta o la vergüenza puede provocar que no se disfrute plenamente de las relaciones sexuales.

A la hora de sentarse a hablar con la pareja sobre este tipo de temas es bueno seguir una serie de consejos para no dañar a la otra persona y para conseguir que lo que se proponga tenga éxito y ambas partes accedan a mejorar sus relaciones.

También es bueno aplicar esta serie de consejos y tener cierto tacto, no solo a la hora de proponer cosas que a uno de los dos le gustan en el sexo, sino cuando a un miembro de la pareja no le apetece mantener relaciones sexuales un día por una determinada circunstancia.

A la hora de abordar este tema es importante seguir unas pautas, para evitar dañar a la otra personaA la hora de abordar este tema es importante seguir unas pautas, para evitar dañar a la otra persona

El objetivo es entenderse de forma mutua y decir las cosas sutilmente para que ninguna de las dos partes se sienta mal con lo que pide o reclama uno de los miembros de la relación. La comunicación en la pareja es muy positiva.

Consejos a seguir

Sinceridad: En primer lugar hay que ser sinceros desde el primer momento, diciendo las cosas claras aunque sin dañar a la otra persona. Es bueno saber elegir las palabras adecuadas para hablar de las técnicas que se le dan bien al otro miembro de la pareja y las que se le dan mal.

Todo lo que sea crítica constructiva será beneficioso para la pareja. Además, para que entienda que la opinión no es con maldad, es bueno ofrecer a la pareja la posibilidad de que exprese sus propias opiniones para saber qué se debe mejorar porque nadie es perfecto y siempre hay aspectos en los que se pueden hacer las cosas de otra forma para obtener mejores resultados.

Explicar todo al detalle: A la hora de sentarse a hablar sobre lo que le gusta a los miembros de la pareja en el sexo es recomendable dar todos los detalles posibles porque así se facilitará que ambos disfruten al máximo de la experiencia y acaben plenamente satisfechos.

Lo mejor es ser sincero pero sutil, intentando que nuestra pareja nos entienda perfectamenteLo mejor es ser sincero pero sutil, intentando que nuestra pareja nos entienda perfectamente

Siempre hay que hablar de todos estos aspectos con mucha sutileza para que el hombre o la mujer no se sientan ofendidos con los comentarios. Todo tiene que ir en función de mejorar las relaciones sexuales y nunca criticar por criticar porque puede dar lugar a problemas importantes.

Demostrar entusiasmo: Igual que hay que decir las cosas claras para mejorar las experiencias sexuales también hay que saber agradecer cuando la pareja hace algo bien. Eso da una motivación extra al otro miembro de la relación y cada vez se entregará más.

Ese agradecimiento no es recomendable hacerlo con palabras ni después de practicar sexo, sino en ese mismo momento con gemidos o gritos que le hagan saber que lo está haciendo muy bien y que esa técnica es la adecuada para dar mucho placer.

Hay que ir despacio: Si son muchos los aspectos a mejorar por parte de la pareja es mejor ir poco a poco ya que dar una lección sobre técnicas sexuales puede resultar negativo ya que la otra persona puede sentirse agobiada y no rendir en la cama.

Hay que tener paciencia para que la otra persona se adapte a los cambios y a las nuevas técnicasHay que tener paciencia para que la otra persona se adapte a los cambios y a las nuevas técnicas

Que vaya acostumbrándose poco a poco a las técnicas propuestas suele dar mejores resultados. Además, hay que tener paciencia para que los nuevos cambios vayan entrando en las relaciones sexuales y siempre animar a la pareja para que esté feliz.

Buscar alternativas: En algunos casos se puede pedir algo que la otra persona no está dispuesta a hacer, por lo que es positivo sentarse a hablar las cosas y buscar una alternativa que deje contentos a ambos, ya que no se puede obligar a nadie a hacer lo que no quiere.

Técnicas como las del sexo oral, una de las más reclamadas, pueden ser rechazadas por la pareja pero con lubricante y las manos se puede llegar al mismo nivel de satisfacción. Presionar no suele ser una medida efectiva para conseguir lo que se desea.

Días en los que no apetece tener sexo: A la hora de decir a la pareja que ese día no apetece mantener relaciones sexuales aparecen los miedos por si se enfadará o por cómo se tomará esa decisión, pero hay que decirlo de forma sutil para que acepte la decisión.

Mostrar entusiasmo y ser paciente es algo imprescindible para conseguir mejorarMostrar entusiasmo y ser paciente es algo imprescindible para conseguir mejorar

Una de las fórmulas que suelen tener más éxito es la de explicar los motivos por los que ese día concreto no habrá sexo y prometer que las siguientes fechas se compensará la ausencia de relaciones sexuales con una noche muy especial.

Experimentar: Si el otro miembro de la relación no se suele tomar con buen humor las sugerencias a la hora de mejorar las experiencias sexuales se puede recurrir a otra técnica con la que cambiar sus hábitos sin recurrir a decírselo directamente.

Una opción es proponer que se experimenten nuevas técnicas para que el sexo de la pareja no se vuelva monótono y que cada uno proponga cosas nuevas cada día para aplicarlas en la cama. De esta forma se pueden encontrar técnicas que proporcionen el placer que se busca.

Te puede interesar

Comentarios