Menú
Todo lo que debes saber sobre el sexo oral
Todo lo que debes saber sobre el sexo oral

ENTREVISTA EXPERTO

Todo lo que debes saber sobre el sexo oral

El sexo oral es una práctica muy habitual pero todavía hay algunos tabúes que impiden a la gente disfrutar completamente.

El sexo oral es una de las prácticas más habituales entre las personas pero es cierto que todavía quedan algunos tabúes que solventar. Alberto Gooding, el responsable de comunicación de LELO España, responde a algunas de las cuestiones que más interés suscitan entre la población en lo que respecta al sexo oral, tanto en hombres como en mujeres.

Bekia Pareja: ¿Por qué hay tantos tabúes en lo que respecta al sexo oral?

Alberto Gooding: El sexo oral es una de las prácticas sexuales favoritas para muchas personas. Todavía vemos personas para las que es un tema tabú, en ocasiones porque bloquean sus ganas de disfrutar del placer del sexo oral o porque consideran esta práctica como algo obsceno o incluso antihigiénico. También puede ser por malas experiencias anteriores, que en muchas ocasiones se deben a falta de comunicación con la pareja sexual o inexperiencia. Todos estos pensamientos negativos que suelen rodear el sexo oral hacen que no disfrutemos de él.

Sin embargo, hoy en día la sexualidad se vive con mucha más naturalidad, lo mejor es vivir el momento y dejar fluir la mente sin pensar en cosas externas a ese instante y disfrutar del sexo en todas sus variantes, en las que cada uno se sienta cómodo y disfrute del placer al máximo.

El sexo oral sigue teniendo algunos tabúesEl sexo oral sigue teniendo algunos tabúes

B.P: ¿Con el paso de los años se han ido eliminando esos tabúes o siguen estando presentes?

A.G: Poco a poco los tabúes relacionados con el sexo y más específicamente con el sexo oral se van eliminando, pero esto no quita que, a día de hoy, existan entre algunas personas. Es verdad que las generaciones más jóvenes se muestran mucho más abiertas a hablar sin tapujos sobre cualquier tipo de práctica sexual, pero todavía encontramos algunas personas que se avergüenzan de su sexualidad y reprimen sus sensaciones.

B.P: A la hora de practicarlo, ¿tienen más dudas los chicos o las chicas?

A.G: Afortunadamente, la sexualidad femenina ha evolucionado mucho en los últimos años. Se habla del placer y del orgasmo con mucha más naturalidad y los succionadores de clítoris han sido una auténtica revolución para que todas sepan qué les gusta y cómo conseguirlo. Creo que esto ha ayudado a que el sexo oral no sea solo una práctica que disfrutan los hombres, como antiguamente, así que supongo que las dudas a la hora de si practicarlo o no es similar seas hombre o mujer. Si eres un amante generoso que busca el placer de tu acompañante, podrás superar cualquier prejuicio.

B.P: ¿Cómo se puede lograr la máxima relajación para lograr sentir placer?

A.G: La mente juega un papel fundamental en las relaciones sexuales. Por eso, lo mejor para disfrutar de esos momentos de placer es relajarse y dejarse llevar. Para ello, lo mejor es centrarse al 100% en ese instante y dejar a un lado todos los pensamientos y sensaciones negativas. También es muy importante no tener ninguna prisa a la hora de practicar sexo oral, siendo el juego previo de caricias y besos de lo más necesario para estimular y conseguir ese instante tan placentero.

Lograr una máxima relación es absoluta para el sexo oralLograr una máxima relación es absoluta para el sexo oral

B.P: El uso de lubricantes no es excesivamente habitual entre los más jóvenes, ¿es algo que se debería conocer más para el disfrute de las mujeres?

A.G: En general, solemos asociar el uso de lubricantes en las relaciones sexuales con una mala lubricación natural por parte de las mujeres. Aunque esto sea uno de sus usos más frecuentes, no es el único. Los lubricantes son perfectos para jugar en pareja además de ayudar tanto en el sexo oral como en la penetración. Incluso, si el problema de practicar sexo oral reside en las percepciones gustativas, los lubricantes (al igual que los condones de sabores) se pueden convertir en un gran aliado para disfrutar del momento. Sin embargo, a pesar de todas las virtudes de los lubricantes, su uso no está muy extendido entre los jóvenes debido a la poca información que tienen acerca de su uso y posibilidades.

B.P: La comunicación es fundamental para todas las prácticas sexuales, ¿escasea en el tema del sexo oral?

A.G: Es verdad que la comunicación durante el sexo, al igual que en cualquier ámbito de la vida, es primordial. Cuando mantenemos relaciones con una pareja estable, hablar y decir lo que nos gusta y lo que no, es muy sencillo. Sin embargo, cuando las relaciones son esporádicas la comunicación no suele ser tan fluida. Muchas personas dudan en expresar sus sensaciones a su pareja sexual por falta de confianza pero es totalmente necesario para que todo fluya con naturalidad y sea un momento placentero. En el sexo oral, se complica incluso más. Al ser todavía un tema tabú para muchas personas, optamos por callarnos y, aunque no nos guste, esperar que pase ese instante. En realidad todo es tan sencillo como dar indicaciones a tu pareja de lo que te gusta y lo que no, debemos tener claro que cada persona es un mundo y no a todos nos gustan las mismas cosas.

B.P: ¿Consideras que hay demasiada información pero poco conocimiento como tal sobre el sexo oral?

A.G: Existe mucha información, sobre todo en internet, pero también muchos prejuicios que vienen dados por aspectos culturales y de educación. Es importante elegir buenas fuentes de información en las redes, para que todo lo que aprendamos sea sano, con el objetivo de disfrutar desde el respeto a nuestro cuerpo y a nuestra pareja. La mayoría de las veces creemos que lo sabemos todo sobre el sexo y no es verdad. Tenemos que interesarnos más por saber que le gusta a los demás (a nuestras parejas sexuales) y saber cómo complacerlas.

B.P: ¿Cuáles son las posturas sexuales más adecuadas para el sexo oral?

A.G: La mejor postura es en la que os sintáis más cómodos, así de sencillo. Lo ideal es experimentar y dejar volar tu imaginación para encontrar posturas nuevas que te hagan disfrutar y divertirte. Por ejemplo, la postura del guateque es muy liberadora y te hace dejar atrás todos los prejuicios. Uno de los miembros de la pareja se tumba sobre su espalda mientras que el otro, reposando con las rodillas flexionadas, acerca sus genitales a la boca de la otra persona. Otra opción es tumbarte boca arriba, con la cabeza en el filo de la cama, de modo que tu pareja, de pie, se acerque para que le practiques sexo oral.

Los juguetes eróticos pueden servir para las parejasLos juguetes eróticos pueden servir para las parejas

B.P: ¿De qué manera los juguetes eróticos pueden ayudar a mejorar el sexo oral en pareja?

A.G: Muchos creen que los juguetes sexuales son para un uso personal, para aquellos que no tienen pareja o que la tienen a distancia, por ejemplo. Pero realmente no es así. Los juguetes sexuales son un gran aliado durante el sexo en pareja ya que aportan un placer extra a la práctica. De hecho, sirven para buscar un placer diferente y salir de la monotonía disfrutando del morbo y la excitación de vivir una situación nueva con tu pareja.

B.P: ¿Qué juguetes sexuales serían los más adecuados para potenciar el sexo oral?

A.G: El SONA 2 Cruise es perfecto para estimular a tu pareja en zonas erógenas como los pezones o genitales como juego previo antes del sexo oral. Igualmente, el uso de juguetes como ORA 3, que simula el sexo oral a través de su cabezal rotatorio y sus 10 modos de estimulación, es ideal para jugar en pareja y disfrutar de unos preliminares alejados de la monotonía.

B.P: ¿Se ha incrementado el uso de juguetes sexuales en las relaciones?

A.G: Durante el principio de la cuarentena, las ventas en la página web de LELO aumentaron hasta un 72%. Esto demuestra el auge imparable de los juguetes eróticos y que cada vez más personas se animan a adquirir uno, ya sea para utilizar en pareja o en solitario. Con la pérdida de prejuicios sobre el uso de los juguetes sexuales, cada vez más parejas se animan a experimentar e innovar en sus encuentros sexuales aunque sí es cierto que todavía muchos se muestran reticentes a incorporar este tipo de prácticas a su relación.

Te puede interesar