Menú
Riesgos del popper, la droga de moda en el sexo
Riesgos del popper, la droga de moda en el sexo

DI NO A LAS DROGAS

Riesgos del popper, la droga de moda en el sexo

Descubre los riesgos del popper, la droga de moda en el sexo que tantas vidas ha echado a perder.

El popper se ha convertido en la droga de moda, especialmente a la hora de mantener relaciones sexuales. Muchos hombres homosexuales lo consumen para conseguir un mayor placer en el sexo y vivir nuevos orgasmos y experiencias. Además, los juguetes y accesorios sexuales convencionales también se han visto desplazados por esta famosa droga en los últimos años.

Su nombre como tal, popper, comenzó a utilizarse para designar a esta droga a raíz de su presentación médica, ya que era un líquido que venía en ampolletas de vidrio, las cuales al romperlas para poder consumirlo producían un sonido similar a "pop". Esta sustancia comenzó a popularizarse especialmente a partir de los años 70 entre homosexuales y en las conocidas como fiestas disco, cuando su consumo se implementó y extendió entre los consumidores de sustancias psicoactivas debido a la cantidad de efectos que producían.

Produce un subidón rápido al ser inhalado y se pierde la atención y el control del cuerpoProduce un subidón rápido al ser inhalado y se pierde la atención y el control del cuerpo

El popper está compuesto por tres tipos de nitritos diferentes llamados butilo, isobutilo y amilo. Es un líquido trasparente que se inhala y que como cualquier droga tiene un sinfín de riesgos y efectos negativos para la salud. Por ejemplo, acelera el ritmo cardíaco, aumenta la pérdida de conocimiento y puede llegar a provocar dolores de cabeza, nauseas y vómitos.

Antes de comenzar a consumir popper debéis saber que es muy inflamable, y que por tanto, tiene que mantenerse lejos de cigarrillos, encendedores o velas. Además, combinarlo con el uso de alcohol u otro tipo de drogas conlleva un riesgo extra. Su consumo, además de producir sensación de euforia y un gran deseo sexual, también provoca una relajación del esfínter. De ahí que reciba el nombre de "droga gay" o "droga para homosexuales".

Riesgos y efectos del popper

Entre sus múltiples efectos placenteros podemos encontrar los siguientes: nada más consumirlo produce un subidón rápido, y por tanto, se pierde inmediatamente el control del cuerpo. Relaja los esfínteres y favorece de esta manera la erección en los hombres y en la gran mayoría de ocasiones produce estado de placer en el sexo. Estos efectos del popper comienzan al momento de tomarlo, y tienen una duración de tan solo dos o tres minutos.

Sin embargo, los efectos más negativos y secundarios pueden ser muy duraderos. Enrojecimiento en los ojos, sensación de vértigo, dolor de cabeza, taquicardias, problemas respiratorios o hipotensión pueden ser algunos de ellos. El popper también puede utilizarse como complemento de otras drogas provocando sensaciones muy intensas y graves problemas de intoxicación. Además, si el popper no es inhalado sino ingerido, puede llegar a provocar hasta la muerte.

Los efectos secundarios pueden ser duraderosLos efectos secundarios pueden ser duraderos

En sus inicios, esta droga fue usada como vasodilatador para aliviar los dolores de pecho, ya que sus efectos son muy rápidos y la duración muy corta. Los músculos se relajan y esto produce que los vasos sanguíneos se dilaten, bajando de esta forma la presión arterial y provocando una gran sensación de euforia que dura un par de minutos. Su empleo es muy común a la hora de tener sexo, especialmente entre homosexuales, ya que facilita la penetración al dilatarse el ano. Según expertos, el popper puede producir placer tanto a hombres como mujeres, pero la sensación no tiene porque ser igual de gratificante para todo el mundo. Además, su uso en altas dosis puede causar dificultades en la erección.

En distintos manuales se habla de que la inhalación de los llamados alquilnitrios conllevan pocos peligros y varios estudios sitúan y clasifican al popper como una de las drogas menos dañinas tanto a nivel individual como colectivos si lo comparas con el resto de sustancias recreativas. Cuenta con los efectos corrientes de cualquier tipo de droga: nauseas y mareos continuos. Aunque si se derrama en la piel también puede causar riesgo de quemaduras.

No caigas en la tentación, tu salud vale mucho másNo caigas en la tentación, tu salud vale mucho más

De manera menos común se asocia a su consumo prolongado en el tiempo a síntomas como arritmias, asfixia irritación mucosa y dermatitis facial. Además, su uso crónico puede llegar a provocar daños neurológicos a la larga y una sobredosis por su ingestión puede proporcionar cianosis, es decir, la coloración azul de la piel. También se debe saber que esta droga, vinculada casi siempre para mejorar el sexo entre homosexuales, puede interactuar con otros vasodilatadores. Sin embargo, su consumo combinado con el sildenafil (utilizado para la disfunción eréctil) aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón. El popper también puede aumentar de manera drástica la presión intraocular, por lo que está completamente prohibido para las personas que padezcan glaucoma, enfermedad ocular que puede llevar a la ceguera.

Principales precauciones

Si una persona decide consumir es necesario considerar, como ya hemos dicho anteriormente, que son muy inflamables. Las personas que tengan algún tipo de problema cardíaco, hayan sufrido anemia, o en caso de embarazo, poseen un riesgo todavía mayor. Y finalmente, combinar su consumo con el de otro tipo de sustancias como la cocaína, también se produce un aumento en los riesgos negativos para la salud.

Te puede interesar