Menú
¿A qué edad debería esperar para perder la virginidad?
¿A qué edad debería esperar para perder la virginidad?
VIDA Y MADUREZ

¿A qué edad debería esperar para perder la virginidad?

La edad no es determinante y no debemos de sentir ningún tipo de presión hasta que no nos sintamos preparados tanto física como emocionalmente.

La media, entre los 13 y los 20 años de edadLa media, entre los 13 y los 20 años de edad

Una de las cosas más íntimas que tenemos las personas son nuestras relaciones emocionales y sexuales. Pero si existe un tema que más vueltas y quebraderos de cabeza genera a los y las jóvenes de nuestro país es perder la virginidad. Este es un tema muy complejo a la hora de abordar pues son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de tomar esta decisión. Lo que si debemos tener claro es que cuanta más información tengamos, con más seguridad podremos abordar este momento de nuestra vida y tomar la decisión más acertada.

Actualmente en nuestro país la media de edad a la que se pierde la virginidad oscila en torno a los 16 años. Esto significa que hay jóvenes que la pierden a los 13 y otros con más de 20, pero esto no es más que una media, pues la edad "numérica" no es indicativa de estar preparado o no, ese dato nos la dará nuestra edad emocional.

Estas edades suelen coincidir con la etapa del instituto tanto para los chicos como para las chicas, pero el desarrollo no es igual para todos. Hay chicas y chicos que comienzan a desarrollarse antes, tanto física como emocionalmente y otros que tardan más, eso no es ni bueno ni malo, es simple cuestión biológica. Lo negativo sucede cuando sufrimos presiones por parte de nuestros amigos y amigas de grupo para tener sexo por primera vez.

Intenta que el momento sea natural y elegido por tiIntenta que el momento sea natural y elegido por ti

Dependerá de una decisión personal

Debes de saber que numerosos estudios demuestran que tanto las relaciones en edades cortas, como aquellas muy tardías conllevan en ambos casos a riesgos emocionales, ya sean por miedo a nuestra primera vez, como miedo al fracaso en el sexo o el amor. Por eso, insisto la edad no es determinante, y no debemos de sentir ningún tipo de presión hasta que no nos sintamos preparados tanto física como emocionalmente.

Por si aún no he logrado convencerte de esto, piensa que tan solo el 6% de las mujeres lograron tener un orgasmo en su primera relación y que en el caso de las chicas, perder la virginidad a edades más tempranas se relacionó con una experiencia menos positiva y con más arrepentimiento, por lo que las prisas nunca van a ser buenas consejeras en cuanto al sexo se refiere. Otro factor del que debes de huir es el consumo de alcohol y drogas a la hora de tener tu primera relación. Utilizar estas dos sustancias con el fin de desinhibirnos está asociado a mayores grados de arrepentimiento y menos sensaciones positivas.

También es muy importante a la hora de sopesar nuestra primera vez, nuestros propios valores y principios. Hay personas que asocian a la virginidad valores como la responsabilidad, la castidad o la pureza, mientras que para otras es meramente una cuestión biológica relacionada exclusivamente con la sexualidad de cada persona. Ambas posturas son positivas siempre y cuando actuemos en consecuencia y seamos responsables de nuestros actos, recuerda que es una decisión personalísima, en la que te debes dejar aconsejar pero en la que la última palabra la tienes tú.

Los juegos sexuales ayudan a ir perdiendo el miedo al sexoLos juegos sexuales ayudan a ir perdiendo el miedo al sexo

Las opiniones familiares, opiniones son

Otra de los problemas que suele aparecer son las relaciones con nuestros padres y nuestra propia pareja. Por eso debes de afrontar el tema como algo natural por lo que más tarde o más temprano todo el mundo ha pasado, incluso tus padres. Busca el dialogo como herramienta asesora y déjate guiar por las personas que son verdaderamente cercanas como tus padres, aunque solo sea por experiencia algo te podrán aportar siempre.

Aunque pensemos que existen muchas diferencias entre chicos y chicas, y en verdad existen, en cuanto a perder la virginidad y el amor somos más parecidos. Esto quiere decir que para ambos supone un gran impacto a nivel emocional y físico. Tanto tú como tu pareja sentiréis excitación y miedo, por ser algo nuevo, es por eso que algo que suelen recomendar los sexólogos es no ir directamente al coito o penetración. Existen multitud de juegos sexuales previos, que son muy importantes y necesarios antes de llegar a la penetración. Este tipo de juegos sexuales, os servirán para ir perdiendo la vergüenza, conociéndoos a nivel físico y ganando confianza mutua, lo que repercutirá directamente sobre nuestra satisfacción tanto física como psicológica.

Nos guste o no, será un recuerdo que tendremos para el resto de la vida, por la cantidad de adrenalina y emoción del momento, por eso es muy importante no frivolizar ni idealizar nuestra primera vez. Esto quiere decir que según nuestras propias convicciones morales, nos imaginemos un escenario hollywoodiense y fantástico de nuestra primera vez, lo que conllevará frustraciones pues eso es solo ficción y las relaciones de verdad no son así.

Por otra parte si frivolizamos en exceso podremos acabar arrepintiéndonos de perder la virginidad con determinada persona o en determinadas circunstancias. Aunque las chicas y los chicos de hoy en día gocen de más libertad, los estudios y encuestas demuestran que aun a día de hoy casi el 60% de las relaciones en la que se pierde la virginidad son con una pareja estable.

Es decir que no solo existe un componente sexual, sino que también existe una relación de amor con una pareja. Que exista amor, un vínculo afectivo nos debe de dar más motivos para sentirnos cómodos y a gusto con lo que estamos haciendo, esto quiere decir que aparte de estar con una pareja de confianza para nosotros debemos de reforzar la situación para hacerla lo más cómoda posible.

Hacer la situación cómoda quiere decir varias cosas. Primero debemos de estar en un lugar privado y cómodo, es la primera vez y de bastantes cosas vamos a estar pendientes como para preocuparnos de lo que nos rodea. En segundo lugar recuerda que no estás obligada a nada, es una decisión que libremente has tomado con tu pareja por lo que si en cualquier momento quieres parar solo debes de decir no, ya tendrás otro momento.

Finalmente debes de tomar protecciones, para muchos jóvenes puede parecer irrelevante pero corremos el riesgo de tener un embarazo no deseado o transmitirnos una ETS (enfermedad de transmisión sexual) y desde luego eso es algo que arruinara nuestra primera vez para siempre. No cuesta nada usar un preservativo e informarse de las precauciones a tomar.

Nunca olvides utilizar condónNunca olvides utilizar condón

Utiliza siempre protección

Por todo eso, si te estas planteando perder la virginidad con tu pareja recuerda que hablamos de un acto libre y voluntario, cuya decisión la tomas tú y nadie más. Que debes dejarte aconsejar por personas que de verdad se preocupan por ti, y no dejarte influenciar por los actos de otros amigos o amigas, cada persona es única y tendrá su primera vez cuando considere que está plenamente preparada. Recuerda que es tanto un acto físico como emocional y que por eso debes de sentirte cómoda en todo momento con la persona con la que estés, sea algo casual o con pareja estable, preocúpate por él y que él se preocupe por ti.

Aunque parezca frívolo, el sexo es como montar en bicicleta, se aprende como la práctica y una vez que sabes no se olvida, al igual que todos nos caemos de la bici la primera vez, perder la virginidad supone experimentar por primera vez algo, ya habrá tiempo de mejorar para disfrutar más.

Finalmente y muy importante tomar las medidas protectoras necesarias, generalmente el preservativo, es mejor acabar dando un paseo que en la sala de espera de un hospital.

Te puede interesar