Menú
Cómo actuar en la primera cita: guía para chicos
Cómo actuar en la primera cita: guía para chicos
CLAVES PARA ÉL

Cómo actuar en la primera cita: guía para chicos

Aunque estemos preocupados tenemos grandes esperanzas depositadas en ese encuentro y siempre queremos que vaya lo mejor posible.

Pareja haciendo un corazón con sus manosPareja haciendo un corazón con sus manos

La primera cita, ese momento que hemos esperado desde hace tanto. Los nervios, el escoger el look adecuado, el proceso de preparación antes de salir de casa, el plan y el qué decir son solo unas cuantas de tantas cosas que nos vienen a la cabeza en los momentos previos a la misma.

Aunque estemos preocupados tenemos grandes esperanzas depositadas en ese encuentro y siempre queremos que vaya lo mejor posible. Eso nos pasa tanto a hombres como a mujeres y, si es verdad que a veces creen que los hombres no le dan tantas vueltas al asunto como ellas, están totalmente equivocadas. Ellos también desean que todo salga según el plan y que la chica se vaya de la cita con una excelente impresión de él.

Cómo debe vestirse un hombre en la primera cita

Lo primero que debemos tener en cuenta antes de escoger nuestro look es dónde nos encontraremos con esa persona. Depende del lugar donde nos citemos deberemos ir más o menos arreglados.

Puede que algunos hombres no dediquen tanto tiempo a escoger o pensar en su look, pero para la mayoría de las mujeres es muy importante el look del hombre al que tienen delante. Aunque las apariencias no lo son todo, si vas vestido de manera ajustada al lugar en el que debéis encontraros ella se sentirá más cómoda y entenderá que eres un hombre que planea las cosas ávidamente y sabe ajustarse a todo tipo de situaciones.

Si la primera cita se desarrolla en un entorno más casual tienes la posibilidad de vestir un poco más libremente, es decir, no tienes porqué ceñirte al traje y corbata. A día de hoy un look tan serio para un ambiente que no le corresponda puede que tampoco encaje bien con la primera impresión que le das a la chica.

El look tiene que ir acorde con el lugar de la citaEl look tiene que ir acorde con el lugar de la cita

Pero, sobre todo, lo más importante es que te sientas totalmente cómodo con la ropa que llevas. Por el contrario estarás preocupándote por tu look durante toda la velada en lugar de estar disfrutando del momento e, incluso, ella podría llegar a percatarse y puede que no le cause muy buena impresión.

De qué hablar durante la primera cita

Puede que ya conozcamos a la chica de antes o puede que no. Independientemente de ello hay unas reglas que debemos respetar siempre. La primera es: escuchar más que hablar. A las mujeres les gusta mucho hablar y expresar sus sentimientos. Aprecian que un hombre sepa escucharlas y les de la oportunidad de decir lo que piensan sin reparos.

Sin embargo, y otro punto muy importante: presta atención a lo que te está contando. Es muy positivo que la dejes hablar, pero debes prestarle completamente tu atención durante todo momento. Solamente con afirmar con la cabeza no basta, debes también ser bilateral en la conversación y no dejar que ella sola haga un monólogo, porque se dará cuenta de ello y creerá que no te interesa nada lo que te está contando.

Esta es una oportunidad clave para que ella se interese por ti, en lugar de tú tener que contarlo todo por tu cuenta. No obstante, no dejes que las preguntas se conviertan en un interrogatorio. Intenta no contestar con monosílabos ni dejar largos silencios o pausas entre frases. Es mejor dar una respuesta educada que no decir nada y dejar que ella lea erróneamente entre líneas.

Si no os conocéis puedes crear un plan: empezar por preguntarle a qué se dedica, de dónde es y qué actividades le gusta realizar en su tiempo libre. Probablemente, algo tendrás en común con ella de estos tres tópicos y eso te dará pie a decirle que a ti también te gusta lo mismo o sacar un tema de conversación relacionado con estos temas.

Esto servirá para que ella crea que sientes interés por sus aficiones y se creará un vínculo más estrecho entre ambos. A todos nos gusta hablar de lo que nos entretiene o se nos da bien.

Si os conocéis porque trabajáis juntos, tenéis un amigo en común o vais al mismo gimnasio, debes utilizar este enlace que os une para empezar una conversación o salvarte de los largos silencios.

Evita que la conversación sea un monólogoEvita que la conversación sea un monólogo

Lo más importante es contar cosas alegres, no dejar incómodas pausas para ambos y no criticar o despotricar. Si te pasas la velada contando cosas negativas o hablando mal de alguien ella podrá entenderlo como una señal de que ella no te interesa o de que eres una persona infeliz. Y nadie quiere tener alguien a su lado que le haga sentir peor.

Cómo comportarse en la primera cita

Debes ser positivo, alegre y tratar bien a todos aquellos que están a vuestro alrededor y no solamente a ella. Debes ser amable con los camareros si vais a un bar o a un restaurante o sacarle hierro al asunto si sucede algún incidente.

Puedes dedicarle bonitas palabras a la chica durante la cita, pero no te excedas. Es mejor leer entre líneas que ser demasiado literal. Intenta mantener permanentemente una sonrisa en los labios. Una persona que sonríe incita a sonreír, además que cae mucho mejor a todo el mundo.

Si ves que ella se siente incómoda en alguna situación, intenta hacer todo lo posible para que se sienta mejor. Pregúntale qué le sucede y hazle consciente de que te preocupas por ella. Tanto si estáis en un lugar público, como si no, sé siempre educado.

Sujétale las puertas abiertas y déjala pasar primero, siéntate con la postura correcta, intenta tener un lenguaje moderado y libre de palabrotas y respeta las normas básicas del saber estar: si estás en un restaurante no alces en exceso el tono de voz, come con los cubiertos correctamente y no con las manos, entre otras muchas normas de sentido común.

Aunque sí es cierto que debes sentirte cómodo con ella, en una primera cita todo son primeras impresiones. Cada acto que realizamos queda gravado en la memoria de la otra persona. Puede que sucedan incidentes inesperados, pero siempre que seas capaz de evitarlos hazlo así. A las mujeres les gustan los hombres que se adaptan a todo tipo de situaciones y que, además, las tratan siempre amablemente y con respeto. Igual que les gusta lo mismo a los hombres.

Lo más importante que debes hacer es pensar: ¿me gustaría a mí que ella se estuviese comportando de este modo en este momento? O ¿me gustaría que me hubiese hecho ella este comentario? Este tipo de preguntas nos ayudarán a ver que no debemos hacer lo que no nos gustaría que nos hiciesen a nosotros. Ni en broma. Porque quizás ella no te conoce lo suficiente como para entender tu sentido del humor y eso podría dar pie a mal entendidos y, quizás, no volvieras a verla más.

Las bromas siempre vienen bien pero con ciertas precaucionesLas bromas siempre vienen bien pero con ciertas precauciones

Si ves que eso sucede así y ella ha malinterpretado tus palabras, házselo saber del modo más comedido y educadamente posible. No le hagas sentir como que ella no entiende o acepta las bromas, sino que quizás tu comentario no ha sido el adecuado.

Si reconoces que te equivocas y no pones tu orgullo por delate te verá como una persona inteligente que sabe aceptar sus errores y, consecuentemente, pedir disculpas sin reparo. Eso denota una fuerte personalidad y seguridad en uno mismo. Algo que las mujeres valoran muy positivamente en los hombres.

Qué planes proponer

Ahora que ya sabemos qué look debemos escoger y cómo debemos comportarnos, es el momento de pensar dónde va a realizarse esta primera cita. Tanto si ya conoces a la mujer de antes o es vuestro primer encuentro, si tú eres el encargado de buscar el sitio donde va a tener lugar el encuentro debes priorizar tu comodidad y la de ella.

Para que te sientas menos nervioso y más seguro de ti mismo mejor queda en un bar de copas o en un restaurante. Si estáis ambos sentados tendrás que preocuparte menos de tu postura o de su visión global de tu cuerpo. Además la mesa nos ayuda a escudarnos, relativamente, de nuestros miedos y es menos violento que un cara a cara estando de pie.

Intenta que el lugar sea apropiado para los dos, que ella tampoco se sienta incómoda. Como no sabemos que tal será esta primera cita es mejor que propongas un plan no demasiado largo: una cena, un paseo (si tienes menos reparos) o salir a tomar algo.

Es mejor dejar otras cosas como ir al cine o a una discoteca para una segunda cita, puesto que en estos lugares no se da pie a la conversación y estarás junto a una completa desconocida. Si dejas estas actividades para la segunda o tercera cita ya os conoceréis un poquito mejor y os sentiréis más a gusto, disfrutando plenamente de la experiencia.

Un paseo es una buena opción para la primera citaUn paseo es una buena opción para la primera cita

Si escoges tomar una copa, elige un local en el cual no haga frío o calor en exceso y que la música no esté muy alta. Puede que ella te juzgue por tu gusto a la hora de escoger el lugar donde os encontráis, así que se cuidadoso con el escogido.

No obstante, puede que aquel día haya un poco más de ruido de lo normal. Si eso ocurre, no te pongas nervioso, simplemente sé sincero y explícale la situación. Seguramente le arrancarás una sonrisa y se podrá poner en tus zapatos.

No necesariamente debe ser un local caro. Las mujeres valoran más lo positiva que pueda llegar a ser la experiencia al dinero que debas gastarte. Quizás ella quiera pagar. Si así es intenta no discutir en exceso ni te lo tomes como algo negativo. Puedes sugerirle que por esta vez invitas tú y que la próxima puede pagar ella, así te asegurarás una segunda cita si la chica realmente te interesa.

Te puede interesar