Menú
Ventajas de la mujer al colocarse encima durante las relaciones sexuales
Ventajas de la mujer al colocarse encima durante las relaciones sexuales

EXPERIENCIA PLACENTERA

Ventajas de la mujer al colocarse encima durante las relaciones sexuales

Al colocarse encima la mujer puede obtener una mayor excitación, habrá más potencia en la unión y tendrá más posibilidades de llegar al orgasmo.

Existen muchas maneras de disfrutar de las relaciones sexuales. En esta ocasión, y en lo que a la mujer se refiere, colocarse encima durante el sexo puede proporcionar una de las experiencias más placenteras. Esto se debe a que la forma en la que se posiciona la mujer durante el sexo influye a la hora de alcanzar el orgasmo de manera más o menos temprana. En la actualidad, está comprobado que ponerse encima durante el acto estimula aquellas zonas más sensibles de la vagina y la vulva, generando placer durante el sexo.

Además, es necesario recordar que durante esta posición el contacto sexual viene por partida doble ya que el clítoris se encuentra en roce o contacto con el cuerpo de la otra persona, algo que estimula más a la mujer para llegar al clímax tan deseado. No obstante, y para salir de dudas, aquí van algunas ventajas que tiene esta posición durante las relaciones sexuales para la mujer:

Colocarse encima produce más placerColocarse encima produce más placer

  1. Mayor excitación: La misma posición facilita que la penetración sea más profunda que con otro tipo de posturas. Además, el punto G, situado en la parte anterior de la vagina, también se ve estimulado en las relaciones sexuales. Dentro de que se trata de colocarse encima de la pareja, se pueden probar a su vez diferentes ritmos y maneras de tener sexo en esta postura. Por ejemplo, juntar o separar más las rodillas durante el acto.
  2. Posición de control: Al situarse encima, es la mujer la que decide la velocidad, el movimiento y otros aspectos durante las relaciones sexuales. Por ejemplo, hacer pasas, echarse hacia delante o hacia atrás...entre otras cosas. Muchos expertos recomiendan ir en ascenso con el ritmo. Es decir, comenzar lentamente y rozar con delicadeza el clítoris con el cuerpo de la pareja para después ir acelerando cada vez más y aumentar la excitación. Se trata de ir probando y experimentando, ya que en el sexo, siempre hay cosas por descubrir no sólo con la pareja sino también con uno mismo.
  3. Hay que probar y experimentar posturas nuevasHay que probar y experimentar posturas nuevas

  4. Multitud de posibilidades al alcance: No hace falta demasiada experiencia para poder tener un buen movimiento y provocar placer, a la vez que sentirlo. Las manos son otra arma a la hora de practicar sexo en esta posición y es que pueden utilizarse para estimular el ambiente, coger a la pareja del pelo, tocarla el pecho, llevar las manos del otro a los pechos de la mujer...En definitiva, se recomienda dejarse llevar y disfrutar del viaje dejando la mente despejada. Para ejercer mayor presión en esa zona, se recomienda que el hombre baje ligeramente sus caderas.
  5. Potencia la unión: Ubicarse encima de la pareja permite crear un contacto visual continuo durante la relación sexual. Esto sirve para crear un vínculo amoroso y a su vez, para disfrutar al ver como la otra persona goza durante el sexo.
  6. No es necesario tener experiencia para hacer un buen movimientoNo es necesario tener experiencia para hacer un buen movimiento

  7. No hay opción a aburrirse: Existen multitud de opciones y todas son válidas siempre y cuando ambos miembros de la pareja se encuentran a gusto en dichas posiciones. Se puede hacer a horcajadas, con las rodillas apoyadas en la cama, darse la vuelta y mirar hacia los pies, es decir, a la inversa...Además, también es posible estirar las piernas delante de la otra persona mientras él también despliega las suyas. No obstante, para los más atrevidos o aquellos que quieren explorar nuevas alternativas, siempre es posible innovar haciéndolo en una silla, en una escalera, en el suelo, en una mesa...La imaginación es libre.

Otras posturas para dominar en el sexo

Además de ponerse encima, existen muchas otras opciones de dominar durante la relación sexual. Aquí vienen algunas de ellas:

  • El barco en el agua: En la postura del barco en el agua el hombre tumbado sobre su espalda penetra a la mujer, que está sentada sobre su miembro con las piernas hacia un lado y los muslos separados.
  • El clip: En esta posición el hombre se tumba con las piernas juntas. La mujer se coloca sobre él a horcajadas, apoyándose sobre los brazos, con el busto hacia atrás.
  • El escandinavo: La mujer da la espalda a su pareja y se arrodilla. Es entonces cuando esta la sujeta por las nalgas, modulando la amplitud del vaivén o movimiento.
  • El sapo: El hombre está sentado en el borde de la cama con los pies en el suelo. La espalda de la mujer apoyada en su pecho y los pies sobre la cama con las rodillas flexionadas.
  • El molinillo: Ambos se colocan uno al lado del otro y mirando en la misma dirección. Se acerca la entrepierna de la mujer a la del hombre, colocando la primera sus piernas a ambos lados del torso de la pareja.
  • El picoteo: El hombre está sentado de lado, sujetándose con un brazo y la rodilla correspondiente. La mujer apoyada en sus antebrazos, se frota contra su sexo dándole la espalda.
  • Aperitivo sabrosón: El hombre está sentado en el suelo o en la cama, con una pierna estirada y la otra ligeramente doblada para mantener el equilibrio. La mujer se monta a horcajadas, apoyándose.
Te puede interesar