Menú
Hipermenorrea: cuando el sangrado menstrual es abundante
Hipermenorrea: cuando el sangrado menstrual es abundante

CAUSAS Y TRATAMIENTO

Hipermenorrea: cuando el sangrado menstrual es abundante

Se trata de un trastorno dentro de la regla que viene acompañado de otros síntomas como cansancio, fatiga o falta de aire.

La hipermenorrea es un trastorno que se presenta dentro de la regla de una mujer. Está relacionada con la cantidad de sangrado vaginal, ya que ésta se ve aumentada. Normalmente la menstruación dura siete días y como mucho se tiene un sangrado de 80 mililitros. Como es difícil calcularlo, se dice que puede existir hipermenorrea si una mujer utiliza más de siete compresas o tampones al día, o si se ve en la obligación de cambiarse antes de las cuatro horas. Además se tienen en cuenta las características del ciclo de la paciente. Aparte del abundante volumen menstrual, viene acompañada de otros síntomas como cansancio, fatiga o falta de aire. Si además se producen trastornos en el ciclo menstrual hay que poner solución cuanto antes.

¿Cómo se diagnostica la hipermenorrea?

En primer lugar, tiene que ser la propia paciente la que se dé cuenta de que el sangrado menstrual que está teniendo es excesivo comparado con el que suele tener habitualmente. Una vez reconocido este síntoma, será necesario acudir cuanto antes a un ginecólogo que se encargará de evaluar la cantidad de sangrado para ver si puede ser considerado anormal y de determinar la causa y el posterior tratamiento de la enfermedad.

Hay que acudir al ginecólogo para que ponga una solución a esta situaciónHay que acudir al ginecólogo para que ponga una solución a esta situación

Primero de todo se hace una ficha de la paciente donde se detallan las características de su ciclo menstrual, si ha habido alguna intervención quirúrgica ginecológica, infecciones o cualquier tipo de antecedentes que puedan tener que ver con este trastorno. Una vez pasado este paso, el ginecólogo procede a un examen físico. Palpa la zona vaginal para ver si hay algún tipo de inflamación o diferencia en el útero.

Para que el diagnóstico sea más exacto, estas pruebas se complementan con estudios de laboratorio. A través de un hemograma completo, se analiza la sangre para ver si la paciente padece anemia o para descartar que pueda tener algún ascendiente en su familia con este tipo de enfermedad.

Una ecografía le sirve al médico para comprobar si la mujer tiene miomas uterinos. Ésta suele ser la causa más frecuente que produce la hipermenorrea. Por último puede realizarse un estudio del endometrio mediante una biopsia de éste para descartar que la razón del aumento del sangrado vaginal se deba a un pólipo.

¿Por qué se produce la hipermenorrea?

El incremento del volumen de sangre durante la regla se debe a que la contracción del músculo uterino es insuficiente para comprimir los vasos sangrantes y así poder cortar la hemorragia, es decir, se presentaría una anormalidad que puede tener distintos orígenes:

- En un principio puede deberse a alteraciones hormonales a la hora de regular el flujo. Éste será abundante ya que el endometrio no es capaz de generar una cantidad pequeña de sangrado menstrual.

El DIU puede ser una de las causas de la hipermenorreaEl DIU puede ser una de las causas de la hipermenorrea

- Los miomas uterinos pueden provocar también esta enfermedad. Son tumores benignos que si aparecen puede hacer que la regla vea incrementada tanto su duración como el sangrado vaginal.

Si se trata de mujeres que se encuentran dentro de una edad óptima para la reproducción existe la posibilidad de que puedan aparecer pólipos en el endometrio, es decir, pequeños crecimientos en la capa interna del útero.

- Otras razón puede ser la adenomiosis, o lo que es lo mismo, que una parte del endometrio en lugar de reproducirse en las paredes internas del útero, lo haga en su capa muscular.

- Si utilizas el dispositivo intrauterino (DIU) para prevenir en el sexo y ves que tu flujo aumenta, es posible que esa sea la causa, así que deberás retirártelo inmediatamente para que el sangrado vuelva a ser dentro de los límites considerados normales en la menstruación de una mujer. Pregunta a tu ginecólogo por otro método para que puedas tener un sexo seguro.

Los dolores de cabeza suelen ser muy recurrentesLos dolores de cabeza suelen ser muy recurrentes

- El cáncer de útero también puede ser el causante. Aunque no es muy común, algunos tumores pueden provocar este cambio.

- Cuidado con las medicaciones ya que, ya sea por efecto secundario o abuso de éstas, puede que la paciente tenga un aumento anormal de hormonas que haga que más que ser una cura sea causa de un crecimiento del sangrado vaginal.

- Trastornos en la coagulación de la sangre.

-La hipermenorrea no está relacionada con ningún trastorno del ciclo menstrual ni con la alteración del ciclo. Simplemente consiste en el sangrado abundante por alguna de las causas anteriormente citadas y que hay que tener muy en cuenta.

Tratamiento y cura de la hipermenorrea

Antes de empezar el tratamiento, se ha de tener en cuenta la causa de la hipermenorrea para poder buscar la cura más efectiva. Además hay que fijarse en otros factores como el estado de salud de la paciente, su expediente médico o el tipo de vida que lleva. Los tratamientos pueden dividirse en dos tipos: médicos y quirúrgicos. Los primeros son los más recurrentes ya que son utilizados cuando las causas de la hipermenorrea no son de la gravedad de un pólipo, por ejemplo, que ya requeriría una intervención quirúrgica. Entre los tratamientos médicos encontramos:

1. Antiinflamatorios no esteroides (AINE)

Se emplean únicamente durante los días de sangrado y contribuyen a la disminución de éste entre un 20 y un 35% en la mayoría de los casos. Los más conocidos son el ibuprofeno, el naxopreno y el ácido mefenanico. Éste último necesita de una receta médica para poder ser adquirido. Tienen una doble función, porque aparte de servir de cura para la hipermenorrea, disminuyen el dolor que provoca la regla.

2. Antifibrinolíticos

reducen la cantidad de sangrado al 50%, previniendo a la paciente de la fibrinólis y descomponiendo los coágulos que pueden producir la hipermenorrea. No tienen mucho éxito ya que los estudios sobre ellos aún son escasos, además producen efectos secundarios como diarrea, cefalea o dorsalgia que no ayudan a que sea el método elegido.

3. Anticonceptivos orales

La función de estos es triple. Por un lado, respecto a la menstruación, ayudan a que el sangrado menstrual se reduzca y alivian los dolores que existen durante estos días. Por otro tienen su función anticonceptivo dentro del sexo. Han de consultarse al médico antes de empezar a tomarlos.

4. Progestágenos clínicos

es uno de los tratamientos más frecuentes empleados para combatir la hipermenorrea. Su administración es efectiva si se realiza entre el quinto y el vigésimo sexto día del ciclo. Tienen una parte mala y son sus efectos adversos como el aumento de peso, el dolor de cabeza o posible depresión.

5. SIU-LNG

Es de los de mayor efectividad, ya que reduce el sangrado al 97 %, pero no es un medicamento lo suficientemente estudiado para este tipo de trastornos. Tampoco se libra de los efectos secundarios donde aparte de dolores de cabeza, dismenorrea o mastalgia, puede llegar a producir quistes en los ovarios.

6. Suplementos de hierro

Aquellas pacientes que recurren a este tipo de tratamiento médico ven reducida la anemia que les puede producir el trastorno del sangrado menstrual durante la regla.

El tratamiento quirúrgico se emplea siempre que no se ha podido solucionar el problema por la vía de los medicamentos. Va encaminado, principalmente, a acabar con pólipos endometriales, miomas uterinos y adenomiosis.

7. Legado endometrial

Sólo está recomendado para la hipermenorrea en un caso de extrema urgencia. Además, está contraindicado en pacientes con infección pélvica conocida o sospechada. Los riesgos incluyen perforación uterina, infección y síndrome de Asherman.

Hay muchas razones por las que se puede producir la hipermenorreaHay muchas razones por las que se puede producir la hipermenorrea

8. Técnicas de destrucción endometrial

Se pueden llevar a cabo en pacientes sin deseos de fertilidad, con endometrio normal y útero de tamaño menor a 12 semanas de gestación, que no respondieron al tratamiento médico. Uno de los impedimentos de esta intervención es que es posible que a los cinco años la paciente tenga que volver a pasar por el quirófano para ser operada de lo mismo.

9. Embolización de Arterias Uterinas

son una alternativa menos agresiva al resto de operaciones. En la mayoría de las mujeres consigue que dejen de sangrar y que, a su vez, desaparezcan los síntomas que acompañaban a la hipermenorrea. La paciente se recuperará rápido y, además todos los miomas son eliminados en una misma intervención sin influir en el útero.

10. Miomectomia

Es un procedimiento empleado en aquellas mujeres que quieren mantener su fertilidad intacta. Aunque no afecta al útero y posibilitan un embarazo posterior a la operación, éste no está garantizado. Está reservado para casos en los que la presencia de miomas uterinos es baja.

11. Histerectomía

supone la extracción del útero, por lo que los períodos menstruales se ven interrumpido, lo que supone que la paciente no puede quedarse embarazada. Es 100% efectiva en el control del sangrado, pero es más costosa y puede incluir reacciones a la anestesia, dolor, infección, sangrado y fatiga.

Cómo prevenir la hipermenorrea

En general, no hay forma alguna de prevenirla, lo único que se puede hacer es acudir cuanto antes a un ginecólogo para que diagnostique la causa de la hipermenorrea. Se tiene que estar alerta siempre que se vea una anormalidad en el sangrado menstrual y a partir de ahí, primero ver si se está tomando un medicamento que puede propiciar este desajuste o si se emplea el DIU como método anticonceptivo en el sexo. Estas dos razones serían las primeras a tener en cuenta para curar este trastorno ya que son las que más a mano tenemos, pero claro está, que la visita al médico es obligatoria.

Te puede interesar