Menú
Qué es el herpes vaginal y cómo prevenirlo
Qué es el herpes vaginal y cómo prevenirlo

CUIDADO CON LAS ETS

Qué es el herpes vaginal y cómo prevenirlo

Limitar el número de parejas sexuales y utilizar preservativos en todas tus relaciones sexuales son dos maneras de evitar contraer un herpes vaginal.

Si tienes un herpes vaginal, no te asustes porque no eres la primera ni serás la última. Según un reciente estudio en Estados Unidos, se trata de una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes del mundo. De hecho, uno de cada cinco americanos, uno de cada cuatro británicos y uno de cada seis australianos lo tiene.

Pero, ¿qué es exactamente el herpes vaginal? Se trata de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por el virus del herpes simple (HSV-2) y que se transmite por el contacto físico de piel con piel.

¿Cómo se contagia el herpes vaginal?

El herpes vaginal se contrae por contacto físico con el área infectada y no a través de fluidos vaginales, semen, sangre o saliva. En otras palabras, si se mantienen relaciones sexuales (vaginales o anales), se practica sexo oral o simplemente se roza el área infectada de una persona que tiene una infección de herpes vaginal, ésta nos pasará el virus. Sin embargo, una vez que nos hemos contagiado, el virus permanece dentro de nuestro cuerpo 'dormido' hasta que un día, a lo largo de nuestra vida, se activa y desarrolla síntomas:

Hay muchas formas de contagio y hay que ser precavidaHay muchas formas de contagio y hay que ser precavida
  • Quemazón de la zona afectada
  • Irritación de la zona
  • Aparición de ampollas
  • Aparición de llagas (pueden tardar semanas en aparecer)

Hay muchos factores que favorecen la 'activación' del virus y que varían mucho en función de cómo se haya contagiado la persona o de cómo se desarrolla el virus. Algunos de los factores más comunes son:

  • Un exceso de ingesta de alcohol
  • Periodos de estrés demasiado largos
  • Mucho cansancio acumulado
  • Quedarse embarazada
  • Cualquier enfermedad (física o psicológica) que afecte a nuestro sistema inmunológico y baje nuestras defensas

¿Cómo se cura el herpes vaginal?

Como siempre se recomienda en estos casos, lo primero que se debe hacer cuando se note algo extraño es acudir al médico. En el caso de los herpes vaginales, no existe un tratamiento genérico para todo el mundo por lo que un profesional debe indicarte el adecuado para ti. Es fundamental que cada persona tenga su propio tratamiento, dependiendo también de la forma en la que le ha aparecido el herpes vaginal.

La utilización de preservativos es fundamental para prevenir el herpes vaginalLa utilización de preservativos es fundamental para prevenir el herpes vaginal

Los remedios caseros en estos casos también pueden ser muy buenos, puesto que si la situación no es demasiado delicada, puede llegar a solucionarse con esos remedios:

  • Baños de sal: Este tipo de procedimiento limpia, mitiga y seca las llagas producidas por el herpes vaginal.
  • Tomar calmantes, siempre bajo prescripción médica en este caso.
  • Utilizar ropa interior ancha para ir lo más cómoda posible y así evitar posibles roces que empeoren la situación.
  • Beber mucho agua, algo que viene bien para otras muchas cosas.

¿Cómo se previene el herpes vaginal?

Aunque no es una enfermedad grave, es muy molesta así que se deben tomar todas las medidas necesarias para prevenir el contagio y evitar contagiar a otras personas si nosotros ya tenemos el virus. Es fundamental ser precavido si se tiene el herpes vaginal, porque cualquier situación puede ser propicia de contagio.

Si aún no se está infectado, hay dos factores clave a la hora de prevenir el herpes vaginal:

  1. Limitar el número de parejas sexuales como forma de prevención
  2. Utilizar preservativos. Esto es algo fundamental para muchos aspectos relacionados con las ETS.

El herpes vaginal es muy molesto y hay que solucionarlo cuanto antesEl herpes vaginal es muy molesto y hay que solucionarlo cuanto antes

Si mantenemos relaciones sexuales con una misma persona que no está contagiada las probabilidades de contagiarnos son nulas, mientras que es muy probable que contraigamos la infección cuando tenemos relaciones íntimas con varias personas distintas que desconocemos si están infectadas o no. Además, el preservativo no nos protege al 100% porque puede no cubrir la zona en la que se encuentra el herpes.

Si tenemos un herpes vaginal, debemos ser honestos con nuestra pareja y comunicarlo para evitar que la otra persona lo contraiga. Ahora bien, no hay necesidad de abandonar por completo las relaciones sexuales con nuestra pareja por el hecho de tener una infección.

La salud íntima femenina es fundamental para poder llevar una vida plenaLa salud íntima femenina es fundamental para poder llevar una vida plena

Precauciones

Lo más importante es evitar totalmente el contacto físico con la zona infectada en el momento de alto riesgo, es decir, cuando el herpes vaginal muestra síntomas. Aunque no tengas todavía una llaga, el virus puede ser contagiado si notas quemazón o irritación en la zona. Espera a que la zona vuelva a estar completamente aliviada y la piel luzca normal de nuevo para retomar vuestra actividad sexual sin riesgos.

Así que ya lo sabes, sé precavida y toma precauciones para evitar los molestísimos herpes vaginales. Y si ya estás contagiada y no sabes con quien hablarlo, existe una asociación con más de 40.000 miembros en todo el mundo ('Conozca gente con herpes') de la que puedes ser miembro de manera confidencial y desahogarte con gente que comparte tu mismo problema.

Te puede interesar