Menú
Me han diagnosticado VPH 33, ¿tengo cáncer?
Me han diagnosticado VPH 33, ¿tengo cáncer?

ETS

Me han diagnosticado VPH 33, ¿tengo cáncer?

No, que tu médico te haya dicho que tienes el virus VPH 33 no significa que tengas cáncer pero sí es conveniente que lleves una vida lo más sana posible.

El VPH 33 es una de las más de cien cepas distintas del Virus del Papiloma Humano (VPH), una enfermedad que puede contraer en algún momento de su vida cualquier persona que sea o haya sido sexualmente activa, por lo que el riesgo de sufrir esta dolencia es muy alto, y lo único que nos protege totalmente es la abstinencia, algo poco asumible para la mayor parte de la población.

Para luchar contra el virus es importante descubrir de qué cepa se trata Para luchar contra el virus es importante descubrir de qué cepa se trata

En concreto, el VPH 33 se considera una cepa que tiene un alto riesgo oncogénico, ya que pertenece al grupo de las diez cepas causantes del 30% de los cánceres de cuello uterino en el caso de las mujeres. En el caso de los hombres también es potencialmente peligroso. Aunque la cepa 33 del Virus del Papiloma Humano es peligrosa, no es la única, ya que los VPH 16, 18, 31, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59 y 66 también tienen riesgo oncológico, por lo que el paciente al que se le diagnostiquen deberá tener cuidado y acudir puntualmente a las revisiones marcados por el profesional de la salud asignado para tal fin.

Ahora bien, que tu médico te haya diagnosticado el VPH 33 no significa que ya tengas cáncer, así que lo primero es que no te alarmes y que mantengas la calma, adeás de seguir concienzudamente los consejos que te ofrezca el profesional de la salud. Lo que ocurre es que el VPH causa las lesiones precursoras del cáncer de cérvix, por lo que debe ser vigilado para evitar que llegue a tanto. Hay que destacar que no todas las mujeres llegan a desarrollar un cáncer cervicouterino y aquellas que sí, lo hacen al cabo de varios años de haberse contagiado, es por eso que es tan importante cumplir con el calendario de revisiones.

No todas las mujeres llegan a desarrollar un cáncer

Los estudios realizados hasta la fecha nos dicen que el cáncer de cuello uterino afecta a mujeres que tienen entre 30 y 55 años, pero sobre todo a las que se encuentran entre los 40 y los 45. Sin embargo, eso no exime ni a las mujeres más jóvenes, ni a las mayores, ya que no se puede bajar la guardia en ningún momento.

¿Cómo se diagnostica?

Si eres mujer y desconoces que puedas tener este virus, los expertos recomiendan hacerse revisiones periódicas. No basta con realizar la conocida cono Prueba de Papanicolaou (citología), sino que es importantísimo llevar a cabo el VPH TEST, pues este nos va a determinar si existe o no el virus en nuestro cuerpo y qué cepa tenemos de una manera mucho más fiable y contundente. En el caso de los hombres, tienes que estar también pendiente ante cualquier eventualidad y acudir a un médico especializado. Las revisiones son también muy importantes para no terinar desarrollando cáncer.

Tener este tipo de cepa no implica que quien lo sufra para a desarrollar un tumor directamente, ya que es un proceso que tarda años. Con el tratamiento adecuado y cuidando la salud, es posible liberarse de él, aunque hay que tener paciencia. De todos modos, recuerda que la mejor manera de evitar el VPH es llevando una vida sexual sana. ¿Sabías que cada nueva pareja sexual aumenta hasta diez veces el riesgo de contagiarte con el VPH? Por tu bien y el de los demás, usa el preservativo. De todos modos, tienes que extremar las precauciones, ya que el condón no te exime al 100 por 100 de un contagio. En la medida de lo posible opta por la masturbación en los encuentros sexuales esporádicos. Es una manera de protegerte a ti y de proteger a los demás. En el sexo, la salud es lo primero.

Te puede interesar