Menú
Cómo hablar con tu hija sobre la primera menstruación
Cómo hablar con tu hija sobre la primera menstruación

PAUTAS Y CONSEJOS

Cómo hablar con tu hija sobre la primera menstruación

Es fundamental que las niñas tengan toda la información necesaria para que no se sientan asustadas ante los cambios.

La primera menstruación es uno de los momentos más importantes para cualquier mujer, ya que es el momento en el que comenzarán una serie de cambios hormonales para los que hay que estar preparada o, por lo menos, de los que hay que ser conscientes. Son muchas las madres que olvidan la importancia de hablar sobre esto a sus hijas y se limitan a alegrarse cuando se dan cuenta de que a su hija le ha venido la regla por primera. Muchas veces, la frase utilizada por estas es la de "ya eres una mujer", algo que puede causar un poco de vergüenza o miedo al ser tan solo una niña.

La importancia de explicar a una hija a lo que se va a enfrentar durante años es fundamental, para que así vaya acostumbrándose a algo completamente normal pero que, en un principio, es bastante extraño. Las sensaciones en el cuerpo cambian e incluso la forma de pensar, convirtiendo la regla en un tema tabú. Esto se potencia si la primera menstruación llega en el rango de edad estipulado, pero a la edad más temprana posible. Muchas niñas se esconden de sus amigas porque no quieren que se enteren de que ya tienen la regla. Todo esto hay que hablarlo previamente a la aparición de esta.

Ponerle en aviso

La primera menstruación es uno de los momentos más importantes para toda mujer. El comienzo de la pubertad está situado entre los 8 y los 14 años en las niñas, por lo que la regla puede llegar en cualquier momento de esta franja de años. Es importante que las niñas tengan toda la información necesaria antes de que le llegue la primera menstruación por eso conviene tener una charla previa antes de que se produzca el momento.

Hablar con tu hija es fundamental en estos casosHablar con tu hija es fundamental en estos casos

Generalmente será la madre la que tenga esta conversación con su hija, pero en la actualidad hay muchos modelos de familia, por lo que tanto el padre como la madre serán los encargados de explicar a la joven lo que va a suceder. Es importante avisarle de que la llegada de la primera menstruación no es un problema, sino un cambio. A partir de el momento en el que tenga la regla, será algo que se produzca cada mes durante muchos en adelante.

Es relevante hacerle entender a la niña que, tener la regla no supondrá un problema pero que experimentará una serie de cambios en su cuerpo que implicarán el cambio de niña a mujer. Las caderas se ensancharán y cogerán otra forma, los pechos comenzarán a crecer y se desarrollará en su totalidad, por lo que tiene que estar preparada para estos cambios.

Opciones de productos

Algo muy importante a tratar con tu hija es la amplia gama de productos de la que dispone tras su primera menstruación. No porque la madre haya utilizado determinado producto, la hija también debe usarlo. Por eso, cuando se inicien estas charlas sobre la regla hay que exponer a la joven todos los productos que puede utilizar para que ella elija con el que se sienta más cómoda.

Hablarle de los tipos de productos le ayudará a solucionar sus dudasHablarle de los tipos de productos le ayudará a solucionar sus dudas

Al principio, si la niña es pequeña, habrá que enseñarle a utilizarlos ya que es algo que no han usado nunca. Las compresas suelen ser el método más utilizado al principio por la facilidad con la que se colocan y porque son más fáciles en general. Sin embargo, la niña en cuestión debe saber todos los productos de los que dispone: compresas, tampones o copa menstrual.

Normalizar la situación

A menudo es complicado comenzar una conversación con nuestra hija para hablar de temas íntimos. La regla puede ser un tema tabú en muchas casas, así como en grupos de amigas cuando se tiene a temprana edad. Lo primero que hay que hacer cuando se habla sobre la primera menstruación, una vez ha venido o antes de que venga, es recalcar que no supone ningún problema ni es nada tabú. Cuando se es joven o adulto la menstruación es algo completamente normal que no afecta en el día a día, pero lo cierto es que en las niñas puede ser un problema

En muchas ocasiones, si la regla llega a una edad muy temprana llegan los problemas de la timidez y la vergüenza en el colegio, porque hay que hacer cosas conjuntas con las demás compañeras y puede suponer un problema. Por ejemplo, cambiarse en un vestuario para ir a Educación Física en el colegio o ir a natación en bikini pueden ser momentos de tensión para la joven. Por esto, en casa hay que enseñar que no es nada malo ni de lo que avergonzarse, porque es algo común a todas las mujeres.

Es mejor que tu hija conozca la experiencia que has tenido para enfrentarse a elloEs mejor que tu hija conozca la experiencia que has tenido para enfrentarse a ello

Hablar de la experiencia propia

Una de las formas de acercarse a la hija es hablando de la experiencia propia. Muchas veces el mayor problema es la incertidumbre, al no saber qué es lo que va a suceder una vez ha venido la primera menstruación. Las madres en este caso, pueden optar por contarles cómo fue la primera vez que tuvieron la regla o qué método utilizaron en esa ocasión.

Tienen que hacer sentir a su hija cómoda y esto se consigue también acercándole los productos que puede utilizar. Aunque la madre haya utilizado uno determinado, tiene que dar la libertad a su hija de escoger con el que más cómoda se sienta, pero la experiencia de la madre hará que la niña se sienta más cómoda a la hora de probar un producto u otro.

Te puede interesar