Menú
Remedios caseros para aliviar el dolor menstrual
Remedios caseros para aliviar el dolor menstrual

ESOS DÍAS AL MES

Remedios caseros para aliviar el dolor menstrual

Descubre los mejores remedios caseros para que tu dolor menstrual sea más llevadero.

¿Cómo conseguir desaparecer el malestar?¿Cómo conseguir desaparecer el malestar?

El dolor menstrual también se denomina dismenorrea, y consiste en un dolor intenso que aparece en la zona baja del abdomen durante los días previos a la menstruación y/o durante el transcurso de ésta. Existen dos tipos de dismenorrea, la primaria y la secundaria. La primera es más común entre los 17 y los 25 años, sobre todo durante los primeros meses de menstruación en la vida de una mujer, y no está asociada a ningún otro tipo de dolencia o trastorno orgánico. La secundaria sí está asociada a otros trastornos, y es, por ello, menos común.

El dolor menstrual no se da en todas las mujeres, pero en las que sí aparece suele ser debido a un exceso de actividad de la hormona prostaglandina, que se encarga de la contracción del útero, y en estos casos lo que hace es provocar contracciones muy fuertes del mismo. El dolor menstrual suele tratarse con antiinflamatorios del tipo ibuprofeno o con analgésicos, pero si no nos atraer la idea de consumirlos, o simplemente queremos prevenir esos dolores para no tener que tratarlos después, podemos poner en marcha una serie de remedios caseros para aliviar la peor cara de la menstruación: el dolor.

Remedios caseros para el dolor menstrual

- Infusiones: Las infusiones de canela son muy beneficiosas para aliviar el dolor que sentimos en los días de regla. Para elaborarlas, llevamos a ebullición una taza de agua con dos amas de canela. Una vez hierva, lo sacamos del fuego y lo dejamos reposar 5 minutos, echamos un poco de azúcar o edulcorante y lo beberemos caliente. La infusión de manzanilla también es recomendable, podemos tomar un par de tazas con una hora de diferencia si vemos que el dolor es fuerte. Otras hierbas que podemos hacer en infusión son el tomillo, la onagra o la hierbabuena (ésta la tomaremos cada tres horas).

Otra alternativa es un preparado con jengibre fresco: lo lavamos, picamos y lo dejamos macerar en una taza de leche caliente. Tomaremos esta mezcla cuando nos venga el cólico para aliviar el dolor. Otro preparado, que incluye más hierbas y quizá resulte más caro, consiste en mezclar en una taza de agua hirviendo 1 cucharadita de artemisa, 1 de caléndula y 1 de cola de caballo. Beberemos una taza caliente cada cinco horas.

Las infusiones o el calor son perfectas para disminuir los dolores Las infusiones o el calor son perfectas para disminuir los dolores

- Aplicar calor y masajes en la zona del vientre. En esa zona se encuentran localizados, aproximadamente, los ovarios. Para disminuir el dolor menstrual, podemos aplicar una manta eléctrica o una toalla que hayamos calentado con la plancha de la ropa. Otra alternativa es colocar una bolsa de agua caliente o, directamente, darnos un baño de agua caliente en la bañera. Además de reducir el dolor, estas prácticas nos obligarán a estar tumbadas y relajadas, que también nos ayudará durante la regla.

Los masajes deberemos aplicarlos en la zona abdominal y lumbar. Para que haga más efecto, podemos añadir aceites de romero, salvia o ciprés. Un preparado casero es verter 15 mililitros de aceite de oliva en un recipiente junto a 6 gotas de aceite de rosa. Lo mezclamos y podemos usarlo como aceite para el masaje en ambas zonas, aunque es recomendable comenzar a hacer estos masajes unos días antes del comienzo de la menstruación.

- Dieta. La dieta va a ser también muy importante para el dolor, ya que influye en las hormonas que liberemos en nuestro cuerpo. Durante el mes llevaremos una dieta equilibrada y rica en todo tipo de nutrientes, pero los días previos a la menstruación empezaremos a aumentar los alimentos que contengan hierro (mejillones, berberechos, cereales integrales, legumbres, espinacas, acelgas, pipas, pistachos, uvas, etc.) y fibra (legumbres, verduras, hortalizas, cereales, frutos secos, arroz, especias como el tomillo, etc.). Estos, junto con la ingesta de abundante agua, nos ayudarán a disminuir la sensación de hinchazón, que aumenta el dolor menstrual. También minimizaremos el café, el alcohol, las bebidas frías y los cítricos, y lo haremos tanto los días previos a la regla como durante la menstruación. También se recomienza empezar a tomar una semana antes del inicio de la regla, un zumo de zanahoria diario.

Una dieta equilibrada para disminuir el dolor Una dieta equilibrada para disminuir el dolor

- Practicar deporte. El deporte es un gran aliado en muchos aspectos de nuestra vida, y este es uno de ellos, ya que, entre otras cosas, aumenta la producción de endorfinas y estas ayudan a disminuir el dolor. Las mujeres que sufren dolor menstrual deberían practicar deporte durante todo el mes para prevenir los dolores menstruales, pero también hay que realizarlo durante el ciclo menstrual porque disminuye la sensación de hinchazón y mejora el flujo sanguíneo. Efectivamente, cuando tenemos los dolores menstruales es más complicado, pero si son muy fuertes podemos optar por actividades que se adapten a nuestro estado, como caminar o hacer una rutina de estiramientos.

Te puede interesar