Menú
Posturas sexuales con cojines: otra forma de llegar al placer
Posturas sexuales con cojines: otra forma de llegar al placer

DESCUBRE Y DISFRUTA

Posturas sexuales con cojines: otra forma de llegar al placer

Los cojines están el sofá o en la cama, el lugar de la práctica sexual, y ya no serán un incordio para ello.

En el sexo, siempre que haya respeto y deseo mutuo, no hay normas. Cada persona y cada pareja tienen establecidas sus propias fantasías y pueden ser muchas las filias y posturas sexuales favoritas dentro de una relación. En la actualidad, gracias al fácil acceso que se tiene del contenido erótico.

El sexo ofrece un amplio abanico de posibilidades para el disfruteEl sexo ofrece un amplio abanico de posibilidades para el disfrute
 

Sin ir más lejos, el contenido online erótico y pornográfico es uno de los que más ideas aporta para luego experimentar con la pareja o incluso solo. Sean fantasías, filias o posturas, este tipo de formatos ofrecen un amplio abanico de posibilidades para el disfrute. De hecho, en este artículo, se proponen varias posturas sexuales en donde los cojines, recurrentes en un escenario tradicional para mantener sexo como es la cama o el sofá, te ayudarán a disfrutar todavía más de tus relaciones.

El misionero

La postura sexual del misionero es una de las más placenteras para la mujer y también de las más clásicas y conocidas. La colocación de ambas partes consiste en que la mujer se acuesta boca arriba y con las piernas abiertas mientras el hombre, colocado encima y de cara a ella, la penetra. Esta postura sexual permite que exista una gran complicidad entre la pareja porque ambos pueden mirarse mientras mantienen las relaciones y muchos la describen como la postura perfecta para parejas.

En el misionero se debe colocar el cojín debajo del trasero o en la espalda de la mujerEn el misionero se debe colocar el cojín debajo del trasero o en la espalda de la mujer
 

Si te estás preguntando dónde tiene cabida un cojín en esta posición, la respuesta es fácil de adivinar. Ya sea por diferencia de estatura o tamaño entre los dos miembros de la pareja, es posible que exista la posibilidad de que haya posturas que sean o resulten incómodas. Colocando un cojín debajo del trasero o de la espalda de la mujer, su cuerpo se elevará y esto será lo que le permita al hombre penetrarla con una mayor facilidad. Esta postura es ideal para mujeres más bajas que su pareja.

La postura del árbol prohibido/La Niñera

Esta postura sexual es una de las más placenteras para los hombres, aunque con ligeras modificaciones puede ser practicada también por mujeres. Para quien le gusten los roles de dominación y sumisión, es posible que encuentre muchas posibilidades para divertirse con su pareja si realiza esta postura. Aunque no es especialmente agresiva, esta se centra en el disfrute del hombre y en una posición algo sumisa de la mujer.

El cojín en esta postura se coloca debajo de la cabezaEl cojín en esta postura se coloca debajo de la cabeza
 

La postura del árbol prohibido consiste en que el hombre se coloque, de rodillas, abriendo ligeramente las piernas y erguido sobre la cama. Estando en esta posición, la pareja ha de colocarse justo debajo de él para que pueda practicarle sexo oral. El papel fundamental del cojín o almohada entra en esta postura porque, quizá por la altura de ambos o simplemente por incomodidad, la persona que practica sexo oral al hombre no llega a alcanzar el miembro de este. Por esto mismo, colocar una almohada o cojín debajo de la cabeza será de gran ayuda y hará que la experiencia sea súper placentera.

La montaña mágica

Esta es otra de las posturas que hacen aumentar al instante la complicidad entre ambos miembros de la pareja. Si no conocías antes esta posición, consiste en que la mujer se ponga de rodillas, con las piernas abiertas y ligeramente inclinada hacia delante para que el hombre, que se encuentra a sus espaldas y en la misma postura, pueda penetrarla.

En la montaña mágico debes hacer una torre de cojinesEn la montaña mágico debes hacer una torre de cojines
 

Esta postura requiere, a falta de otro punto de apoyo, de varios cojines que formen una pequeña torre y que permitan a la mujer apoyarse sobre ellos mientras transcurre la relación sexual. Además de que este truco ayudará a que esta esté recostada sobre una superficie blanda y pueda apoyar todo su cuerpo sobre ella, también hace que su pareja pueda apoyarse sobre ella. La complicidad en esta postura surge a través del abrazo que el hombre hace a la mujer mientras la penetra e incluso mientras le pueda estar dando besos y caricias en el hombro y/o en el cuello.

La cascada

Esta es una de las posturas que puede realizar una pareja y llevar a cabo el cambio de roles sí es cierto que ambos han de contar con una muy buena flexibilidad y habilidad, pues la postura de la cascada es un tanto complicada de realizar. A pesar de esto último, practicarla resulta muy gratificante y quien se encuentre siendo más pasivo en la postura, más intenso tendrá el orgasmo.

La postura de la cascada consiste en que uno de los dos miembros de la pareja se tumbe a los pies de la cama con la cabeza, los hombros y el cuello en el suelo, mientras que sus piernas y sus pies están elevados sobre el borde de esta. La pareja ha de subirse encima y penetrar a quien tenga debajo o dejar que el pene de la otra persona se introduzca en su interior. El uso de un cojín para quien se encuentre en el suelo será de gran ayuda porque de esta forma, su cabeza, hombros y cuello estarán sobre una superficie más blanda y, por tanto, la relación sexual será más cómoda y placentera.

El cojín en esta postura se coloca en el suelo para que se apoye la personaEl cojín en esta postura se coloca en el suelo para que se apoye la persona
 

Como habrás podido darte cuenta, incluir el uso de uno o varios cojines en las relaciones sexuales es cuestión de adaptar la función de estos a la postura. En determinadas posiciones, el cojín o la almohada serán clave para lograr que estas resulten más placenteras y cómodas, mientras que habrá otras para las que usar estos elementos sea algo indispensable para poder completar la postura. Si tú y tu pareja queréis descubrir más posturas para realizar con cojines de por medio, lo mejor es que experimentéis y descubráis vuestras necesidades y deseos. La importancia del cojín o la almohada en una postura sexual es muy grande, no solo por los beneficios que te aportará a ti y a tu pareja en el sexo, sino porque te ayudará a abrir la mente, experimentar más y buscar nuevas formas de entretenerte y disfrutar de tus relaciones sexuales.

Te puede interesar