Menú
Filias sexuales: Axilismo, una peculiar forma de estimularse
Filias sexuales: Axilismo, una peculiar forma de estimularse

RELACIONES PLACENTERAS

Filias sexuales: Axilismo, una peculiar forma de estimularse

Existen multitud de personas que poseen ciertas filias sexuales que, a pesar de no ser comunes, tenerlas no supone algo malo.

En la actualidad el sexo ha dejado de ser un tema tabú para muchas personas y por consiguiente hay más información sobre todos los aspectos que este abarca, tanto posturas como tipos de placeres, gustos, manías, fantasias, experiencias de diferente relaciones sexuales, e incluso filias y parafilias.

¿En qué se diferencia una filia de una parafilia?

La diferencia que hay entre estas radica en que la filia es una sensación de atracción o gusto por ciertas situaciones, no solo sexuales, también fuera de este ámbito, mediante objetos, actividades o ámbitos poco comunes. Se podrían considerar como un antónimo de ''fobia''. Incluso se pueden dar filias provocadas por la colección de objetos, tales como sellos, cromos, monedas, etc.

Las filias no necesariamente deben de ser generadas por los mismos estímulos o elementosLas filias no necesariamente deben de ser generadas por los mismos estímulos o elementos

Por el contrario, la parafilia es un comportamiento poco habitual de índole únicamente sexual que con tan solo realizarlo generan placer, mucho más allá del coito, pudiendo ser alcanzado a través de objetos, actividades o situaciones poco comunes. Otro punto importante de esta, es que al realizarla se causa dolor, ya sea a la misma persona o a los demás. Existen grados de parafilia, desde las más agudas hasta las más leves.

Se podría decir que la filia sexual es una parafilia sin el componente masoquista o doloroso, aunque en ambas se busca el placer de la persona que las realiza.

¿Qué filias sexuales existen?

Existen multitud de filias sexuales en la actualidad, entre ellas podemos destacar algunas de las más comunes: agrexofilia (placer por ser escuchados mientras se practica el sexo), amomaxia (placer por realizar el sexo en un coche aparcado), voyerismo (Placer por observar a otras personas sin que estas lo sepan, bondage (placer por atar a la otra persona o ser atado), acomoclitismo (excitación por los genitades depilados) y axilismo entre otras muchas.

¿Qué es el Axilismo ?

El axilismo es considerado una filia sexual , en la cual la persona siente placer por las axilas y se excita cuando introduce o le introducen el pene en estas para realizar una masturbación. No es una práctica muy común, pero para ciertas personas llevarla a cabo es de lo más placentero.

Este placer es originado gracias a que el hombre se imagina que la axila de su pareja es una zona intima y la mujer se estimula al sentir el calor y el roce del órgano reproductor masculino en su piel. En muchos casos esta práctica es llevada a cabo sin anteriormente depilarse, simulando de esta manera el vello que tiene la mujer en su vagina.

Hoy en día muchas de estas filias se han convertido en un tema tabú aun no implicando nada negativo el poseerlasHoy en día muchas de estas filias se han convertido en un tema tabú aun no implicando nada negativo el poseerlas

Gracias a que como anteriormente hemos comentado, el sexo está dejando de ser un tema tabú y mucha más gente se atreve a hablar de sus experiencias y sus relaciones sexuales, sabemos más datos sobre esta filia. De la cual, muchas personas que la han realizado afirman que la axila al ser una zona muy sensible y con muchas terminaciones nerviosas, puede generar una sensación muy parecida al coito y las relaciones intimas habituales.

¿Tener axilismo u otra filia sexual es un problema?

Generalmente tendemos a tachar de enfermos mentales, pervertidos, o gente problemática a las personas que presentan filias muy poco habituales, pero esto no es cierto, tener una filia sexual no hace que padezcamos un trastorno mental.

Es más, lo que la mayoría de gente no sabe, es que todas las personas presentamos algún tipo de filia en algún ámbito de nuestra vida, incluidas nuestras relaciones sexuales, ya sea en mayor o en menor medida, ya que todos tenemos alguna manía extraña en el sexo o algún gusto que se escapa a lo convencional.

Tener estas filias no hace que tengamos un problema, todo depende de la forma en que la llevemos a cabo, ya que la realización de estas no debe generar incomodidad o una actitud irrespetuosa hacia la otra persona. Es importante conocernos a nivel sexual, saber que nos gusta o sobre todo saber cómo expresarlo.

No debemos de permitir que estas filias nos controlen hasta tal punto que provoquen en nosotros y en los demás consecuencias negativasNo debemos de permitir que estas filias nos controlen hasta tal punto que provoquen en nosotros y en los demás consecuencias negativas

No obstante, en ciertas ocasiones si pueden serlo. Por ello aquí os dejamos algunas de las características de una filia cuando se convierte un problema para la persona:

  • Interfiere en la vida de la persona, tanto a nivel psicológico como social, laboral, etc.
  • Se realiza de forma ansiosa y genera temor si no se sale según lo previsto.
  • Se convierte en un comportamiento repetitivo, buscando el placer a través del de forma obsesiva compulsiva y exagerada.
  • Se realizan mediante estereotipias, es decir, siguiendo un orden muy estricto y una serie de pautas casi de obligado cumplimiento.
  • Para lograr su realización se recurre a la violencia.
  • Causa dallo físico o psicológico, ya sea a la misma persona o al resto.

¿Qué hacer si se ha convertido en un problema?

En el caso de que dicha filia tenga las características nombradas anteriormente, es aconsejable que acuda a un especialista o a un psicólogo sexual, ya que con esta actitud no solo generas conflictos con los demás si no contigo mismo. Dicho especialista mediante terapia, reconducirá tus sentimientos, tus emociones, etc y te enseñara a gestionar la frustración y la ansiedad a la hora de las relaciones sexuales y sociales.

Te puede interesar