Menú
Higiene íntima antes y después de mantener relaciones sexuales
Higiene íntima antes y después de mantener relaciones sexuales

EVITAR INFECCIONES

Higiene íntima antes y después de mantener relaciones sexuales

La higiene es importantísima, tanto antes como después de mantener relaciones sexuales para evitar infecciones u otras enfermedades.

Higiene es igual a limpieza. Una limpieza que se tiene que llevar a rajatabla cuando se trata de la higiene íntima. Y es que con el sexo hay que tener la cabeza en su sitio y cumplir con ciertos protocolos para evitar infecciones o enfermedades mucho más graves.

Tanto el hombre como la mujer tienen que tener una buena higiene íntima, y más aún si se va a mantener relaciones sexuales. Una limpieza que se tiene que mantener aún incluso cuando mantengas relaciones con tu pareja habitual y consideres que el peligro ha pasado. Este pensamiento es completamente erróneo, puesto que siempre hay que estar muy pendiente de la higiene sexual.

La higiene es fundamental en todos los casosLa higiene es fundamental en todos los casos

Ahora bien, lógicamente, la higiene íntima debe ser diaria. Tanto el hombre como la mujer deben tener presente que la limpieza de la vagina y los genitales de forma sistemática es muy importante y antes de realizar el acto sexual es importante realizar una higiene íntima, tanto para evitar infecciones como olores naturales que pueden ser desagradables.

La higiene íntima antes del sexo no es obligatoria, sí aconsejable

No obstante, la higiene íntima inmediatamente antes de iniciar una relación sexual no es estrictamente obligatoria. Muchas personas prefieren mantener la naturalidad y disfrutar de los olores que emite el cuerpo antes que de un gel de baño aromático. En este punto, y siempre y cuando se trate de tu pareja habitual, se puede debatir en pareja esta situación; pero si se trata de encuentros esporádicos, lo mejor es que cumplas con esa limpieza sin excepciones.

Los geles aromáticos suelen ser una buena apuesta cuando se quieren mantener relaciones sexuales algo más higiénicas. Además, sobre todo en el caso de las mujeres, la utilización de toallitas íntimas de forma previa al acto sexual suele ser todo un acierto, puesto que eliminarás el sudor o posibles restos de orina de tus partes sexuales. Es cierto que no se puede abusar del uso de estas toallitas o geles íntimos, sobre todo de los que 'limpian', puesto que pueden terminar con la flora vaginal.

La higiene previa al coito también es necesaria en muchas ocasionesLa higiene previa al coito también es necesaria en muchas ocasiones

Es más, al hablar de higiene antes del acto sexual, también se tiene que tener presente que intervienen más partes del cuerpo además de los genitales. Entre ellos, las manos y la boca, un punto clave en los preliminares. No hay duda de que mantener un buen aliento siempre es algo completamente necesario, pero más aún si vamos a mantener relaciones sexuales, puesto que los besos irán implícitos en el momento.

Higiene íntima después del coito

Por lo general, una vez que se produce el coito, la pareja permanece unos minutos abrazados, dándose besos y caricias, por lo que 'salir corriendo' a limpiarse los genitales, puede producir incluso cierta incomodidad en el contrario.

Ahora bien, pasados esos momentos iniciales, se pueden producir hasta tres situaciones:

  • En primer lugar, es posible que os apetezca daros un baño o una ducha juntos. Una acción que permite seguir con los juegos y las caricias al tiempo que realizar la correspondiente higiene. Además, si queréis aumentar la higiene, también se pueden mantener relaciones sexuales en la propia ducha, algo que puede generar mucha pasión entre ambos.
  • Las duchas pueden ser de lo más sugerentes si se llevan a cabo en compañíaLas duchas pueden ser de lo más sugerentes si se llevan a cabo en compañía

  • O, por el contrario, prefieres lavarte en la más estricta intimidad. Entonces puedes ausentarte un momento sin ningún problema. Es más, si los actos sexuales se producen en lugares como el coche o el campo, puedes llevar unas toallitas en tu bolso para facilitar la limpieza. Lo cierto es que esto no tiene por qué ser incompatible con la ducha conjunta, puesto que hay veces que apetece más ese momento de complicidad y, otras, llevar a cabo la higiene de una forma más íntima.
  • Y la otra situación que puede darse es ignorar ese momento de higiene. Si éste es tu caso, no te preocupes, no estás haciendo nada incorrecto. Y es que si la mujer permanece con los restos del esperma durante unas horas no corre ningún peligro, como tampoco lo hace el hombre al permanecer con las sustancias que desprende la vagina.
La higiene tras las relaciones sexuales es muy importanteLa higiene tras las relaciones sexuales es muy importante

No conlleva grandes riesgos el hecho de no llevar a cabo la higiene en los momentos posteriores de las relaciones sexuales, pero no hay que olvidar que la higiene siempre es fundamental para evitar posibles infecciones que necesiten ser tratadas por especialistas. Muchas de estas infecciones se producen por las relaciones sexuales, por lo que si se puede evitar, es mejor evitar ciertos aspectos. La higiene no cuesta nada y mantenerse aseado es algo necesario para todo el mundo.

No pasa nada porque dejes a tu pareja unos minutos después de haber mantenido relaciones sexuales, ya que, además, también esta deberá realizar la correcta higiene para evitar infecciones futuras. Estas infecciones pueden ser de lo más variadas y, por ello, la limpieza es fundamental para evitar males mayores. Hay que dejar a un lado la vergüenza y cuidarse.

Te puede interesar