Menú
¿Es posible llevarse bien con los ex?
¿Es posible llevarse bien con los ex?

FUTURO

¿Es posible llevarse bien con los ex?

Dependerá de las intenciones y del punto de partida. Con una ruptura acordada el proceso de normalización será más fácil para el 'abandonado'.

 Será más fácil si antes de comenzar la relación ya erais amigos Será más fácil si antes de comenzar la relación ya erais amigos

Después de terminar una relación, la intención de ambos es seguir manteniendo un vínculo amistoso, ya que habéis compartido tiempo juntos y os tenéis aprecio -aunque existen excepciones-. Esta intención se deberá a que formáis parte del mismo grupo de amigos, a que tenéis hijos en común, vuestra familia tiene está muy unida o simplemente porque no queréis que algo tan bonito acabe mal.

Pero realmente, ¿es posible? Seguramente habréis escuchado de todo y habrán parejas que podrán haber mantenido una amistad y otras no. Porque está claro que una ruptura, separación o divorcio siempre es un causante de dolor. Pero hay trucos para a saber llevarnos bien con vuestro exnovio o exnovia y poder mantener una amistad. A continuación os contamos cómo poder hacerlo.

Síntomas de una ruptura

Las rupturas de pareja es una etapa de duelo de las más difíciles de superar, ya que la otra persona no desaparece, sino que sigue viviendo pero sin estar a nuestro lado. Además, mientras nosotros vemos como está rehaciendo su vida con otra persona. También sabes que tendrás que encontrarte con esa persona, verás a su familia o a sus amigos y no te resultará ni fácil ni cómodo.

Asimismo, cuando la ruptura solo la desea una de las dos partes de la pareja, la persona 'abandonada' sufre una serie de fases en el duelo que tendrá que afrontar poco a poco. Pero aparte de anímicamente, una ruptura también afecta al círculo social de la pareja, ya que ambos solíais salir con un tipo de amistades o juntaros con la familia del otro, y esto cambiará por completo.

 El punto de partida es lo más importanteEl punto de partida es lo más importante

Casos en los que es más difícil entablar una amistad

Llevarse bien o mal con una expareja depende también de cómo acabe vuestra relación, y existen ciertos finales que resultan de más dificultad para que ambos podáis mantener una amistad. Puede ser que los dos estéis de acuerdo en separaros, o uno tome la decisión y se entre en conflicto. Los casos que dificultaran esta amistad son:

1. Un motivo de ruptura traumático o muy grave, como podría ser un caso de infidelidad por parte de uno de la pareja. En este caso el rencor, odio y dolor sería más grande que las ganas de ser amigos.

2. Si uno de los dos tiene secuelas psicológicas. Por ejemplo, porque no es capaz de vivir solo o sola, porque no sabe cómo afrontar la situación, porque continúa enamorado o porque no tiene recursos para seguir adelante.

3. Si alguno es dependiente o posesivo. Si pasa esto se podría establecer un control o chantaje emocional por parte de uno de los dos, sin dejar que la otra persona pueda rehacer su vida y complicaría vuestra relación.

4. Si existe una guerra para demostrar quien tiene la culpa de la ruptura, utilizando a familiares, amigos o hijos para ganar puntos. En este caso empezarías a tener una guerra con tu exmarido o exmujer de reproches continuos de uno hacia el otro y solo causaría que dolor.

5. Si a tu actual pareja no le parece bien que mantengas una relación con tu expareja y siente celos. En estos casos, es conveniente que tu pareja sepa lo importante que es para ti llevaros bien, y presentarlos mutuamente actuando con total naturalidad. Recuerda que es importante no compararlo con nuestro exnovio o exnovia, ya que entonces podrían aparecer rivalidades entre ellos.

Si la comunicación no funciona es mejor darse tiempoSi la comunicación no funciona es mejor darse tiempo

Cómo llevarse bien

En primer lugar, es muy importante que una relación de amistad empiece sin ningún tipo de rencor por el medio, ya que sino será difícil de entablar una relación amistosa saneada. Para suavizar la relación ambos tenéis que tener voluntad y paciencia. El proceso suele tener sus idas y venidas, ya que la fase de duelo de una ruptura amorosa puede durar de seis meses a dos años.

También deberíais empezar a tomaros una distancia durante la fase de duelo -al menos los primeros seis meses- e intentar tener la mínima relación posible. De esta manera, a continuación podréis comenzar una nueva etapa de amistad y aceptación de la realidad, pero ya con las heridas ya cicatrizadas y con las ideas más claras.

Por último, no es conveniente después de la separación que sigáis manteniendo relaciones sexuales, ya que puede crear confusiones que aumenten la dependencia e impida rehacer vuestras vidas. Pero si todavía sientes algo por tu exnovio o exnovia, no te engañes a ti misma porque la amistad no puede ser posible. En estos casos, la mejor medicina es la distancia y el tiempo.

Qué hacer si tienes hijos

Tras un divorcio el exmarido y la exmujer suelen desear llevarse bien con la persona que ha sido su pareja estable durante un tiempo, pero solo una de cada cuatro consigue tener una relación amable y sin conflictos. Conseguir una relación normal con nuestra expareja se convierte en un concepto complejo, sobre todo si hay hijos por el medio. Aunque la intención es la de llevarse bien, no siempre se consigue, ya que hay que tomar muchas decisiones sobre los hijos que pueden causar disconformidades.

En estos casos es muy importante que el trato entre ambos sea cordial para que los hijos no sufran. Además, delante de los niños siempre se debe guardar la compostura y ser amables uno con el otro, porque pelearse delante de ellos no aporta ningún beneficio -sino todo lo contrario-. Si todavía tenéis temas pendientes por hablar, lo mejor es que quedes con tu exmarido o exmujer asola y lo solucionéis.

Las amistades en común es una factor a tener en cuentaLas amistades en común es una factor a tener en cuenta

Qué hacer si tu expareja quiere volver

Tras la separación o divorcio mucha gente no quiere o no puede aceptar la realidad. En estos casos, es mejor dejar la idea de llevarse bien y ni siquiera hablar con tu exmujer o exmarido. Aunque al principio puede resultar una situación incómoda y extraña, en ocasiones es preferible cortar por lo sano. La sensación de querer reestablecer la relación puede que dure un tiempo, pero poco a poco va desapareciendo.

No es recomendable actuar de forma obsesiva o desesperada, porque así solo conseguiremos alejar a tu exnovio o exnovia todavía más de nosotros. Obviamente no es una obligación llevarse bien con un ex si no se quiere, no se puede perdonar, trae mal entendidos etc. Pero es algo que debéis hablar los dos para que ninguno resulte dañado ni ningún otro pariente.

Está claro que una separación o divorcio es siempre complicado y traumático, y llevarse bien con alguien a quién has querido tanto es complicado. Simplemente, deberías recordar los buenos momentos que habéis vivido juntos sin dolor y asimilar que es una historia que forma parte del pasado. Realmente muchas parejas que han roto al final descubren que funcionan mucho mejor como amigos que como amantes, y consiguen disfrutar de una bonita relación de amistad y respeto.

Te puede interesar