Menú
Me he enamorado de mi primo hermano: ¿Qué puedo hacer?
Me he enamorado de mi primo hermano: ¿Qué puedo hacer?

¿AMOR DESAFORTUNADO?

Me he enamorado de mi primo hermano: ¿Qué puedo hacer?

Que surjan lazos de amor entre familiares es algo que, a priori, puede preocupar por miedo al qué dirán pero a diferencia de lo que muchos piensan es algo muy frecuente.

El amor llega cuando menos te lo esperas. Y a veces por parte de quien menos te lo esperas. No podemos controlar de quien nos enamoramos, pero es cierto que algunos flechazos pueden ser de lo más peculiares y pueden ponernos en una situación cuanto menos incómoda. De entre todos ellos probablemente una de las peores circunstancias es enamorarse de alguien de la familia, como puede ser un primo carnal. El amor suele quedar en un segundo plano ante el miedo, la preocupación y la sensación de tener que ocultarlo al resto de familiares, incluso la sociedad en general.

Si te encuentras en esta situación puedes pensar que se trata de un fenómeno de lo más peculiar y no sabes por qué te pasa a ti. Lo peor es el miedo a admitir esos sentimientos y a hacerlos públicos ante el rechazo de tu primo hermano, pero también del resto de la familia. Por raro que te parezca ahora mismo te puedo asegurar que el amor entre primos es más normal de lo que pudiera parecer en un principio. Eso sin contar que existen numerosos primos que se han enamorado, se han casado y han formado una familia.

Lo esencial y primero de todo será aclarar los sentimientosLo esencial y primero de todo será aclarar los sentimientos

Las casas reales son un buen ejemplo de este tipo de prácticas, que aunque más extendida antaño en la actualidad ha roto numerosos tabúes que rodeaban al amor entre primos. Hay determinados países, de Oriente Medio, en los que actualmente se fomentan los casamientos entre primos.

Diferencia amor de afecto

Pero antes de entrar en la materia lo primero es que analices tu caso en particular. ¿Realmente estás enamorado de tu primo carnal? Es habitual confundir sentimientos cuando se trata de personas con las que nos sentimos cercanos, que nos reconfortan y que nos apoyan. Y los primos son ese tipo de personas. En una familia son de los parientes más cercanos y suele darse la amistad de un modo natural, cual si fueran hermanos pero sin las tensiones que puede haber entre estos. Es gente con la que se ha crecido y con la que uno se siente a gusto. De ahí que pueda haber lugar a confusiones y no sea amor romántico lo que sientas por él.

Lo mejor es resolver esa duda cuanto antes. Una vez tengas las cosas claras sabrás qué es lo que esperas de vuestra relación y cómo hacer frente a todo lo que se pueda plantear. Si descubres que en realidad no estás enamorado de tu primo hermano habrá sido un espejismo o un amor pasajero y no hay nada por lo que preocuparse.

Afianzar vuestra relación para afrontar las dificultadesAfianzar vuestra relación para afrontar las dificultades

Afronta la situación

Pero si descubres que tu amor es real y que sí te sientes atraída hacia tu primo lo mejor, para evitar tensión y dolores de cabeza, es saber si él siente lo mismo que tú. Si él no está enamorado de ti lo más recomendable es que trates de olvidar el tema y continúes con tu vida. Pero si estáis en la misma situación podréis iniciar una relación y soportar juntos el peso de embarcaros en algo que para ciertas personas está prohibido o, al menos, no bien visto. El mayor rechazo, probablemente, vendrá de vuestra familia, vuestro entorno más cercano, y no es fácil de superar si no existen potentes lazos que os unan.

Por eso mi recomendación sería esperar a que se desarrolle la relación antes de hacerla pública a la familia. Su reacción puede suponer un duro varapalo para vosotros como pareja y también de manera individual, así que lo mejor es hacerlo público cuando estéis plenamente convencidos de ello. Si por el contrario parece que se va a quedar en un mero affair, en algo pasajero, resulta mejor no comentarlo abiertamente para evitar ser juzgados y foco de atención por parte del resto de la familia.

Cómo lo digo en la familia

El dar a conocer vuestra relación al resto de la familia va a ser una de las pruebas de fuego de vuestro amor. Lo mejor es que seáis vosotros los que lo hagáis público -que no se enteren de otra forma, que escojáis el momento más adecuado y estéis juntos en el momento de comunicar la noticia. De otra manera uno de los dos podría verse como el "culpable" de la situación. Además, al estar juntos lo podréis asumir en mejores condiciones, puesto que os daréis apoyo mutuo. Y si lo hacéis en una reunión familiar resultará más fácil de lidiar que si lo hacéis en encuentros por separado.

Vuestros familiares pueden sentir rechazo en un principioVuestros familiares pueden sentir rechazo en un principio

Así todo el mundo lo sabrá al mismo tiempo y toda la tensión de hacer pública la relación se concentrará en un mismo momento y lugar. La reacción de la familia puede ser muy dura, incluso puede ser de rechazo absoluto hacia vosotros, así que debéis estar preparados para casi cualquier respuesta cuando anuncies que estás enamorada de tu primo carnal.

Tras el previsto estupor inicial a buen seguro que al resto de familiares les surgirán muchas dudas acerca de cómo surgió ese amor y hacia dónde va a esa relación, así que debéis saber vosotros mismos las respuestas. Habéis de presentaros ante ellos como un frente unido, con las cosas claras. En ocasiones los estigmas de tener una relación con un primo hermano o las tensiones generadas en el seno de la familia pueden acabar por disolver la relación. Pero no siempre es así y hay parejas que funcionan durante décadas.

Matrimonio e hijos

Si la vuestra se afianza has de saber que tendréis una relación como cualquier otra, al margen de tus tíos serán también tus suegros y puedas tener por cuñado a otro primo hermano. Pero es algo que con el paso del tiempo se vuelve normal y, si tenéis el apoyo de la familia, no tiene que resultar extraño.

La probabilidad de problemas congénitos son del 6%La probabilidad de problemas congénitos son del 6%

Puedes disfrutar de tu relación con tu primo carnal sin problemas -más allá de algunos estigmas sociales. Puedes casarte con él, ser padres y tener hijos juntos. No está mal visto, no está prohibido (en algún país sí, pero no en España) y en la mayor parte de los casos no será más de una mera anécdota. Una de las mayores preocupaciones cuando alguien se enamora de su primo carnal es si podrá tener hijos con él, si de hacerlo el niño tendrá defectos congénitos por la relación que existe entre los padres, si será mejor renunciar a la paternidad...

Es cierto que existe un mayor riesgo de que el feto tenga defectos congénitos si sus padres son parientes, pero has de tener en cuenta que en el caso de primos es del 6%. Y para hacerte una idea de lo que significa has de saber que cuando sus padres no tienen ningún lazo de sangre el riesgo es del 3%. Ante el temor de que vuestro hijo tuviera algún defecto congénito bastaría con recurrir a un donante de esperma o de óvulos o la adopción, de manera que no tuviera herencia genética de ambos progenitores y reducir el riesgo de defectos.

Te puede interesar