Menú
Claves para encajar en la familia política cuando comienzas una relación
Claves para encajar en la familia política cuando comienzas una relación

HAZLO POR TU PAREJA

Claves para encajar en la familia política cuando comienzas una relación

Descubre, a través de estos consejos, cómo encajar en tu familia política cuando formalizas tu relación sentimental con tu pareja.

Cuando se formaliza una pareja, lo normal es que las dos partes de la pareja conozcan a los familiares de la otra. Conocer a tu familia política es un gran paso en una relación sentimental y, los lazos que se establezcan, pueden ser muy influyentes en el bienestar o malestar de la relación.

El conocer a los padres de tu pareja es un gran paso en vuestra relaciónEl conocer a los padres de tu pareja es un gran paso en vuestra relación

Al igual que tu familia, que no se elige, la familia política también te toca a suerte. Tu pareja, al igual que tú, tiene una familia a la que quiere y siempre se desea tener buena relación. El primer contacto con la familia de tu pareja puede estar lleno de nervios pero, aún asi, hay que saber afrontar el momento para establecer una buena relación, basada en el respeto, para no provocar enfrentamientos amorosos con la persona que amas.

Aunque nosotros elijamos a nuestra pareja, a sus familiares no y, por tanto, debemos entablar una relación con ellos sin conflictos ya que, aunque no la hayamos elegido, cuando comienzas una relación con alguien, además de comprometerte con esa persona, también lo haces con su entorno social, o, en otras palabras, con sus familiares o amigos. Y, aunque no es una obligación congeniar con ellos, lo cierto es que es mejor tener una buena relación que no.

Formas de encajar en la familia política

1 Lo primero de todo, sé tu mismo. Ante todo, muéstrate tal como eres y no intentas mostrar una apariencia que no se corresponde con la tuya. Aunque este punto pueda parecer fácil, lo cierto es que siempre, en el primer contacto con la familia política, se quiere agradar a todo el mundo y cumplir las expectativas que ellos han creado a ti, algo que con el tiempo puede volverse en tu contra.

No se puede agradar a todosNo se puede agradar a todos

2 Antes del primer encuentro, pregunta a tu pareja sobre los gustos y aficiones de su familia. Si antes de conocerlos en persona sabes ya algo sobre ellos, la conversación podrá ser más fluida.

3 Se agradable y cordial. Habla con ellos siempre desde el respeto y evita comentarios inoportunos. Aunque creas que ya los conoces por ser la familia de tu pareja, recuerda que aún sois desconocidos y que hay que construir una relación sana desde cero.

4 Si es la primera vez que los conoces, evita temas de conversación que puedan generar conflictos o controversias. La religión o la política son temas muy ideológicos y que pueden llevar a trifulcas entre personas que no son afines. La ideología de alguien es personal y siempre se tiene que discutir de la manera más educada y desde el respeto, ya que se pueden herir sensibilidades u ofender al contrario.

5 Muestra interés en los familiares de tu pareja. A través de preguntas sobre cómo están o preocupándote por ellos se puede forjar un vínculo positivo emocional.

Habla con ellos, suéltateHabla con ellos, suéltate

6 Si en algún momento tienes problemas personales con tu pareja, no se los cuentes a la familia política. Apoyate en tus círculos más cercanos, como en tu propia familia o amigos, ya que se pueden generar opiniones o posicionamientos innecesarios.

7 Ayuda en todo lo que puedas a tu familia política. Si, por ejemplo, te invitan a comer, lleva hecho algún plato desde casa o ayuda a organizar la comida, como poniendo la mesa. En los pequeños detalles se marca la diferencia, siempre de manera positiva.

8 Si ves que tu pareja está muy unida a algún familiar, ya sean hermanos, primos o cualquier persona, intégrate con ellos en sus quedadas. Organizar alguna velada con ellos puede ayudar a estrechar los lazos afectivos y convertirse también en amigos.

9 Si alguien de tu familia política llama por teléfono a la casa en la que vives con tu pareja, entabla algo de conversación por teléfono. Demuestra interés por el que llama y preocúpate de la manera más educada. Así muestras tu lado más cercano, estrechando lazos.

Intenta llevarte bien con ellosIntenta llevarte bien con ellos

10 No apartes a tu pareja de su familia ni le des a elegir entre ellos o tú. Aunque parezca lógico, muchas personas lo hacen y esto puede dolerle mucho a la persona que amas. Tu pareja será mucho más feliz si hay buena relación entre todos. No es una competición entre ellos y tú, sino que se trata de establecer una relación respetuosa y, sobre todo, cordial.

11 Aunque tu familia política y tú seáis muy distintos, no significa que no pueda haber una buena relación. Trata de ser siempre respetuoso y tolerantes con sus costumbres y comportamientos.

12 Empatiza con tu pareja. Este punto, quizá, es de los más importantes y, es que, si te pones en el lugar de tu pareja, podrás actuar de la mejor manera con su familia. Actúa de la manera que te gustaría a ti que tu pareja se comportara con tu familia. Piensa como te gustaría que se comportara tu futura nuera cuando tengas hijas o como te gustaría que lo hiciesen contigo. Esta fórmula es infalible para tener una buenísima relación con tu familia política.

Te puede interesar