Menú
Consejos de convivencia para parejas que viven en la misma casa con sus padres
Consejos de convivencia para parejas que viven en la misma casa con sus padres

CONVIVENCIA FAMILIAR

Consejos de convivencia para parejas que viven en la misma casa con sus padres

Muchas familias se ven obligadas a vivir con sus padres o suegros por razones económicas o de salud. En Bekia te damos algunos consejos para afrontar esta situación.

Hoy en día son muchas las parejas que viven con sus padres. Los motivos son muchos ya que con la crisis muchas familias empezaron a sufrir problemas económicos severos y entre parientes se ayudaban para poder salir hacia delante. Por eso muchas parejas actualmente viven en casa de sus padres. ¿Vives en casa de tus suegros? Hoy quiero darte algunos consejos de supervivencia para que no sea un problema.

Pero no sólo ocurre que las parejas tengan que vivir en casa de sus suegros, también es posible que los suegros tengan que desplazarse a vivir a casa de los hijos, y en este caso también será necesario tener una serie de aspectos en cuenta para que la convivencia pueda ser lo más agradable posible.

Pero es necesario decir que cuando diferentes generaciones conviven bajo un mismo techo, además del aspecto financiero puede haber beneficios de compartir el mismo espacio. Si por ejemplo hay niños, podrán convivir con sus abuelos, los adultos jóvenes o adolescentes podrán sentir seguridad y protección en casa y las parejas sentirán un vínculo emocional más grande con sus padres o suegros.

Lo importante de la convivencia con tus padres o suegros es mantener la corduraLo importante de la convivencia con tus padres o suegros es mantener la cordura

Un matrimonio puede convivir con sus suegros o padres siempre que se tengan en cuenta algunos aspectos que les ayudarán a convivir mejor y a poder respetar el espacio de unos y de otros, así como la vida de cada uno. Para evitar los conflictos potenciales, es necesario pensar en estas claves para mantener la paz si vives con tus suegros o padres.

Preparad la casa

Es necesario acomodar la casa para que las personas que convivan en ella puedan tener espacio suficiente para poder tener su intimidad (sobre todo el matrimonio) y que además sea fácil de acceder en todos los aspectos. Si hay que añadir algunas características al hogar para el beneficio de todos se deberá de hacer.

Por ejemplo, quizá en la ducha se necesite un suelo antideslizante para los niños o quizá una barra para que las personas si son mayores puedan agarrarse bien. O quizá sea necesario quitar las escaleras de la entrada y poner una rampa si alguien de la familia tiene problemas de movilidad.

Prepara a la familia

Es necesario que antes de dar el paso se hagan reuniones familiares para poder discutir los problemas que puedan surgir antes de que se conviertan en problemas y así buscarles soluciones si es necesario. Lo ideal es que antes de instalarse bajo el mismo techo se pregunte a los familiares de todas las edades que hablen sobre lo que esperan en esa nueva etapa y qué es lo que quieren y temen.

Hay que ser específico. Por ejemplo, si los suegros deben hacerse cargo de los niños deberás especificar cuánto rato va a ser ese al día para que no se agobien. O si tienes hijos adolescentes, deberán saber cuál será su papel en la casa y en el cuidado de sus abuelos. Las horas de comidas y las horas de estar en familia también deberán quedar bien fijadas para que todos sepan qué se debe hacer y cuándo. Y también deberán quedar claras las responsabilidades del matrimonio.

Se necesitará intimidad

Es necesario que todos los que conviven bajo un mismo techo tengan momentos de intimidad y de poder estar consigo mismo. Es importante que los padres, suegros o padres e hijos puedan tener su propio espacio, como un dormitorio o una silla favorita para que puedan tener su lugar en el hogar. Los niños necesitarán también su propio dormitorio y un lugar específico para poder hacer la tarea escolar. Las personas se sienten más cómodas y felices cuando tienen su propio espacio personal.

Lo principal es respetar el espacio de cada uno y no meterse donde no te llamanLo principal es respetar el espacio de cada uno y no meterse donde no te llaman

No entrometerse donde no te llaman

No importa si eres una persona activa o independiente o si tus suegros necesitan ser atendidos de vez en cuando por cuestiones médicas o personales... pero las personas necesitan tener su espacio y poder tener un sentido de independencia.

Igual que a ti te gusta que no se metan en tu vida o que te dejen tomar sus decisiones, será necesario que respetes a tus suegros o padres y les dejes vivir sus vidas. Puedes aconsejarles o darles tu opinión, pero deberás respetar sus decisiones. Tener tiempo para ver a los amigos, disfrutar de las actividades que interesan o tener tiempo para no hacer nada, es importante para realizar a cualquier edad.

Establecer normas y rituales

Para que el vínculo familiar se vea fortalecido es una buena idea establecer rutinas en las comidas o antes de ir a dormir. Por ejemplo si vives con tus suegros podéis planificar una hora para comer todos juntos unos días y otros hacerlo dependiendo del horario de cada uno. Si necesitas tiempo para hacer ejercicio o para trabajar, también deberá quedar establecido. Todos deberán saber qué es lo que deben hacer y cuando.

Disfrutar unos de otros

Vivir como un matrimonio en la misma casa con tus padres o suegros no tiene que ser algo malo ni mucho menos. Es necesario asegurarse de que hay tiempo para que podáis disfrutar unos de otros, esto es especialmente importante si tus padres o suegros viven con vosotros y también tienes hijos. La relación de los abuelos con los nietos es muy importante cuidarla, es necesario permitir que las generaciones puedan compartir tiempo para crear vínculos y recuerdos positivos.

Hay que encontrar el punto en el que haya una buena comunicaciónHay que encontrar el punto en el que haya una buena comunicación

Tú también eres importante

Es posible que sientas que intentas complacer a todo el mundo y que tú estás en un "punto muerto". No puedes cuidar de todo el mundo si no te cuidas tú primero, por eso es necesario que descanses, que tengas tiempo para ti y que busques ayuda en las tareas de la casa o emocionalmente si así lo necesitas.

Sé realista

Hay veces que también hay que ser realista ante las circunstancias que nos tocan vivir y saber que si hay poco espacio tendréis que buscar soluciones con ingenio para que todos tengan su lugar. Los adolescentes serán complicados y la relación con los suegros o padres puede ser buena pero habrá momentos de discrepancias como en todas las relaciones humanas, pero lo importante es saber encontrar el modo de comunicarse y de tener entendimiento.

Crear recuerdos

Quizá os parezca una situación difícil en estos momentos pero no es algo que durará para siempre y cuando estéis en el futuro y echéis la mirada hacia atrás os entrará nostalgia. Es importante crear recuerdos y compartir historias entre vosotros. Grabar audios, hacer vídeos... buscar la manera de divertiros. Aunque en ocasiones los hogares multigeneracionales pueden ser el resultado de circunstancias negativas, pueden enfocarse como una oportunidad positiva que otras familias nunca tendrán la oportunidad de disfrutar.

Te puede interesar