Menú
Placeres y beneficios del sexo matinal
SEXO MATINAL

Placeres y beneficios del sexo matinal

¿Te imaginas amanecer entre besos, arrumacos y practicar sexo antes siquiera de salir de la cama? Seguro que se acaba de dibujar una sonrisa en tu cara y ya no te parece tan malo despertar en la mañana si es disfrutando con tu pareja en la cama.

A nadie nos gusta madrugar. Despertarse por las mañanas y ponerse en marcha se nos hace cuesta arriba. Mal humor, sueño acumulado, las prisas... Eso es lo que se nos viene a la cabeza al pensar en salir de la cama. Pero, ¿y si no lo hacemos?

¿Qué es el sexo matinal?

El sexo matinal se diferencia de otro tipo en el hecho de que tiene lugar por la mañana, habitualmente cuando tú y tu pareja os despertáis y antes de poner un pie fuera de la cama. Supone aprovechar los primeros minutos del día para disfrutar el uno del otro y, de paso, hacer más llevadero el inicio de la jornada.

Suele ser improvisado, un 'aquí te pillo, aquí te mato' y en el que poca atención se presta a los detalles, como ocurriría con otras sesiones de sexo vespertinas. Supone una respuesta prácticamente inmediata al deseo más primitivo. Y no hablo solo de la erección con que se despiertan los hombres.

La rapidez es otra de las características del sexo por la mañana. Si habitualmente nos levantamos a toda prisa imagínate si tienes que encontrar hueco para divertirte con tu pareja.

El sexo matinal se debe realizar de forma natural El sexo matinal se debe realizar de forma natural

Esas prisas harán que prescindáis de los preliminares, o que os centréis en esa fase y os olvidéis de la penetración. El sexo por las mañanas apenas dura unos minutos, lo que hace que llegue a ser aún más placentero por su espontaneidad y rapidez.

Otra cosa es que las mañanas de los fines de semana o un día de fiesta lo aprovechéis para alargar la sesión de sexo y pasar varias horas en la cama con vuestra pareja. Un plan que tampoco está mal visto y que incluso podríamos calificar de recomendable en ocasiones. Suerte de los que se lo pueden permitir.

¿Para quién es?

El sexo matinal es para cualquier tipo de pareja. Si vuestra relación es reciente hará crecer vuestra intimidad, puesto que supone mostrarse al otro de una forma muy natural, con el pelo despeinado y el aliento de recién despertada.

También es un incentivo para una pareja que ya se ha acomodado. Cuando el sexo se convierte en algo mecánico y programado siempre viene bien salirse de la norma y ponerle algo de chispa a la relación.

Y si después de leer esta explicación de en qué consiste el sexo matinal no te han entrado ganas de probarlo vamos a ver alguno de sus beneficios.

Fortalece vuestra relación

-Afianza tu relación de pareja. Despertarse y que lo primero que hagas sea tener sexo significa que tu relación te importa, que tienes deseo por tu pareja.

_Sorprende a tu pareja. Si no practicáis sexo por la mañana de manera habitual planteárselo según se despierta le sorprenderá y tienes prácticamente garantizada una sesión de sexo de lo más placentera.

El humor será mucho mejor gracia a el sexo matinalEl humor será mucho mejor gracia a el sexo matinal

-Quita presión a la intimidad. Cuando habéis tenido una discusión, problemas para practicar sexo en los últimos tiempos una manera de quitaros esa presión de encima es el sexo matinal. Y en apenas unos minutos lo solucionaréis.

-Activa tu cuerpo. ¿Eres de los que dice que no es persona hasta haber tomado el primer café? Eso es porque no has practicado sexo por la mañana. Te activa de mejor manera que la cafeína y además ayuda a la producción de anticuerpos, con lo que plantas cara a los resfriados, aunque te hayas destapado.

Mejor humor y más guapa

-Te cambia el humor. Si te levantas de la cama después de haber practicado sexo con tu pareja lo harás de mucho mejor humor que después de haber aporreado el despertador o haber pospuesto cuatro veces la alarma y salir con prisas.

-Más guapa y guapo. Practicar sexo por la mañana hace que salgamos de cama con el guapo subido y además mantengamos la depresión y los bajones a raya, porque revoluciona nuestras hormonas y aumenta la testosterona de ellos. No tienes que preocuparte por el maquillaje, el peinado o la ropa que lleves, porque no importa. El sexo matinal no necesita de esas florituras y es un golpe de autoestima.

-Tiempo para el sexo. No hay excusas de que no tenéis tiempo para un momento de intimidad, que vuestras agendas no encajan o que cuando llegáis a casa estáis muy cansados. Basta conque por la mañana adelantéis diez minutos el despertador y disfrutéis el primero momento del día en brazos de vuestra pareja.

Algunos trucos

A pesar de que suene excitante practicar sexo por la mañana puede que estés pensando en algún que otro inconveniente. Y que eso te eche para atrás y ni siquiera te lo plantees. Hemos pensado en los más habituales y formas de solucionarlos.

El sexo matinal es una maravilla, pero si tienes hijos ten cuidadoEl sexo matinal es una maravilla, pero si tienes hijos ten cuidado

-El mal aliento y estar despeinados no te excita. Si es el caso no pasa nada por salir un minuto de la cama, antes de que comience la acción, para lavarte la cara, los dientes y cepillarte el pelo.

-No quieres ningún contacto antes de pasar por la ducha. Pues traslada la diversión de la cama a la ducha y practicar sexo mientras el agua os recorre el cuerpo.

-No duermes con tu pareja. ¿Y si le das una sorpresa presentándose en su casa a la hora que se levanta? Para ti supondrá un madrugón mayor, pero cuando le digas que estás ahí para tener sexo tienes todas las papeletas para que sea memorable.

-Te cuesta moverte por la mañana. Lo de pensar en posturas, levantar las piernas, acompasar tus movimientos con los de tu pareja y hacer un esfuerzo físico mínimo según te despiertas no va contigo. La solución es el sexo oral, que también te reactivará.

-Miedo a que os pillen los niños. Si tenéis hijos y te horroriza pensar en que puedan entrar en vuestra habitación mientras practicáis sexo despertaros antes de que ellos lo hagan y ser silenciosos. Y de paso cerrad la puerta de la habitación.

Artículos recomendados

Comentarios