Menú
Mi expareja y yo compartimos amigos: ¿Cómo sobrellevo la situación?
Mi expareja y yo compartimos amigos: ¿Cómo sobrellevo la situación?
CONSEJO

Mi expareja y yo compartimos amigos: ¿Cómo sobrellevo la situación?

Dejar un tiempo prudente tras la ruptura y mantener una buena comunicación con los amigos puede ayudarte a evitar nuevas discusiones o divisiones con los amigos comunes.

El grupo de amigos puede seguir unido si el conflicto queda limitado a la exparejaEl grupo de amigos puede seguir unido si el conflicto queda limitado a la expareja

Cuando una pareja pasa por una ruptura no son únicamente dos las personas afectadas, sino muchas más. La tensión que existe entre ellos se extiende a otras personas de su grupo de amigos, de la familia y del entorno más cercano. Parece que las discusiones en la expareja se han convertido en una guerra y aquellos que les son cercanos pasan a tener que elegir a qué bando pertenecer.

Es una situación un tanto exagerada, pero a buen seguro que si te has visto inmerso en una ruptura o estás asintiendo ahora misma te sientes identificado. No es solo que durante el proceso de ruptura tengan que elegir a favor de que miembro de la expareja se posicionan, sino que una vez la batalla ha cesado y las cosas vuelven a la normalidad la amistad se resiente.

En ocasiones parece que al tiempo que se reparten la hipoteca, la vajilla y el aparador del salón también lo hacen con el listín telefónico en que aparecen los datos de su grupo de amigos. Y es algo que raramente se puede compartir, por las altas posibilidades que tiene de acabar en nuevas discusiones.

La situación no es fácil para los amigos, pero suele ser mucho peor en el caso de los miembros de la expareja. No siempre se hace un reparto justo, ni equitativo de quien se queda con cual amistad y que otro grupo puede pertenecerle a su ex. El reparto no se hace explícito ni mucho menos por escrito como en un divorcio, pero lo hay y todas las partes implicadas son conscientes. ¿Cómo sobrellevarlo?

Intenta no controlar los apoyos de tu expareja en los amigos, es algo naturalIntenta no controlar los apoyos de tu expareja en los amigos, es algo natural

Seguir compartiendo amigos

Es habitual que cuando una pareja ya lleva tiempo junta compartan aficiones, hipoteca y grupo de amigos. Al romper, lo más seguro es que todas las personas implicadas tengan intención de mantener la amistad con las dos personas que han pasado por la ruptura, pero es complicado.

Es posible conseguirlo, especialmente si todas las partes se comportan de un modo civilizado y la expareja no intenta influir en sus amigos. Cuando hay aún tensión entre la expareja y hablan de ello con su grupo de amigos es normal que las discusiones afecten a todos y acabe por romperse la amistad en uno u otro sentido.

Si la ruptura con tu pareja ha sido de forma civilizada y seguís siendo amigos es probable que ninguno de los dos tengáis que renunciar al grupo. Basta, cuando estéis juntos, evitar sacar determinados temas que sabéis pueden dar lugar a discusiones y todo irá bien. Con el tiempo incluso podréis incorporar al grupo a nuevas parejas sin generar tensión.

Motivos de la ruptura

Pero esto no es siempre posible, en parte por la forma de actuar de la expareja y también por las circunstancias que hayan llevado a la ruptura. Si ha habido un problema de infidelidades por lo general los amigos tenderán a posicionarse del lado del que las ha sufrido.

Cuando una persona quiere poner fin a la relación y la otra otra no la primera se convierte en el malo de la película y su amistad se pondrá por detrás de la de aquella persona que está sufriendo y pasándolo peor.

En ocasiones, por estos o por otros motivos, los amigos pueden pensar que han de volcarse más con uno de los miembros de la pareja. Puede ser también porque no tenga familia cerca, porque es el que se siente abandonado o porque es el que no rehace su vida. El otro es entonces el que se siente distanciado del grupo y abandonado. Si es tú caso, ¿qué puedes hacer?

Las tensiones innecesarias debéis manejarlas entre vosotros, no con los amigosLas tensiones innecesarias debéis manejarlas entre vosotros, no con los amigos

Cómo afrontarlo

Una separación conlleva una ruptura con el estilo de vida que se tenía y el inicio de uno nuevo. Implica un proceso de cambios en el que prácticamente todo lo que compete a un individuo se ve alterado. Ocurre con su lugar de residencia, tiempo libre, familia y amigos. Esto hace que se necesite cierto tiempo para que las cosas se coloquen en su sitio.

A veces tú necesitas ese tiempo pero también puede que lo necesiten las personas que te rodean para procesar los cambios. No está bien que te aísles pero tampoco que recrimines a tus amigos que presten más caso a tu expareja que a ti. Son tensiones innecesarias que debéis aprender a solventar del modo más satisfactorio posible para ambas partes.

Se trata de encontrar el equilibrio que permita a tus amigos seguir quedando y teniendo relación con tu pareja y también contigo sin falta de tensiones, celos y riñas que no van a llevar a ninguna parte. Si los necesitas házselo saber, porque no te dejarán en la estacada.

Amigos y amigas

Aunque suene un poco retrógrado y más propio de décadas atrás lo normal es que, con indiferencia de que haya una ruptura, a la hora de tomar posición en un bando las chicas suelen irse con las chicas y los chicos con los chicos. Cuando una pareja atraviesa una separación ocurre algo parecido. Las chicas del grupo de amigos tienden a arropar a esa amiga que vuelve a la soltería y los chicos hacen lo propio con él.

Es un modo bastante equitativo de repartirse los amigos, aunque tampoco es una fórmula efectiva a largo plazo. Al fin y al cabo las parejas probablemente quieran volver a reunirse juntas y tú quieres que tu nueva pareja (cuando la tengas) se integre en el grupo.

Si la ruptura queda en buenos términos el grupo puede verse fortalecidoSi la ruptura queda en buenos términos el grupo puede verse fortalecido

Busca nuevas amistades

Si ninguno de los casos anteriores se corresponde con aquello que te está pasando a ti. Si después de un tiempo ves que tus amigos se han ido con tu expareja o que no acabas de sentirte cómodo en compañía suya te queda empezar desde cero, y buscar un nuevo grupo de amigos.

No es fácil, sobre todo al salir de una relación, que el resto de tus amistades estén emparejados, incluso tengan hijos. Cuando tú vuelves a estar soltero pasar los sábados de noche rodeado de parejas que hablan de tener bebés puede resultar todo un calvario y haya algún que otro momento de tensión. Si has tenido hijos y están con tu expareja y no los ves tanto como quisieras la cosa solo puede ir a peor.

En ese caso puede que lo que necesites sea un cambio de aires. Buscar nuevos amigos fuera de tu círculo más cercano. Personas que se adapten más al momento por el que estás pasando, que te sepan comprender y ante los que no sientas constantemente lo que perdiste o pudiste llegar a tener.

No todos pasamos por las mismas fases a lo largo de nuestra vida y cuando una amistad es fuerte y sincera puede sobreponerse a rupturas temporales. Siempre puede recuperarse, por mucho tiempo que pase.

Te puede interesar

Comentarios