Menú
Soy joven y se me baja la erección: ¿Es por falta de deseo sexual?
Soy joven y se me baja la erección: ¿Es por falta de deseo sexual?

PROBLEMAS SEXUALES

Soy joven y se me baja la erección: ¿Es por falta de deseo sexual?

Soy joven y se me baja la erección, ¿por qué puede pasar? ¿Tengo falta de apetito sexual? ¿Tendré algún problema?

Casi todos los hombres, en algún momento de su vida, se han tenido que enfrentar a un problema de erección en el pene. Seguramente crean que es solamente una cosa de la edad, pero cuando le sucede a un joven repetidamente quizás llegue a plantearse que algo no va bien.

Existen diferentes motivos por los cuales los hombres jóvenes pueden tener problemas de impotencia, pero más que físicos suelen ser en muchas ocasiones psicológicos. Puede que algo no vaya bien en la relación y por eso el deseo sexual esté decayendo, o bien no tenga nada que ver con la falta de deseo sexual, sino que esté relacionado con otros problemas o dificultades que esté afrontando el joven en ese momento concreto.

Normalmente las personas jóvenes están llenas de pasión y no suelen tener problemas físicos en el pene, por eso les será extraño que al encontrarse en una relación (sobre todo si hay amor) no sean capaces de tener relaciones sexuales con normalidad. En una gran parte de los casos estos problemas del pene no tienen que ver tanto con el amor, sino con la pasión física entre las dos personas. En otros casos quizás el joven tenga otros problemas personales que no tengan nada que ver con su pareja y pueda solucionar por su cuenta, sin tener que terminar la relación.

En Bekia te contamos por qué motivos puede un hombre joven sufrir impotencia y si realmente el deseo sexual tiene un papel relevante en esta dificultad de erección, para que así el hombre joven pueda tomar la decisión necesaria en cuanto a su vida, su salud y su pareja para mejorar su condición sexual y volver a disfrutar del sexo con normalidad.

Los hombres jóvenes sufren a menudo impotenciaLos hombres jóvenes sufren a menudo impotencia

Por qué se produce la impotencia

En cuanto a las razones físicas por las cuales se produce la bajada de erección entre personas jóvenes encontramos: enfermedades crónicas, la toma de ciertos medicamentos o sustancias tóxicas (como el alcohol o las drogas), la cirugía y los traumatismos en la zona afectada. Todos estos problemas deben de ser diagnosticados por un médico, el cual será capaz de proveer el mejor tratamiento para mejorar la erección, en los casos en los cuales sea posible, mejorando así la calidad de vida sexual del paciente.

Sin embargo, más de un treinta por ciento de las disfunciones sexuales que se detectan en personas jóvenes son causadas por problemas psicológicos. Estos problemas pueden hacer que el hombre tenga dificultad para mantener relaciones sexuales solamente con su pareja o bien no pueda tenerlas con nadie. Además sus efectos pueden ser tanto a corto como a largo plazo.

¿Es por falta de deseo sexual?

Nos centraremos en los factores psicológicos que hacen que el hombre joven no pueda mantener la erección. En algunos casos es causado por una gran cantidad de nervios o de estrés que pueda estar expuesto y que hagan que no pueda concentrarse en la tarea sexual. No obstante, en muchas otras ocasiones el problema por el cual no puede mantener la erección es porque está perdiendo el deseo sexual por su pareja.

El hombre puede que ya no se sienta atraídoEl hombre puede que ya no se sienta atraído

A veces nuestro cuerpo nos manda señales antes de que nosotros mismos nos demos cuenta. Por eso la impotencia será un signo de que el hombre ya no se siente atraído por esta persona y por eso no es capaz de funcionar correctamente durante el sexo. Seguramente la impotencia sexual masculina sea un tema que afecte mucho a ambas personas en la relación. La persona que la sufre cree que algo sucede con su cuerpo y eso le preocupa en exceso, puesto que piensa que quizás nunca más podrá tenerlo con normalidad. En cambio, la pareja cree que es porque ya no se siente atraído por él o por ella y por eso no consigue mantener la erección.

El hombre que tiene este problema debe consultar con un profesional lo antes posible el porqué de su impotencia. Si el médico descarta cualquier causa física lo mejor será que vaya a la consulta de un psicólogo y le comente el problema. Estos profesionales están acostumbrados a lidiar con este tipo de consultas a diario y conocen bien las causas por las cuales puede suceder.

Si es un problema psicológico habla con los especialistasSi es un problema psicológico habla con los especialistas

El psicólogo intentará saber si realmente tienes demasiadas preocupaciones y por eso no puedes tener sexo con normalidad con tu pareja. Entonces te recomendará que aprendas a no agobiarte demasiado y no tener mucho trabajo, de lo contrario no podrás volver a tener relaciones sexuales satisfactorias ni te sentirás bien contigo mismo.

En el caso de que crea que es tu pareja quien no te facilita la erección quizás sea el momento de pensar si realmente te sientes atraído por él o por ella. Puede que hayáis caído en la rutina y seáis más amigos que amantes, por eso tu propio cuerpo te avisa de que ya no tienes el mismo deseo sexual y no puedes mantener la erección.

Será el momento entonces de decidir si la relación debe seguir adelante o si debes tomarte la vida de otra manera. Piensa que tu organismo te da avisos de lo que la mente a veces quiere negar, por lo que piénsalo bien y haz aquello que te haga más feliz y te haga sentir mejor. El psicólogo será el mejor guía para ti en este momento de tu vida que, ojalá, sea solamente pasajero. Habremos descartado entonces cualquier problema con el pene o en el sexo, será solamente una pérdida de pasión en la relación que no quita que no sientas amor por esa persona, sino que es un tipo de amor distinto que no incluye ya pasión y eso dificulta en gran medida el sexo.

Ten cuidado antes de terminar la relación con tu pareja y asegúrate que el problema sexual no sea causado por el gran nivel de estrés al cual te enfrontas por causas como el trabajo, relaciones familiares o con los amigos. Puede que posteriormente te llegases a arrepentir de no haber reflexionado lo suficiente antes de terminar la relación, porque el sexo es importante, pero a veces no es tanto la persona con la que estamos que no nos lo facilite, sino nuestra propia mente que no se encuentra en conexión con nuestro cuerpo.

Te puede interesar