Menú
Mi novia no logra llegar al orgasmo: ¿Qué ocurre?
Mi novia no logra llegar al orgasmo: ¿Qué ocurre?

DISFUNCIÓN ORGÁSMICA

Mi novia no logra llegar al orgasmo: ¿Qué ocurre?

De igual manera que los hombres puede sufrir disfunción eréctil, las mujeres pueden tener disfunción orgásmica, algo mucho más común de lo que se cree.

En muchas ocasiones, la insuficiente educación sexual que poseen muchas personas en todo el mundo ha hecho que se creen muchos problemas de autoestima y también que se planteen soluciones o medidas erróneas para solucionarlos. Dentro de las relaciones sexuales, además de una necesaria conexión íntima entre dos personas, ha de haber un conocimiento del propio cuerpo para, además de satisfacer a la pareja, disfrutar uno mismo de la experiencia.

Hasta hace pocos años, e incluso ahora sigue pasando, la sexualidad era un tema tabú y más en lo referente a la sexualidad femenina. Todavía a día de hoy, y aunque los conocimientos en este aspecto han mejorado bastante, existen muchos mitos referentes al orgasmo femenino y al disfrute sexual de las mujeres. Uno de los temas que más se repite y sobre el que se escucha de todo es el que intenta responder a por qué algunas mujeres no logran alcanzar el clímax o, dicho de otra forma, el orgasmo.

¿Existe la disfunción orgásmica?

Cuando uno habla de disfunción eréctil, todo el mundo sabe que se trata de la incapacidad para conseguir y mantener una erección y poder lograr llevar a cabo relaciones sexuales satisfactorias. La teoría es sencilla cuando se trata de un hombre el que sufre no poder experimentar el orgasmo, pero la cosa se complica cuando es una mujer la que padece este problema. En el caso de las mujeres, recibe el nombre de disfunción orgásmica la incapacidad de alcanzar el orgasmo o las dificultades para experimentarlo aunque esta esté excitada.

A la hora del sexo es muy importante conocer primero el cuerpo de uno mismoA la hora del sexo es muy importante conocer primero el cuerpo de uno mismo

Existen dos tipos de disfunción orgásmica: la primera de ellas es la disfunción orgásmica primaria, que se da cuando una mujer nunca ha experimentado el clímax sexual, y luego está la disfunción orgásmica secundaria, padecida por aquellas que, aunque han tenido un orgasmo al menos una vez en su vida, generalmente presentan dificultades para alcanzarlo. Las causas que provocan esta disfunción orgásmica son muy variadas y para conseguir superarla es importante la comunicación en pareja, el conocimiento del propio cuerpo y analizar las posibles causas.

Razones que impiden llegar al orgasmo femenino

Dentro de las causas que pueden provocar la dificultad de llegar al orgasmo están las de carácter psicológico o físico. Quizá todas aquellas razones que respondan dentro del apartado psicológico son las que más se repiten en la mayoría de casos y pueden estar relacionadas con casos de abusos sexuales, traumas sexuales, actitudes negativas hacia el sexo, timidez y miedo ante la sexualidad o falta de conexión con la pareja.

Cuando la incapacidad para alcanzar el orgasmo se debe a abusos o traumas sexuales, la solución siempre será acudir a un profesional con el que poder hacer terapia para buscar el origen del problema y trabajar en él. En este punto es muy importante que la pareja se muestre comprensiva y paciente hasta que la mujer logre encontrarse cómoda y sin sentimiento de culpa, algo común cuando se ha sufrido algún tipo de abuso sexual, durante las relaciones.

La disfunción orgásmica puede ser primaria o secundariaLa disfunción orgásmica puede ser primaria o secundaria

Otro de los problemas ante los que una mujer puede enfrentarse cuando no es capaz de llegar al orgasmo es que la conexión íntima con su pareja no sea la adecuada. Muchas personas necesitan un vínculo o simplemente una buena comunicación en la que puedan explicar sus preferencias sexuales y qué es lo que las excita de verdad. Conocer los gustos de tu novia o pareja sexual y que ella te los explique, sin tabús o timidez, hará que vuestras relaciones sexuales sean completas y satisfactorias.

También puede ocurrir que el aburrimiento o la monotonía hayan hecho mella en vuestra relación y que el sexo ya no sean tan espectacular, intenso o excitante como antes. Para ello intentad romper la rutina probando cosas diferentes: sexo en lugares públicos, juguetes sexuales, haced realidad alguna fantasía sexual o incluso probad a realizar alguna práctica sexual que se salga de lo convencional, como el BDSM. Quizá así recuperáis la pasión y encontráis alguna nueva fantasía con la que tú y tu novia lleguéis al orgasmo.

La sexualidad femenina y el orgasmo femenino han sido un tema tabú para las mujeres y en la actualidad todavía hay chicas que se inician en el sexo con una educación sexual muy pobre. Para una mujer es importante conocer su cuerpo, masturbarse y saber qué le excita y cómo puede alcanzar el orgasmo pues solo así conseguirá que las relaciones sexuales que mantenga sean plenamente satisfactorias. La timidez y el pudor son factores que impiden el desarrollo sexual y esto, dentro del sexo, acaba por generar problemas como la disfunción orgásmica. Si crees que tu novia, siendo ella mujer, tiene este problema, intenta ayudarla a explorar su cuerpo y lo que le gusta dentro del sexo tratando el tema con naturalidad y siempre sin forzar la situación.

En el sexo también es importante que haya una buena comunicación entre lo dosEn el sexo también es importante que haya una buena comunicación entre lo dos

Otra de las razones por las que una mujer puede encontrar dificultades a la hora de tener un orgasmo durante el sexo es porque esté bajo tratamiento de algunos fármacos, como puede ser el Prozac, Paxil o Zoloft. Si ves que tu pareja no experimentaba problema alguno en las relaciones sexuales hasta que empezó algún tipo de tratamiento, esta puede ser una causa bastante probable. Para salir de dudas, lo mejor será acudir al médico y contarle la situación para que sea él el que proporcione una solución efectiva.

Otras razones pueden ser por motivos hormonales o por problemas más graves de salud así que, si tanto tú como tu novia no habéis conseguido llegar a una solución, lo más recomendable es acudir ante un profesional. Lo importante, al fin y al cabo, es analizar el posible problema por el que la mujer no llega al orgasmo y ser honesto y sincero con uno mismo. Cuando las razones no se deben a ningún problema físico, una buena comunicación en la pareja es vital para que la salud sexual y las relaciones de ambos sean igual de satisfactorias para los dos.

La educación sexual es algo básico en todas las personas y, aun así, la falta de ella genera graves problemas entre las parejas. Una actitud sana ante el sexo y un buen entendimiento con uno mismo y con la pareja hará que los problemas disminuyan considerablemente, sino desaparecen por completo.

Te puede interesar