Menú
Tener sexo con tu profesora: sí o no
Tener sexo con tu profesora: sí o no

SEXO PROFESORA

Tener sexo con tu profesora: sí o no

Mucho es el tiempo que pasamos en el instituto y en la universidad, por lo que no resulta extraño que surja cierta atracción con tu profesor. ¿Es bueno llevar al límite la pasión surgida?

La mayor parte de nuestra vida la pasamos formándonos académicamente, primero en el colegio, luego en el instituto, y por último, en la universidad. Por lo que no es de extrañar que muchas relaciones sentimentales surjan en este entorno. No obstante, debemos ser conscientes que estos sentimientos de amor, o bien de pura atracción sexual no solo pueden surgir con compañeros, sino que en ocasiones se producen entre alumno y profesora. Y si ya resulta complicada la relación con una compañera, más lo será cuando se produce con tu profesora.

Lujuria y pasión en el instituto

El instituto es una de las etapas más complicadas de nuestra vida porque estamos en continua evolución. Es la época en la que empiezas a cambiar, tu cuerpo experimenta una metamorfosis y no solo físicamente, sino también psicológicamente, debido a qué es cuando tu carácter empieza a definirse.

Y si por algo se caracteriza el paso por el instituto, es por el primer amor y la primera vez que disfrutas del sexo. En la mayoría de las ocasiones estos hechos se producen con tus compañeros de clase, con los que día a día convives, sin embargo, en ocasiones puntuales, el flechazo inesperado surge con tu profesora, algo que ni tú mismo imaginas.

Sabes que está prohibido y que es una relación y que no lleva a ningún punto, pero el amor es así de impredecible. Sin quererlo día a día empiezas a sentir fuerte atracción y curiosidad por esa joven profesora que desprende belleza e inteligencia a partes iguales, pero a la vez sabes que es una decisión equivocada porque no sabes si ella sentirá lo mismo, o si en caso de ser así como estará visto por tu familia.

Puede que surja un flechazo inesperado con tu profesorPuede que surja un flechazo inesperado con tu profesor

Resulta muy complicado lanzarse a la piscina y probar suerte, pero lo mejor es que arriesgues, porque como bien dice el refrán, si no arriesgas no ganas. Nadie dice que lo vuestro vaya a ser un amor verdadero, pero porque no probar a tener sexo por placer con tu profesora. Sí se produce en una ocasión muy puntual será sencillo porque no volveréis a hablar de ello, y así no tendría ninguna consecuencia negativa para ninguno de los dos. Ambos sois conscientes y responsables de vuestros actos. No obstante, si este encuentro se repite y aunque ninguno de los dos quiera una relación estable, el secreto puede dejar de serlo.

Deberás tener cuidado con tus compañeros y evitar que llegue a sus oídos la información porque intentarán hacerte daño, bien por envidia o porque quieran tu posición para con lo profesora, ya que ellos pensarán que te beneficiará a la hora de puntuar tus notas y harán todo lo posible por dañarte. Lo mismo puede suceder si el resto de docentes se enteran, dado que, si descubren que tanto tú como tu profesora mantenéis una relación fuera del ámbito académico, ya sea de sexo o amorosa, podrán acusaos; a ti de aprovecharte de su poder para conseguir mejores resultados académicos; y a ella de abuso a un menor, a pesar de que cuente con el consentimiento. Sin duda una situación que os pondría en riesgo a los dos, especialmente a ella, porque podría perder su puesto de trabajo.

Además, debes tener en cuenta que esta información puede llegar a rápidamente a tu familia, y seguro que no será una noticia que les agrade mucho debido a la diferencia de edad que puede haber entre los dos. Todos los miembros de tu familia te aconsejarán que deberás abandonar la relación debido a tu joven edad, y seguramente te dirán que lo mejor es que olvides este amor, que para ellos será pasajero. Si te encuentras en el instituto lo mejor será que desistas de la idea, porque no sabes que puede desencadenar una relación, eso sí, si te gusta mucho, intenta probar a tener sexo con ella, siempre que la tensión y la pasión sea existente entre los dos.

Desenfreno en la universidad

Al igual que se viven situaciones de amor y sexo en el instituto, lo mismo sucede en la universidad, la diferencia es que aquí ya eres mayor de edad y tienes total libertad de hacer y deshacer a tu antojo, pero siempre con cierta cautela. Esta etapa es una de las mejores en todos los aspectos porque eres tú mismo el que elige lo que quiere estudiar, y ello conlleva en ocasiones también seleccionar el destino. En los cuatro años de carrera, dependiendo del grado que vayas a cursar, también se suceden historias de amor y sexo con tus compañeras de clase, y por supuesto con tu profesora de universidad.

Eres joven y un entusiasta de la vida, por lo que no dudarás en probar suerte y mantendrás encuentros con tu profesora. Al principio será mera atracción lo que os una, pero poco a poco te irás dando cuenta que los sentimientos empiezan a surgir hasta un punto que tú no creías, cuando ya quieras parar será demasiado tarde porque no lo podrás controlar. No serás el primero y el último que mantenga un affaire con su profesora, pero eso sí, ten cuidado con a quién se lo cuentas porque si el rumor se extiende como la pólvora las consecuencias para tu profesora y para ti serán muy negativas.

Tu profesor correrá un riesgo respecto a su puesto de trabajoTu profesor correrá un riesgo respecto a su puesto de trabajo

Si por un desafortunado incidente se filtra que mantienes una relación con tu profesora, los altos cargos de la universidad serán de los primeros en enterarse, por lo que su puesto de docente correrá mucho peligro. Seguramente realizarían una reunión a la que ambos deberéis asistir, y decidir en ese preciso momento qué es lo que pasará con vosotros. Si los dos llegáis a un acuerdo y testificáis lo mismo, tu profesora conservará su trabajo, y tu permanecerás en la universidad, eso sí, daréis por finalizado vuestra relación.

Siempre hay lado positivo

A pesar de la parte negativa, siempre hay algunos casos en los que las relaciones entre alumno y profesora si han terminado en final feliz. Eso sí, siempre es importante saber qué es lo que cada uno quiere a esta joven edad.

Es muy importante que la relación se lleve de un modo discreto y profesional, porque aunque os hayáis conocido como profesora y alumno no significa que dentro del ámbito educativo no dejéis de serlo. El acostarse con tu profesora no significa que ambos queráis iniciar una relación más adelante, especialmente tú por tu juventud, por lo que quede simplemente en eso, una bonita experiencia y así evitaréis líos profesionales.

 Piensa bien lo que vas a hacer y las decisiones que tomas respecto a la relaciónPiensa bien lo que vas a hacer y las decisiones que tomas respecto a la relación

Sin embargo, si eres de esa clase de personas que fácilmente se enamora y tiene las ideas muy claras, debes apostar de lleno por iniciar un romance con tu profesora y ver cómo acaba, seguro que tendréis que hacer frente a muchas cosas, como a las críticas ajenas, y por supuesto enfrentaos a vuestras respectivas familias, ya que para ellos no será nada sencillo de asimilar, pero explicándolo y viendo que vuestro amor es sincero seguro que acabarán aceptando la relación, y convirtiendo a tu profesora en alguien más de la familia.

Tras analizar las ventajas y los inconvenientes que te hemos mostrado en este artículo, lo mejor es que te acuestes o inicies una relación con personas que no formen parte de tu educación, ya que es una situación muy complicada para los dos. Disfruta de esta maravillosa etapa separando tu vida personal de la educativa divirtiéndote al máximo, y sobre todo, consiguiendo el equilibrio perfecto para ser plenamente feliz.

Te puede interesar