Menú
Acostarse con el jefe, ¿sí o no?
Acostarse con el jefe, ¿sí o no?

SEXO EN EL TRABAJO

Acostarse con el jefe, ¿sí o no?

Pasamos mucho tiempo en el trabajo y en ocasiones, ha surgido que te enamores de un compañero o de tu jefe; o quizás que la pasión y el desenfreno aparezca con tu superior.

Relaciones sentimentales con tu jefeRelaciones sentimentales con tu jefe

Pasamos la mayor parte de nuestro día en el trabajo. Por eso no es de extrañar que muchas relaciones sentimentales surjan en este lugar. Sin embargo, debemos ser conscientes de que involucrarnos sentimentalmente con una persona que trabaja en el mismo lugar que nosotros puede tener muchos aspectos negativos. Y si ya es difícil la relación con un compañero, más complicado se pone cuando es con uno de nuestros superiores.

Sexo pasajero

Si eres totalmente consciente de que solamente vas a tener sexo por placer con tu jefe en una ocasión muy puntual y que no volveréis a hablar de ello no tendría porqué tener ninguna consecuencia negativa para ninguno de los dos. Ambos sois adultos y responsables de vuestros actos. Por lo que si no queréis que lo que sucedió se sepa, quedaría solamente como algo efímero. No obstante, si esto se repite y aunque ninguno de los dos quiera una relación estable, el secreto puede dejar de serlo.

Hay compañeros que quieren hacerte daño, por envidia o porque quieren tu posición y harán todo lo posible para lastimarte. Cuando se enteren de que tienes una relación fuera de lo laboral (de sexo o placer) con tu jefe podrán acusarte de aprovecharte de su poder para conseguir un trabajo o sueldo mejor, hacerte chantaje o bulling o bien hablar con otro superior de tu situación y ponerte en serios problemas laborales. Además tu jefe también estará involucrado en estos mismos problemas y no le hará ninguna gracia.

A veces se mantiene sexo por placer con tu jefe, pero se debe tener cuidadoA veces se mantiene sexo por placer con tu jefe, pero se debe tener cuidado

Por lo tanto, es muy peligroso acostarse con el jefe si no quieres perder tu empleo o enfrentarte a posibles compañeros que no entiendan tu situación. Algo que también puede sucederte es que te enamores de tu jefe y él o ella solamente te vean como algo pasajero. Tendrás que verle entonces todos los días en el trabajo, algo que te hará sentir muy incómodo e infeliz.

Así pues, piénsatelo dos veces antes de, no solo tener sexo por placer, sino acercarte mucho a tu jefe, ya que si desarrollas sentimientos hacía él que él no tiene por ti sufrirás y tendrás que verle y seguir sus órdenes en el trabajo todos los días. Eso afectaría muy negativamente a tu rendimiento laboral y podría hasta costarte el puesto de trabajo.

Puede suceder también lo contrario, que tu jefe termine enamorándose de ti y que tu no le veas más que como a un hombre o una mujer con quien te acuestas de vez en cuando. Será entonces tu jefe el que se sienta rechazado y se le haga muy difícil el ir a trabajar y verte todos los días, todo solo por un momento de placer. Dependiendo de qué tipo de personalidad tenga el encontrártelo en el trabajo puede ser mejor o peor. En el caso de que sea una persona rencorosa, recuerda que es tu jefe y tiene más poder que tu. Podría centrarse en hacerte la vida imposible, darte mucho trabajo o hacerte sentir incómodo hasta que decidieras cambiar de empleo y así no tendrías que verle nunca más.

En muchos las relaciones entre jefe y trabajador van más allá del sexoEn muchos las relaciones entre jefe y trabajador van más allá del sexo

No todo es negativo

En muchos casos las relaciones entre el jefe y el trabajador han terminado en final feliz.

Puede que siguieran trabajando juntos como si nada o que terminara enterándose todo el mundo.

Lo que es importante es que se lleve la relación de un modo discreto y profesional, porque aunque se hayan conocido como jefe y empleado no significa que dentro del trabajo no dejen de serlo. El acostarse con el jefe no quiere decir que ambos queráis iniciar una relación más adelante, por lo que puede quedar simplemente en eso, una bonita experiencia que no tiene nada de serio y no puede meteros en ningún lío profesional.

Si eres de esa clase de personas que se enamora con facilidad y no lleva nada bien las críticas ajenas, te recomendamos que no te acuestes con tu jefe. Sin embargo, si tienes las ideas muy claras y crees que tu jefe no podrá hacer nada que pueda lastimarte, entonces solamente depende de ti si quieres acostarte con él o no. Ten muy en cuenta los factores negativos que te hemos comentado.

Te recomendamos que te acuestes con personas que no trabajen en el mismo sitio que tú, puesto que pasamos muchas horas en el trabajo y deberíamos evitar implicarnos emocionalmente, no solamente por lo que digan los demás, sino también por nuestra paz y felicidad. Disfrutar del trabajo puede ayudarnos a separar nuestra vida personal de la laboral y solamente con este equilibrio podremos ser plenamente felices.

Te puede interesar