Menú
Me aburro con mi pareja: ¿Es normal?
Me aburro con mi pareja: ¿Es normal?

¡HUYE DE LA RUTINA!

Me aburro con mi pareja: ¿Es normal?

La vida en pareja puede acarrear ciertas etapas de monotonía en la que el aburrimiento hace mella en vuestra relación. La comunicación es el primer paso para salir del agujero.

La vida en pareja no siempre es fácil. Y no lo decimos por los problemas o roces que pueden surgir derivados de la convivencia diaria, de pasar muchas horas juntos o de ver cómo tu pareja y tú no compartís planes. Puede que ocurra eso o que no pase nada parecido y que aún así las cosas no funcionen por algo que resulta igual de preocupante: el aburrimiento. Es posible aburrirse en una relación, por mucho que os queráis y os conozcáis.

Lo bueno es que casi todo tiene arreglo, así que cuanto primero lo detectéis y lo asumáis mejor, porque antes podréis ponerle remedio y volver a tener la relación que deseáis. Esto supone algo de esfuerzo, porque precisamente la falta de eso es lo que hace que algunas parejas caigan en el aburrimiento.

El aburrimiento puede hacer mella en tu relaciónEl aburrimiento puede hacer mella en tu relación

La consecuencia de caer en la rutina

La rutina, la monotonía, no hacer nada nuevo ni que suponga cambios o retos es lo que puede hacer que llegues a aburrirte con tu pareja. Con el paso del tiempo, las responsabilidades laborales y/o familiares copan la mayor parte del tiempo de las personas y no es extraño que todos los días sean prácticamente iguales, con horarios y actividades preestablecidas. Y eso acaba por aplicarse a todos los ámbitos de tu vida: también a tu vida amorosa.

En ocasiones el aburrimiento puede ser crónico y puede llevar a la ruptura de la pareja, porque alguna de las partes no se conforma con eso y quiere más. Otras veces puedes ser el síntoma de que algo va mal, incluso esconder problemas de fondo que revisten más gravedad, que exista una separación absoluta entre los miembros de la pareja y que esa situación sea difícil de reconducir.

Esto lleva a un distanciamiento que puede acabar en separaciónEsto lleva a un distanciamiento que puede acabar en separación

El aburrimiento en la relación puede venir derivado de que ya no hacéis cosas juntos, que os dejáis llevar por la rutina y eso puede tener fácil solución. Si es el caso piensa en qué hacíais antes que os gustaba antes y trata de organizar un plan similar. Puede que no haya opción y, entonces, haya llegado el momento de buscar nuevas actividades.

Cosa de los dos

Una relación es cosa de dos así que ambos debéis de hacer un esfuerzo por romper ese aburrimiento, lo que significa que tendréis que poner de vuestra parte para aprovechar mejor el tiempo que paséis juntos. Así, de organizar un viaje o una actividad piensa en algo que no sólo te guste a ti, sino también a tu pareja.

Cuando se tienen hijos es más fácil aún caer en la rutina, porque ellos necesitan unos horarios y determinada estabilidad. Formar una familia supone pasar a ser más de dos y dar prioridad a los pequeños, lo que supone que que en muchas ocasiones se pierda tiempo de pareja. Si en el poco que tenéis juntos os aburrís trata de aprovecharlo al máximo y dedicaros tiempo juntos, no uséis a los niños como acompañantes. Salid, hablad, disfrutad como pareja.

Aprovechad el tiempo en parejaAprovechad el tiempo en pareja

Es cierto que en ocasiones no hay tiempo, que cuando llega la noche estáis derrotados y lo único que os apetece es languidecer en el sofá. Es comprensible, pero ya hablamos de que para superar el aburrimiento en la pareja hay que hacer algún esfuerzo. Planificar pequeñas citas, momentos para estar los dos solos. Puede ser una cena en casa, que no requiera siquiera salir o prepararse con esmero.

Aprovechar el tiempo juntos

Puede que tú si hagas cosas con tu pareja, pero que sea algo que sólo le gusta a ella o que sólo te guste a ti. En ese caso debéis hablarlo y si veis que no estáis los dos convencidos pensad en que es aconsejable hacer actividades por separado, para que cada uno dedique tiempo a algo que le gusta, y otras juntos, en que los dos disfrutéis y no sean una imposición para ninguna de las partes.

Esto sirve para recordarte que la comunicación es fundamental en una pareja. Debéis ser capaces de hablar. De lo bueno, de lo malo, de las cosas rutinarias y también de las extraordinarias. Si no sois capaces de trasladarle a esa persona con la que compartes tu vida qué es lo que te pasa o lo que quieres no es de extrañar que caigáis en el aburrimiento. O que intentes suplir esa necesidad de expresarte con otras personas ajenas a la relación.

La comunicación es imprescindible para que la relación funcioneLa comunicación es imprescindible para que la relación funcione

Una relación nueva o veterana

En cualquier momento puedes llegar a aburrirte de estar con tu pareja, pero por lo general es una situación que se da en parejas que llevan mucho tiempo juntas y acaban por caer en la rutina. Eso no exime para que te ocurra lo mismo en una relación en la que lleváis poco tiempo. Puede que hayáis caído ya en la monotonía, pero puede que no.

Cuando esto pasa en los primeros meses, incluso años, de la relación puede ser síntoma de que hay algo en ella que no te gusta o que no va a funcionar. En ese caso has de intentar reconducir la situación como ya comentamos pero también plantearte si hay algo más. Puede que hayas idealizado una relación que, en realidad, no tiene tanto futuro como habrías imaginado.

En cualquier caso, si después de varios intentos no conseguís salir del aburrimiento o ves que no estás obteniendo la respuesta correcta por parte de tu pareja puede que haya llegado el momento de tomar medidas. Acudir a un consultor matrimonial puede ser una, incluso como paso previo a romper la relación.

Te puede interesar