Menú
Beneficios de ducharte con tu pareja
Beneficios de ducharte con tu pareja

DUCHA EN PAREJA

Beneficios de ducharte con tu pareja

Romper con la monotonía, aumentar la confianza en tu novio o novia y ahorrar agua son algunos de los beneficios que tiene ducharse en pareja.

La intimidad entre las dos personas que forman una pareja se puede conseguir de muchas formas. Además, es bueno ir cambiándolas para que la relación no caiga en la rutina y eso pueda poner en peligro que salga adelante. Lo bueno en estos casos y olvidarse de todo aquello que nos da vergüenza y confiar en que la mejor forma de conocer a la otra persona y seguir creando intimidad es despojándonos de prejuicios.

Pareja que cae en la monotoníaEs importante no caer en la rutina

Una de las opciones en las que la pareja se muestra tal y como es sin retoque alguno es en la ducha. Allí no hay prenda de ropa ni maquillaje que sirva para tapar aquello que menos nos gusta. Es cierto que para ducharse con tu pareja a veces es necesario sentirse a gusto con uno mismo, pero hay que pensar en los beneficios que aporta esta práctica, ya no solo para la relación, sino para uno mismo e, incluso, para la economía del hogar.

¿Por qué es bueno ducharse en pareja?

Como acabamos de decir, es posible que no sea una situación fácil para alguna de las dos personas que forma la pareja, pero desde aquí vamos a ver si te animamos o ayudar a convencer de que una ducha en pareja puede ayudar a vuestra relación. Por otro lado, para aquellas personas que ya lleven a cabo esta práctica, podrán saber de qué manera, y puede que, sin saberlo, están ayudando a que su amor vaya fortaleciéndose. Para cualquiera de los dos casos aquí te dejamos algunos de los beneficios más notables de la ducha en pareja.

Pareja en una ducha ficticiaDucharse en pareja tiene muchos beneficios

  • Ahorro de agua. Antes de empezar a hablar de lo que aporta a una pareja, no hay que olvidarse del ahorro de agua que puede conllevar el hecho de compartir ducha. De una sola vez podéis salir los dos limpios sin que el grifo se abra y se cierre por los turnos.
  • Menor tiempo. En relación a lo anterior y antes de hablar de los beneficios que tiene para una relación la ducha en pareja, también hay que destacar que, cuando dos personas se duchan juntas, suelen tardar menos que si lo hacen por separado. Esto se puede dar por cierto siempre y cuando la ducha no vaya a más en el terreno sexual. Por ello, si tenéis prisa, no dudéis en ducharos conjuntamente.
  • Pareja duchándose a la vezSi tenéis prisa no dudéis en ducharos conjuntamente

  • Aumento de la autoestima. Ya hemos dicho en la introducción que la ducha es el momento en el que puedes ver a tu pareja sin nada, tal cual es ella. Esto puede ayudar a que, en caso de que haya algún tipo de inseguridad, se disipe ya que se ve cómo la otra persona te acepta tal y como eres. Normalmente, esto debe de darse por sabido en todas las relaciones, puesto que nadie es perfecto, pero a veces la aceptación en un momento en el que una persona está tan expuesta ayuda.
  • Confianza e intimidad entre la pareja. En relación con lo anterior, cuando las dos personas de la pareja se dejan ver tal como son, demuestran la confianza que tienen entre sí. En una relación los momentos son para compartirlos. Además, más allá de que sea tu pareja tiene que ser tu amigo y tener tal confianza en la otra persona que no haya nada que te de vergüenza o que tengas que esconder.
  • Pareja felizMás allá de que sea tu pareja tiene que ser tu amigo

  • Acabar con la rutina sexual. Una de las formas de que una relación no caiga en la rutina en el sexo es ir innovando constantemente para que no suponga un mero trámite para la pareja. Por ello, la ducha en pareja puede ofrecer un añadido original para que se practiquen nuevas posturas o, simplemente, se cambie el escenario. Además, en este caso, la estimulación es sencilla ya que ambas personas se encuentran desnudas y el contacto es casi constante.

Cuidados de la ducha en pareja

Aunque tenga beneficios, tenemos que tener algunos cuidados para que alguno de ellos no llegue a convertirse en todo lo contrario. En primer lugar, como ya hemos dicho, se trata de un lugar en el que la excitación existe, además de ayudar a cambiar la rutina sexual de la pareja. En este caso, tendremos que tener cuidado de no malgastar más agua de la necesaria, o de lo contrario al ver el recibo ya no nos parecerá que las duchas en pareja sean tan beneficiosas.

Pareja duchándose conjuntamenteAyuda a cambiar la rutina sexual de la pareja

Por otro lado, también habrá que tener cuidado a la hora de no dar ningún traspiés innecesario que nos haga darnos un golpe. Con la efusividad del momento en la ducha es posible que, al estar el suelo mojado resulte resbaladizo para alguna de las dos personas de la pareja.

Por último, habrá que estar seguros de la que la otra persona quiere. Es algo muy íntimo, tanto por el lugar como por el hecho de estar desnudos y es posible que pueda resultar incómodo. Para ello, una conversación previa en la que planteéis si de verdad es algo que queréis aclarará muchas dudas. Además, esa conversación también puede ayudar porque puede ser que ambas partes de la pareja queráis, pero no os atreváis a planteárselo al otro.

Te puede interesar