Menú
Qué hereda mi cónyuge si no hago testamento
Qué hereda mi cónyuge si no hago testamento

HERENCIA

Qué hereda mi cónyuge si no hago testamento

Muchas veces no nos preocupamos por temas burocráticos relacionados con los testamentos, pero es necesario saber cuál es la situación de tu pareja en estos casos.

Realizar testamento, es la manera más efectiva de disponer de tus bienes según tus deseos. De lo contrario, tu patrimonio podría repartirse en base a la legalidad, sin tener en cuenta tus pretensiones.

Para muchas personas, el hecho de pensar en la posibilidad de realizar un testamento en vida es una forma de tentar a la suerte o llamar a la muerte. Por lo general, nadie con 50 años tiene en la cabeza la posibilidad de que algo pueda suceder, especialmente en países con una esperanza de vida tan alta como en España.

Pero por desgracia, la muerte puede llamar a tu puerta en cualquier momento y pillarte desprevenido. De forma que tendrás que buscar mejor manera de asegurarte de que tus bienes se repartirán conforme a tus deseos. Para ello, la única solución es realizar un testamento ante Notario.

En el Código Civil se recogen las leyes que marcan la distribución de los bienes, en el caso de que no exista voluntad ante Notario. Algo que para algunos resulta beneficioso, como para los hijos o los padres que están especialmente protegidos. Por el contrario, el cónyuge siempre sale bastante mal parado en cuanto a la repartición de la herencia.

La posición de los cónyuges si no hay testamento es complicadaLa posición de los cónyuges si no hay testamento es complicada

Qué hereda el cónyuge si no hay testamento

El Código Civil recoge en los artículos 834 a 840, la repartición de los bienes del fallecido en el caso de que este no haya dejado firmado ante Notario su última voluntad. Según marca la ley, una herencia se divide en tres partes:

  • La legítima estricta: Es la porción de la herencia que está destinada exclusivamente a los descendientes o herederos forzosos. Estos son los descendientes o ascendientes más directos, como los hijos o los padres, según el caso.
  • La parte de mejora: Es la parte de la herencia que se destina a mejorar a alguno de los descendientes, o a todos, que son los hijos y los nietos. De esta forma, se puede utilizar una parte de la legítima, a mejorar a alguno de los herederos.
  • La libre disposición: Este es el tercio de la herencia que cada uno puede utilizar para favorecer a quien quiera, sea o no familiar.

En cuanto al cónyuge, lo que marca el Código Civil en su artículo 834 es que, si no existe separación legal y se reparte la herencia con los hijos o los descendientes, a lo que tiene derecho es al usufructo de la parte de libre disposición.

Los hijos son herederos legítimos en cualquier casoLos hijos son herederos legítimos en cualquier caso
 

Es decir, el cónyuge tendrá derecho a usar una parte de los bienes del fallecido. La parte que éste podrá disfrutar en usufructo, se calculará en base a la edad que tenga en el momento de quedar viudo. Si por ejemplo, tu pareja fallece con 80 años y tu en ese momento tienes 68, se realiza una resta y se obtiene el porcentaje, que en este caso sería un 12%. No obstante, este porcentaje nunca será de menos del 10%.

Qué hereda el cónyuge si no hay hijos

Ahora bien, qué ocurre si no hay descendientes, es decir, hijos. En este caso, si el cónyuge reparte la herencia con familiares ascendentes, los padres, el porcentaje del usufructo de esa tercera parte de mejora será del 50%. Y en el caso de que no existan ni descendientes ni ascendentes,ni hijos ni padres, el cónyuge entonces disfrutaría de dos tercios de la herencia.

Por otra parte, también puede darse el caso de que la persona que fallece tenga hijos de otras relaciones. En este caso, el cónyuge disfrutaría de la parte de la herencia descrita, pero la forma de disfrutarla dependerá de cómo lo decidan los hijos.

Que podría ser mediante un capital económico o asignando alguno de los bienes existentes. La decisión quedaría prácticamente en manos de los hijos de otras parejas, lo que podría dejar al cónyuge viudo en una situación comprometida.

Si no estáis casados, tu familia tendrá preferencia sobre tu parejaSi no estáis casados, tu familia tendrá preferencia sobre tu pareja
 

Para qué sirve hacer un testamento

Como ves, si quieres proteger económicamente a tu pareja en caso de que tu fallezcas, lo más conveniente es que realices un testamento ante Notario. Especialmente en el caso de que tengas patrimonio económico, bienes inmuebles etc.

Quizá tengas reparo en cuanto a realizar este tipo de trámites, pero realmente es una decisión inteligente para asegurarte de que todo aquello que has conseguido a base de tu esfuerzo, se reparte conforme a tus deseos. Sobre todo teniendo en cuenta que el Código Civil, desprotege bastante en este sentido a la pareja.

El testamento puede revisarse cada vez que lo necesites, por lo que si pasado un tiempo la situación cambia y quieres modificarlo, puedes hacerlo sin problemas. Eso sí, es necesario hacerlo bajo Notario para que el documento con tus voluntades sea completamente legal.

Además de para repartir tu patrimonio conforme a tus deseos, el testamento sirve para proteger a tus herederos ante muchos problemas una vez tu fallezcas. Cuando no existe testamento, tus herederos tendrán que pasar por una serie de trámites burocráticos. Según la situación, esto puede causar perjuicios a los familiares, tensiones innecesarias, aumento del sufrimiento y del duelo.

Para hacer el testamento correctamente es mejor consultar a un abogadoPara hacer el testamento correctamente es mejor consultar a un abogado
 

Qué ocurre con la herencia en caso de no estar casados

En el caso de que no estés casado legalmente con tu pareja, se hace aún más necesario que realices el testamento. En este caso, aunque hayas pasado toda la vida con tu pareja, ante la ley está exenta de cualquier derecho. Es decir, quedaría completamente desprotegida económicamente.

La ley marca en el Código Civil la forma de repartir los bienes del fallecido en caso de no existir última voluntad. De la misma forma, protege a los descendientes aún en caso de existir testamento legal. Es decir, una persona no tiene la posibilidad de desheredar a sus hijos en ningún caso.

Como ya has visto, una parte de tus bienes está destinada en exclusiva a tus hijos aunque en vida tu decidas que no quieres que sea así. La parte que tu puedes disponer en tu testamento es la mencionada de libre elección, tú decides a quién quieres que beneficie esa parte.

El trámite del testamento es algo sencillo de realizar, pero es necesario que acudas a los servicios de un abogado especializado y que además, quede constancia bajo Notario.

Te puede interesar