Menú
Espornosexuales: quizás lo eres y no lo sabes
Espornosexuales: quizás lo eres y no lo sabes
QUIÉN SABE

Espornosexuales: quizás lo eres y no lo sabes

Atrás están quedando los metrosexuales, y cada vez son más los que se dan cuenta que son espornosexuales. No te quedes con la duda y descubre si tú también lo eres.

Te machacas todos los días en el gimnasio? Pasas horas delante de un espejo para conseguir un peinado perfecto? Explotas tu lado más sexy en público? Lee atentamente este artículo porque puede que tú también seas un espornosexual.

Hace años surgió una tribu urbana que caló muy rápido en la sociedad: se trataba de hombres muy preocupados por su apariencia física y que invertían en ella tiempo y dinero con el objetivo final de gustarse y gustar. Este boom supuso que las grandes marcas cosméticas detuvieran su mirada en un público hasta entonces residual y comenzarán a ofrecer multitud de productos para el cuidado del hombre. Cremas hidratantes, exfoliantes, cera capilar, laca,... Las firmas de ropa también vieron al cliente masculino como un target importante ya que éste comenzó a gastar en moda de manera regular.

Qué es ser espornosexual

Pero en los últimos tiempos un nuevo fenómeno parece haber aterrizado en nuestro planeta. Sólo hay que "darse una vuelta" por las redes sociales para ver multitud de imágenes de hombres musculosos que enseñan su cuerpo sin ningún rubor. Son los espornosexuales. Nombre que juega con los términos 'sport' y 'porn' para definir la tendencia más reciente entre los jóvenes, una corriente basada en el amor al gimnasio y, especialmente, a los músculos de grandes dimensiones, y una necesidad imperiosa de exhibir su físico en las redes sociales, siempre intentando ser sexy. Un narcisismo agudo que ha encontrado a su media naranja en el 'selfie'.

Culto al músculo y al gimnasioCulto al músculo y al gimnasio

Detrás del nombre se encuentra la misma persona que definió la metrosexualidad, el periodista británico Mark Simpson. Quien está vez ha usado a Cristiano Ronaldo como símbolo de los espornosexuales y, que en su día, utilizara a David Beckham como ejemplo de metrosexualidad. Dos claros exponentes de las diferencias entre unos y otros.

Claves del look espornosexual

Ya no hay que acudir a un gimnasio para ver como un hombre luce músculo, las calles se han llenado de espornosexuales que pasean su cincelado cuerpo de manera ostentosa. Para ello, buscan la ropa que más se ajuste, y nunca mejor dicho, a su físico esculpido durante largas jornadas de trabajo con las pesas: camisetas con escote, que se ciñen al torso como una segunda piel, y pantalones pitillos, que parecen leggings, son algunas de las prendas básicas para estos hombres con apariencia similar a la de los superhéroes de los cómics tipo Superman o He-Man, amasijos de músculos embutidos en prendas de vestir a punto de estallar.

Una tribu urbana que también está determinada por su exposición mediática. Las redes sociales son el megáfono perfecto para enseñar su cuerpo de manera explícita y casi obscena en un intento de resultar sexy tanto a hombres como a mujeres. Porque aquí lo que importa es despertar el deseo en sus followers, dejando a un lado la orientación sexual, y, para ello, el lenguaje corporal y las poses no pueden dejar lugar a la duda. El límite, en muchas ocasiones, lo pone la propia plataforma marcando ciertas restricciones respecto a las partes del cuerpo que se pueden mostrar.

Las redes sociales son utilizadas para presumir de abdomenLas redes sociales son utilizadas para presumir de abdomen

Y si el gimnasio es su casa, el cuarto de baño es su sala de operaciones: el cuidado del flequillo va a mucho más allá del corte de pelo y exige una dedicación minuciosa para conseguir un peinado perfecto. Una rutina, secadora o plancha en mano, que debe realizarse de manera concienzuda, ayudándose si es necesario con todo tipo de productos para la fijación del cabello, los espornosexuales no dejan ni un sólo mechón al azar. El mundo para ellos se detiene de tal manera que algunas mujeres comienzan a alzar su voz ante la cantidad de tiempo que dedican a arreglarse la cabellera, hartas del clásico estereotipo de la mujer que pasa horas maquillándose y peinándose. Sólo su amor a las máquinas de bronceado se acerca a la importancia que tiene en sus vidas tener una buena plancha de pelo, porque estar moreno todo el año resulta imprescindible.

Un fenómeno a la vista

Como siempre la televisión es un altavoz de lo que sucede en nuestra sociedad y programas como Mujeres y Hombres y Viceversa son el caldo de cultivo perfecto para esta esta tendencia que tanto se ha enraizado entre adolescentes y veinteañeros que lucen "tableta" y buscan los "likes" de manera obsesiva. Basta con echar un vistazo a las cuentas de Instagram de sus concursantes para tomar conciencia de los espornosexuales y cómo pueden convertir esta aplicación en un álbum de fotos subidito de tono.

Hay que distinguir entre metrosexual y espornosexual, ya que son conceptos diferentesHay que distinguir entre metrosexual y espornosexual, ya que son conceptos diferentes

Atrás están quedando los metrosexuales, los hombres de ahora rinden culto al músculo, al pelo, a la piel,... Su cuerpo es su accesorio más preciado y lo exponen sin miramientos y con una actitud deliberadamente sexy en las redes sociales para disfrute de aquellos que les siguen. Egos a punto de explotar que necesitan una atención y admiración constante. Si sufres estos "síntomas" es que formas parte de la última moda masculina.

Te puede interesar

Comentarios