Menú
Frases que los padres dicen a sus hijas y no a sus hijos y que tú no deberías repetir
Frases que los padres dicen a sus hijas y no a sus hijos y que tú no deberías repetir
DIFERENCIAS

Frases que los padres dicen a sus hijas y no a sus hijos y que tú no deberías repetir

Aún hoy en día continúa el machismo incluso dentro de las casas, y se inculca a los hijos de manera natural.

En la sociedad en la que vivimos, sin darnos cuenta en muchas ocasiones, aún hay pensamientos machistas que se deberían eliminar del todo. En muchas familias los padres y las madres sobreprotegen más a las hijas de los hijos pensando que las niñas están más en peligro que los niños. En realidad de peligro es igual para todo el mundo, y para que en la sociedad comience a se más igualitaria, es necesario educar a los niños de las niñas con los mismos valores y responsabilidades.

De esta manera, los niños y los niños crecerán siguiendo un modelo adecuado a ellos, teniendo en cuenta su personalidad y no tanto su género. Las palabras tienen mucho poder en educación de los hijos, los padres deben saber que a veces los discursos tienen un gran peso de la formación de la personalidad de los hijos. En este sentido, hay frases que los padres dicen a sus hijas pero no se las dicen a sus hijos, potenciando de esta manera una actitud sexista fuera de lugar.

Es importante conocer alguna de estas frases que se puede decir sin querer sin pensar pero que repercute enormemente en la personalidad de los hijos y de las hijas.

Las palabras tienen gran poder en la educuaciónLas palabras tienen gran poder en la educuación

5 frases que los padres dicen a sus hijas si no a sus hijos

No vayas sola por la calle

Si bien es cierto que los padres siempre van a velar por la seguridad tanto de sus hijos como de sus hijas, no poder evitar preocuparse más por las niñas cuando van por la calle. El peligro de las violaciones hacia las chicas es una lacra que aún tiene nuestra sociedad por culpa de que existen hombres que siguen pensando desafortunadamente que la mujer es un objeto sexual.

Esta frase sin darnos cuenta genera mucha inseguridad a las mujeres, una inseguridad causada por hombres que no entienden un no por respuesta causando miedo. Es cierto que es mejor no andar solo o sola por la calle por la noche o cuando el camino puede ser peligroso... pero es mejor transmitir a los hijos normas de seguridad para que sepan cuidarse cuando camine por la calle.

Cambia esta frase por: Si la zona está oscura, te acompaño.

2. Mira, pareces una princesita

Las niñas no tienen que ser princesita y tampoco tienen que esperar al príncipe azul. Las niñas son guerreras y así es como deben sentirse, fuertes, independientes, con la capacidad suficiente para ser ellas mismas, sin tener que estar pensando todo el tiempo en agradar a los demás.

A los niños no se les dicen que parecen príncipes, ni tampoco se les educa para que sean dulces. Pero la realidad, es que tanto los niños como las niñas tiene que ser educados para ser fuertes, independientes, y al mismo tiempo, dulces y agradables. Educar a los niños y a las niñas, para que aprendan de importancia de la empatía y la resiliencia.

Hay que tratar a ambos sexos por igualHay que tratar a ambos sexos por igual

Cambia esta frase por: Se te ve muy bien, ¿te sientes cómoda con ese atuendo? Sí a ti te gusta, a mí también.

3. No te comas eso que te estás poniendo gorda

Existen unos cánones de belleza poco reales de nuestra sociedad. Parece que las niñas desde bien pequeñas tienen que estar siempre guapas y bonitas. Se les compra ropa más bonita, se tiene más en cuenta su aspecto físico, etc. En cambio en los hijos, aunque también se fijan los padres en que vayan bien vestidos y arreglados, quizá no se le de tanta importancia como a las hijas.

Es por esto que resulta importante tener cuidado con las frases que se le dicen a las hijas, porque sin darnos cuenta se puede estar potenciando un trastorno alimenticio que puede acabar incluso, en un trastorno mental. La imagen corporal no es tan importante como la imagen que tus hijos se construyen de si mismos. Su autoestima y su valía es prioritario ante cualquier canon de belleza establecido (y poco real).

Cambia esa frase por: Hay que comer saludablemente para no tener problemas de salud. Si te has quedado con hambre, en la merienda comeremos de nuevo.

Cada uno puede ser lo que quiera de mayor independientemente del sexoCada uno puede ser lo que quiera de mayor independientemente del sexo

4. ¿Quieres estudiar ingeniería? Eso no es para mujeres

Cualquier carrera es tanto para hombres como para mujeres. Una ingeniería puede ser una carrera perfecta para una mujer que se sienta capacitada para hacerla. Tanto a los hijos como a las hijas hay que impulsarles para que realicen sus sueños sean cuales sean. Si tu hija quiera ser ingeniera o mecánica adelante, y si tu hijo quiere ser bailarín, ¿por qué no?

Los padres deben ser los mayores pilares de apoyo para los niños y niñas. Si tus hijos tienen un sueño, tú deberás ser su mayor apoyo, quien realmente crea en ellos... Porque si tú crees en ellos y les apoyas en sus sueños, ellos se encargarán de poder alcanzarlos, porque creerán en sí mismos.

Cambia esa frase por: Si es lo que te gusta, adelante.

5. Tienes que limpiar

En un hogar, actualmente, parece que las tareas domésticas sigan recayendo más en las niñas y mujeres que en los niños u hombres. Aunque todos tienen la misma capacidad para poder realizar las tareas... y también la misma obligación. Pero la realidad es que cualquier persona que viva en un hogar tiene las responsabilidades de limpieza. Los niños y las niñas, desde que son pequeños se les debe enseñar a hacer las cosas en el hogar acorde a sus capacidades, dándoles responsabilidades.

Las tareas en casa deben ser realizadas por niñas y niñosLas tareas en casa deben ser realizadas por niñas y niños

Además de fomentar así la autoestima, es importante también porque aprenden en igualdad de condiciones. Aunque por supuesto, para que los niños crezcan en un hogar donde la igualdad es algo normal, se deberá enseñar primero con el ejemplo, antes que con las palabras.

Cambia esa frase por: Vamos a ver el cuadro de tareas y nos repartimos los quehaceres domésticos entre todos.

Para poder erradicar de todas las personas los pensamientos y frases sexistas, es necesario que todos pongamos de nuestra parte. Ha quedado atrás el hecho de que la mujer sea diferente al hombre en sus capacidades o que sus responsabilidades sean las que antiguamente se le achacaban como cocinar, limpiar o criar a los hijos. Eso está obsoleto. Las niñas deben crecer sabiendo que se convertirán en mujeres fuertes e independientes, y para conseguirlo, los padres deberán educarles de esta manera, y sobre todo, pensar muy bien las frases que se les dice a las niñas y no a los niños.

Te puede interesar

Comentarios