Menú
Condones femeninos: qué son, cómo usarlos y por qué
Condones femeninos: qué son, cómo usarlos y por qué

PROTECCIÓN FEMENINA

Condones femeninos: qué son, cómo usarlos y por qué

En Bekia te explicamos como utilizar los condones femeninos un método de prevención un tanto desconocido.

Son muchos los anticonceptivos que tenemos a nuestra mano para evitar el contagio de una ETS (enfermedad de transmisión sexual) o quedarnos embarazadas durante el sexo si esa no es nuestra intención. Los más utilizados son los condones masculinos, las píldoras anticonceptivas, el anillo vaginal y el DIU (dispositivo intrauterino). Sin embargo, hay otro método para la mujer menos utilizado pero con un porcentaje de efectividad igual de alto que los demás: estamos hablando de los condones femeninos.

¿Qué son los condones para mujeres?

El condón femenino es una bolsa pequeñita que se introduce dentro de la vagina antes de practicar sexo. Para que el coito sea seguro es necesario que la vagina y el pene no tengan contacto directo y que el sexo se desarrolle de principio a fin con el condón puesto. Esto se debe a que el pene puede producir semen antes de eyacular completamente, por lo que existe un riesgo si no se utiliza ningún método de protección. La mujer puede llevar puesto el condón hasta 8 horas antes de mantener una relación.

La mujer puede llevar puesto el condón hasta 8 horasa mujer puede llevar puesto el condón hasta 8 horas

Como hemos mencionado, este método anticonceptivo no es demasiado popular. En 2010 los estudios revelaron que sólo el 1% de las mujeres lo usaban, aunque ha ido ganando adeptas durante estos últimos 6 años. Esto se debe en parte a que su diseño ha ido mejorando. El primer modelo, llamado FC1, estaba hecho de poliuretano y producía un ruido molesto durante el sexo. El siguiente modelo, el FC2, cambió de material al nitrilo y dejó de provocar ese sonido. Pese a esto, las campañas de salud sexual no destinan suficiente dinero para promoverlos y son un método anticonceptivo prácticamente desconocido para la mayor parte de la población.

¿Cómo se usan?

Abre cuidadosamente el paquete y saca el condón de su interior. Comprueba que no está caducado, que su aspecto es el adecuado y que no tiene ningún agujero o rasgadura. No lo destapes con los dientes porque se puede romper accidentalmente, así como también deberás de tener cuidado si llevas las uñas demasiado largas. Procura quitarte antes algún anillo o joyería que pueda provocar alguna rotura.

Aprieta el anillo más pequeño que encontrarás en el extremo cerrado del condón e introdúcelo en tu vagina. Empuja hacia dentro todo lo que puedas, hasta que llegue al cérvix. Para que te resulte más fácil puedes poner un poco de lubricante en el preservativo. El proceso es básicamente el mismo que cuando te colocas un tampón, por lo que puedes adoptar la postura que sea más cómoda para ti: sentada, de pie, agachada, tumbada... no hay una correcta, cada mujer encuentra más fácil la aplicación de una manera.

Asegúrate de que el anillo más grande en el extremo abierto cubre totalmente la abertura de tu vagina. A la vista quedará ésta parte del preservativo pero aunque no quede muy estético ese es su funcionamiento. Cuando estés practicando el sexo verifica que el pene de tu pareja se introduce dentro del condón, no entre el condón y la pared de tu vagina. Si es necesario, guíale tú misma.

Si al inicio del coito el condón se mueve demasiado o te lo has colocado mal y te resulta incómodo puedes quitártelo, aplicar un poco más de lubricante y volvértelo a poner, eso sí, siempre y cuando tu pareja no haya eyaculado. Cuando haya terminado la relación saca lentamente el condón, al cual le puedes enrollar el extremo para que no se derrame el semen. Para terminar tíralo a la basura, no al inodoro ya que puede atascarse. Como siempre, utiliza uno nuevo cada vez que vayas a tener relaciones.

¿Cuáles son los pros y los contras?

Ahora que ya conoces los condones femeninos podemos analizar cuáles son sus ventajas y cuáles sus desventajas. Una de sus virtudes es que ayuda a compartir la responsabilidad entre los hombres y las mujeres a la hora de utilizar un método preventivo de ETS y embarazo. Además, al estar hechos de nitrilo en lugar de látex no afecta a la salud de los que tienen alergia a este material.

Su eficacia es similar al preservativo masculinoSu eficacia es similar al preservativo masculino

Su eficacia es del 95% (es decir, de cada 100 mujeres que lo utilizan pueden quedar embarazadas) y al ser un método no hormonal no afecta a la mujer de esa manera. Sin embargo, algunas personas pueden no sentirse cómodas con este método. Ocasionalmente puede provocar irritación en la vagina o el ano y como puede ocurrir con otros condones, la sensación durante el sexo puede disminuir. Otra de las quejas que se pueden escuchar al respecto es que son difíciles de encontrar o tienen un precio mayor al de los preservativos para hombres.

¿Es necesario que las mujeres lesbianas utilicen condón?

Aunque en menor medida, las mujeres lesbianas también pueden estar en riesgo de contraer una ETS. Durante el tribadismo (relación sexual entre mujeres en la cual frotan sus genitales) también se puede coger una infección si hay alguna herida dentro de la vagina o si se practica estando con el periodo.

Otras formas de infectarse es tocando los genitales de tu pareja y posteriormente los tuyos, compartir ropa interior con personas infectadas o compartir juguetes sexuales sin haberlos desinfectado previamente. Si no tienes desinfectante cerca o quieres estar 100% segura de que no hay ninguna posibilidad de que transmitas o te transmitan una ETS lo mejor es que utilices condones para cubrir los juguetes. Durante el sexo oral también se debe de utilizar protección, ya que del mismo modo puede haber algún tipo de herida en la boca.

Durante la penetración digital, una buena manera de prevenir es usando guantes de látex, que venden en las farmacias, con un poco de lubricante. De la misma forma se pueden utilizar para la masturbación mutua cuando alguna de las mujeres tenga la regla. Sin embargo, el condón femenino no sólo es práctico para una relación entre lesbianas. Los hombres gays también pueden utilizarlo para mantener sexo: en lugar de en la vagina se introduce en el ano y el resto del procedimiento es el mismo.

Se puede usar tanto para hombres como mujeresSe puede usar tanto para hombres como mujeres

¿Qué hacer si se rompe?

Los condones femeninos tienen las mismas posibilidades de romperse que los masculinos, es decir, muy pocas. Sin embargo esto puede ocurrir si no está bien puesto o si está en mal estado. Así mismo, puede ser que al retirar el condón se derrame algo de semen dentro de la vagina. Si este es el caso no te alarmes.

Acude al centro de salud donde pueden hacerte pruebas de embarazo y de ETS (necesario para todo el mundo independientemente de si el sexo se produce entre heterosexuales, lesbianas, gays o bisexuales). Normalmente deberás esperar unos 10 días y luego repetirla a los 3 meses porque según la enfermedad puede desarrollarse a un ritmo diferente. Recuerda que para mantener una buena salud sexual los condones, tanto masculinos como femeninos, son una de las mejores opciones.

Te puede interesar