Menú
Autosexualidad: ¿Cuándo somos autosexuales?
Autosexualidad: ¿Cuándo somos autosexuales?

AUTOSUFICIENTES

Autosexualidad: ¿Cuándo somos autosexuales?

El deseo por uno mismo no es síntoma de tener un ego gigantesco sino que se considera una orientación sexual en la que una persona no necesita de nadie más para satisfacer sus fantasías.

No existen las mismas orientaciones sexuales ahora que hace un par de siglos. O si son las mismas, al menos en la actualidad no existen los estigmas sociales que antaño hacían que determinadas conductas, básicamente cualquiera que no fuera la heterosexualidad, permanecieran en la más profunda intimidad. Por suerte hoy en día la sociedad ha avanzado y ya no solo entiende como normal una relación entre hombre y mujer. Entiende que el amor y el deseo puede ir más allá y uno puede sentirse atraído por personas del mismo sexo, del otro o de ambas.

¿Qué es la autosexualidad?

Incluso puede que no se sienta atraído por otras personas. Lo que se conoce como asexualidad es la ausencia de deseo sexual por otras personas, pero tiene varias variantes. Una de ella es que no carece totalmente de deseo, sino que lo tiene por si mismo. Es la autosexualidad. Hay que tener en cuenta que se trata de una orientación sexual conocida desde hace relativamente poco tiempo y sobre la que poco se conoce. El propio asexual pueda llegar a sentirse confundido, incluso incómodo, con su sexualidad.

Una persona asexual puede tener una relación romántica con otra personaUna persona asexual puede tener una relación romántica con otra persona

Además, su orientación respecto al sexo no delimita el amor que pueda sentir hacia otra persona. Puede tener una relación romántica y aún así no sentirse atraído en el terreno sexual por su pareja.

El deseo sexual

Una persona autosexual es aquella que no siente deseo por otras personas. No es que no quiera sentirlo, es que simplemente en su cuerpo no se producen las mismas reacciones ante el sexo que en los de otras personas. No se excita con otras personas ni siente deseo. Es mas, en algunas ocasiones puede llegar a rechazar el contacto íntimo con otras personas.

Pero el autosexual no es que tenga carencia de deseo sexual. Todo lo contrario. Lo tiene y claramente identificado. Lo que ocurre es que únicamente él mismo puede despertarlo y satisfacerlo.

La persona autosexual solo es capaz de satisfacerse a sí mismaLa persona autosexual solo es capaz de satisfacerse a sí misma

La masturbación

Ante esta situación la masturbación es el único modo en que el autosexual satisface sus deseos. Se trata del único posible, tanto en mujeres como en hombres. Solo él es capaz de conseguir que sienta placer con el sexo cuando es él mismo quien lo satisface, así que acaba por rechazar cualquier encuentro carnal con otras personas.

Y es que la masturbación es la forma de satisfacer su deseo pero solo si él mismo la practica. No sirve que sean otros quienes lo hagan, puesto que de este modo no resultaría satisfactorio para él. Un contacto íntimo como este le resultaría de lo más incómodo. Sin embargo eso no quita para que el autosexual tenga fantasías en que haya otras personas implicadas. Es habitual que se excite imaginándose que practica sexo con otras personas-ya vimos como puede sentir amor romántico por otros- o que lo consiga viendo una película porno, pero siempre y cuando sea él mismo quien satisfaga su deseo a través de la masturbación.

Las relaciones románticas pueden llegar a buen puerto con una persona autosexualLas relaciones románticas pueden llegar a buen puerto con una persona autosexual

Falsas creencias

Esto tampoco quiere decir que personas que disfrutan con la masturbación o recurren a ella con más frecuencia que al sexo en pareja sean autosexuales. Puede ser que simplemente les guste esta forma de practicar el sexo, incluso se sientan más cómodos que cuando lo hacen con otra persona.

El hecho de que un autosexual solo se excite consigo mismo y pueda tener un sexo satisfactorio a través de la masturbación puede hacer que estas personas sean vistas erróneamente como egocéntricas o antisociales. Esto no es así, el asexual puede llevar una vida plena en todos los sentidos, incluso disfrutar del amor en pareja, con la salvedad de que no disfrutará el sexo más que en solitario.

Te puede interesar